martes, 19 de marzo de 2019

Una perlita de Purim



El Jidushei Harim trae una explicación muy interesante a la declaración de la Guemará que "uno está obligado a embriagarse en Purim hasta no distinguir...": esta misma afirmación demuestra cuán grandioso es el día de Purim! ¡Un tremendo Et Ratzón!
Y explicó esto con una historia:

Sucedió cierta vez que se dirigieron al Baal Shem Tob implorándole que logre anular un terrible decreto que había recaído sobre cierta comunidad. El Baal Shem Tob hizo un Davenen, pero no veía respuesta... Más bien, veía que el decreto ya había sido sellado en el cielo. Les dijo: "queda sólo una opción. Viajen a tal aldea y diríjanse a fulano de tal, ¡su Brojé es una Broje y su promesa es efectivamente una promesa!"

Emprendieron el viaje, y preguntaron adónde vivía 'Rabí fulano' de tal. Enseguida estallaron las risas, ¿Rabí...?! Ni sabe leer! ¿Qué tienen uds. con él?
"Vinimos a pedirle una bendición para que seamos salvados." Las risas ya pasaron a burlas: "¿que los bendiga?! Ni hace Davenen!"
Ellos insistieron y dijeron: déjenos hablar con el, quién sabe...
"Pero cómo lograrán hablar con él? Está constantemente borracho, en ningún momento se lo ve sobrio como para entablar una conversación!! Al oír tal descripción estaban bastante aturdidos, más querían cumplir la petición de su Rebe! Así que les indicaron la dirección, y allí estaba, rodeado de otros borrachos, revolcándose en su vómito, completamente dormido. Esperaron hasta que se despierte. 

Apenas se despertó, extendió su mano hacia la botella, pero le dijeron: "Vinimos a recibir una Broje!"
Soltó unas carcajadas, entre bostezos y eructos, y no entendía que querían de él, quería seguir tomando! 
Vieron entonces de quién se trataba, y decidieron sacarle la botella diciéndole, "te la devolveremos, y te compraremos además otra botella de mucha mejor calidad, con la condición de que nos des una Broje!" Los bendijo profusamente, con tal de que le alcancen la bebida, y sólo entonces le trajeron una mejor botella que la tomó hasta quedarse dormido nuevamente...

Y, maravillosamente, la Broje se cumplió y el decreto pasó y fue revocado! Volvieron al Baal Shem Tob, totalmente asombrados, para que les explique que fue lo que pasaba.

El Baal Shem Tob les dijo: "Les explicaré. La verdad es que los Yehudim de aquella aldea tenían razón. Aquel Yehudi era un ignorante total, sin Torá ni Mitzvot, con una personalidad sumamente burda y grotezca y un Yetzer Hará muy fuerte. Cierto día oyó acerca de cierto lugar importante de Pritzut, un centro burlesco e inmoral, donde se le da allí rienda suelta al Yetzer Hará, sólo que cuesta una suma muy grande de dinero, además de lo que costaba el largo viaje. Fue juntando el monto durante un largo tiempo y emprendió viaje.

Durante el viaje, pasó por un pueblo y oyó de repente unos clamores y lamentos que rompían el corazón. Quiso averiguar de qué se trataba, y resultó que aquel pueblo debía grandes sumas y deudas al Paritz (señor feudal) por las tierras que utilizaban, y estaban hostigando a las autoridades Yehudim de esa zona. En ese mismo momento este hombre decidió encontrarse con el Paritz, y entregarle toda la suma de dinero que tenía consigo. Con eso se los liberó de inmediato a los prisioneros, y él perdió todo su sueño y posibilidad de lo que se esperaba disfrutar allí, tomando el camino de regreso a su casa.

Aquí culminó el Baal Shem Tov su relato y dijo: No podemos hacernos una idea del tremendo Nisayón que ese Yehudí atravesó y con éxito. Yendo a lo más bajo, y cediendo todo por esa Mitzvá provocó en el Shamaim toda una conmoción, quedando establecida su recompensa por eso, ¡que todo lo que decrete se cumpla!!
Enseguida el ángel acusador objetó: ¿Y si decreta que haya algún Tejiat Hametim? ¿Y si decreta que sea la Gueulá, que venga el Moshiaj, antes del tiempo previsto? ¿Cómo se le puede otorgar semejante 'arma' sin ninguna continencia, puede cambiar con eso todo el Seder Bereshit?!
Por lo que finalmente se decidió que esté arrojado a la bebida, que lo desconectaría del mundo, estará sumido en su Mashke, sin distinguir nada. De esa forma, no podrá aprovechar como se debe su aptitud.

El Jidushei Harim explicaba con esto: el día de Purim es un día sumamente elevado, más incluso que Yom Kipur, (Yom Kipur es sólamente KIpur, como Purim), y es un día de Et Ratzón más que Yom Kipur, la prueba de esto está que en Yom Kipur todos pedimos, pero no siempre se nos conceden los pedidos, mientras que en Purim, hay una Halajá: Todo aquel que extiende su mano y pide, debe dársele! Cada uno puede lograr todo lo que desee! Por lo que los Jajamim temieron que quizás pidan no como se debe o lo que uno verdaderamente necesite, y se ocuparon de 'honrarnos' el día con la Mitzvá de emborracharnos...

Sin embargo, aclara el Jidushei Harim: Bajo ninguna circunstancia diga alguien que hemos 'perdido' (o tenemos desaprovechado) debido la disposición de los Jajamim de emborracharse, etc
Parece ser, que Hashem tiene más Najes de que oigamos a nuestros Jajamim a que estemos solemnemente pidiendo por nuestro propias necesidades, etc, aún cuando podamos obtenerlas!!










lunes, 18 de marzo de 2019

Purim con el Rebe: Una presentación especial

Farbrenguens de Purim con el Rebe a través de los años. Editada y presentada por JEM para Purim 5779.

Una pizca de lo que era vivenciar Purim con el Rebe. Algo extraordinario.
(Ver en pantalla grande para mejor calidad)

domingo, 17 de marzo de 2019

Video: Un milagro de Purim



En este espectacular clip, el Rab. Iosef Itzjak Gurewitz recuerda el tiempo en que él fue enviado por el Rebe a estudiar en Israel. Cuando llegó el día de Purim, el Rebe pidió que ellos traigan la alegría de Purim a los soldados que estaban ubicados en diferentes bases de Israel, algunas de las cuales se encontraban en lugares peligrosos. Cuando se estaban acercando a su destino, se enfrentaron con un peligroso obstáculo, pero motivados por su misión y palabras del Rebe, ellos decidieron continuar adelante. Imagine el entusiasmo de ellos cuando el Rebe reconoció su entrega. Esta historia el Rebe la utilizó como una enseñanza para la vida.



Una anécdota de Purim





El Frierdiker Rebe le aconsejó a Reb Jatch'e (Yejezkel) Himelsthein que se convirtiera en el Rov de una determinada ciudad. Reb Jatshe, conocido por su humildad, respondió: "No soy digno de convertirme en un Rov, hay ciertas halajot (leyes) en Joshen Mishpat (asuntos monetarios), que no tengo al cien por ciento claridad y precisión en ellos."

El Frierdiker le respondió contándole la siguiente historia.


Era un Purim y, como en muchos pueblos y aldeas, alguien tomó vino o mashke de más, lo que lo llevó a quedarse profundamente dormido en un banco. Algunos de los niños/jóvenes lo vieron en su profundo sueño y quisieron divertirse un poco.

Así que consiguieron la ropa de un galaj (un cura o monje), (era un disfraz, siendo que era Purim, cuando muchas personas suelen disfrazarse) y se lo pusieron. Un rato más tarde, cuando esta persona se despertó, todavía estaba un poco embriagado y vio que llevaba puesto el atuendo de un galaj. Mirándose a sí mismo, se dijo "¡esto no puede ser!, No soy un sacerdote. Soy judío!"

Sin embargo, dado que su mente todavía estaba nublada, dijo luego: "Sin embargo, estoy usando las ropas de un sacerdote, eso significa que debo ser un galaj." Incapaz de llegar a una claridad concluyente, decidió que haría una prueba para ver si es un galaj  o no.

"Abriré el libro de los galajim y veré; Si puedo leerlo, eso significa que soy un galaj, si no puedo leerlo significa que no soy un galaj. Así que abrió uno de los libros y vio que no podía leer una palabra, ya que estaba escrita en un idioma que le era ajeno(es decir, en latín). En ese momento dijo: "definitivamente no soy un galaj!"

No obstante, un momento después, rechazó esa prueba: "si no soy galaj , ¡¿por qué estoy usando ropas de clérico?! Los únicos que usan estas vestimentas son los galajim." Por lo que llegó a la siguiente conclusión: "soy un galaj, y muy probablemente la mayoría de los sacerdotes tampoco saben leerlo. Después de todo, no soy un keilije (lisiado, incapacitado o deficiente), y si ellos pueden ser curas aunque no sepan leer esto, yo también puedo ser un galaj...

El Frierdiker Rebe concluyó: "Una moraleja que se debe aprender de esto es: No pienses que otros están más dotados de sabiduría que tú. Todos tienen sus deficiencias; solo aquellos que tienen éxito no permiten que las deficiencias los obstaculicen en su camino hacia el éxito."

***

Cuando le comenté esta historia a otros, me informaron que escucharon que el mensaje del Frierdiker Rebbe fue mucho más que eso, que había además un segundo mensaje.

El Frierdiker Rebe le estaba diciendo:  cuando se te asigna una responsabilidad o tarea que cumplir, es común que la 'humildad' de una persona argumente "soy incapaz de lograrlo". Entonces, el mensaje es: mira a los que sí han lograron cosas, ¿crees que inicialmente todos tenían los talentos para triunfar? No, no lo tenían, pero perseveraron y tuvieron éxito de todos modos. Así también, aún si es cierto que te falte claridad en ciertas halajot, con el tiempo y la perseverancia, obtendrás ese conocimiento.

El segundo punto es: Tu ropa o posición puede influir sobre tu comportamiento. Sin embargo, al mismo tiempo, uno debe tener en cuenta que las prendas por sí mismas no te convierten en esa persona. El Frierdiker Rebe quería que se convirtiera en un Rov, y al aceptar esa posición no se llenaría el vacío que él sentía que le faltaba. Tendría que esforzarse para llegar a esa posición.

sábado, 16 de marzo de 2019

9 de Adar Sheni: ¡América no es diferente!

El 9 de Adar (II), dia en el cual el Frierdiker Rebe llegó a América.


miércoles, 13 de marzo de 2019

Un hermoso Maise de Purim



Había una vez un Yehudi que vivía en una aldea próxima a Koznitz, y (desafortunadamente) era realmente pobre. Para Purim cierta vez fue a la gran ciudad, para oir la lectura de la Meguilá en un Beit Hakneset. El Baal Koré resultó ser nada menos que el Maguid de Koz'hnitz, y al oír semejante lectura este aldeano estaba colmado de alegría. Luego de la Tefilá se acercó a él el Tzadik y lo saludó, preguntándole: "¿Acaso tú no eres de tal aldea? ¿Por qué no me has traído un Mishloaj Manot?"
 
El hombre se quedó en silencio sin saber qué contestar, dado que no había ni pan en su casa. ¿Y de dónde sacaría un Mishloaj Manot para el Maguid? Más el Maguid continuó diciéndole: "Después de todo, hoy es Purim! Ven con nosotros y prueba un Lejaim!" 

El hombre fue a la casa del Maguid y allí le sirvieron lejaim y diferentes aperitivos y bocados. Debido a la alegría del mérito de poder estando tomando Lejaim con el Maguid y la Jebraye, se transformó totalmente, juntó coraje y se dirigió a la casa de uno de los adinerados de la ciudad que era comerciante de vinos.

"Purim Sameaj! Déme por favor una buena botella de vino, a crédito, y ciertamente le pagaré, y si no (llegara a pagarle), hoy es Purim!"

El comerciante aceptó y le dio una botella de vino. Luego fui a una tienda de comestibles y dijo de nuevo:
"Purim Sameaj! Déme dos o tres manzanas, y ciertamente se las pagaré, y si no llegara a pagar, hoy es Purim!!" 
También allí accedieron y así corrió, con gran alegría, de regreso a lo del Maguid, le entregó el vino y las manzanas, y le dijo: ¡Rebe, aquí le entrego un Mishloaj Manot!"
"Bien hecho!", respondió el Maguid, "y recuerda que cada Purim debes traerme un Mishloaj Manot."

Después, hizo el aldeano un razonamiento:
"Mis hijos están muertos de hambre y ni están viviendo una atmósfera de Purim. Iré a alegrarlos!

Fue nuevamente al comerciante de bebidas y le dijo de nuevo de la misma manera, le pidió que le diera una botella de Mashke a crédito, "y si no pagase, hoy es Purim!"
De allí se dirigió al panadero, pidiéndole del mismo modo, y de allí a otra tienda donde recibió algunos pescados salados, entonces corrió rápidamente a su casa.
"¡Purim Sameaj! Purim Sameaj!"

Su familia pensó que había enloquecido, no se lo imaginaban con esa alegría, pero él sirvió el pan y el pescado salado, junto con el Mashke delante de ellos y dijo:
"Coman, beban y pónganse contentos, que hoy es Purim!!"
No rechazaron la invitación... comieron, bebieron, él también se sumó a ellos, y después de haber bebido algunos vasos del Mashke, estaban llenos de alegría.
Asi que se levantaron, él junto a su esposa, y comenzaron a bailar, cantando "A freile'jn Purim!!, hoy es Purim!!" Así bailaron durante un buen rato, desbordando de alegría. De repente, escuchan golpes en la puerta, y el hombre la calma a su esposa: No temas, seguramente algún Goi quiere perturbar nuestra alegría de Purim.

Y seguían golpeando cada vez más fuerte, y la mujer dijo: "debe ser fulano el goi, que suele traernos papas, voy a abrirle."
Cuando abrió la puerta, entró el goi todo golpeado, herido y ensangrentado. Inmediatamente comenzaron a tratarlo, lo lavaron y le dieron una copa de vino y una barra de pan. Él comió y bebió, y dijo:
- "Me han revivido! estaba entre la vida y la muerte. Y pasó a contarles que su único hijo lo golpeó salvajemente y lo echó, y si no hubieran acudido en su ayuda, hubiera muerto de frío y dolor por las palizas."

Y después de eso les dijo:
"Dado que me han ayudado y salvado la vida, y por cuanto que mi hijo se volvió un asesino cruel, vengan conmigo al bosque que les mostraré un tesoro de mucho dinero que pensaba dárselo a mi hijo antes de mi muerte. Ahora se los revelaré y se los daré como regalo."

Y el hombre fue con el goi al bosque, y le mostró que debajo de cierto árbol había enterrado su tesoro. Unos días después, el gentil murió por las heridas y golpes que había recibido. El Yehudi fue al bosque, cavó en el lugar donde el gentil le mostró, encontró gran fortuna allí y se enriqueció.

Cada Purim iba a lo del Heiliker (sagrado) Maguid y le llevaba un hermoso Mishloaj Manot, con mucha satisfacción.


Fuente: Sipurei Jasidim

lunes, 11 de marzo de 2019

Limudei Jol - (continuación) - Meguilat Ester

Como continuación de las últimas anécdotas publicadas aquí relacionadas al Limudei Jol (estudios seculares) encontré apropiado citar este Vort, behashgajá Pratit, relacionado con Purim y la Meguilat Ester.


Alguien una vez intentó traer como prueba de la Meguilá que los Yehudim necesitan dedicarse a estudiar y aprender todas las ciencias y conocimientos seculares:

En la Meguilá, tenemos la historia de Bigtan y Zeresh, quienes estaban parados en el patio real debatiendo cómo matar al rey. Hablaban en un idioma extranjero y estaban seguros de que nadie más lo entendía. ¡Pero Mordejai era parte del Sanedrín, y necesitaba saber 70 idiomas! Debido a esto, fue que pudo transmitir el mensaje y salvar la vida del rey. ¡Esto es finalmente lo que salvó a todos los Yehudim!

¡Esa historia, dijo aquel hombre, demuestra que necesitamos conocer las lenguas y temas seculares!

En un Farbrenguen, el Rebe habló sobre lo que esta persona había dicho. El Rebe dijo que la verdad es justo lo contrario! Si en la historia de Purim, todos los Yehudim conocerían ciencias seculares, incluyendo todos los idiomas, ¡entonces Bigtan y Seresh nunca hubieran hablado en voz alta! Si supieran que todos los Yehudim sabían idiomas extranjeros, no habrían hablado en un lugar donde Mordejai pudiera escucharlos.

El hecho es que la mayoría de los Yehudim no sabían idiomas extranjeros. ¡La única razón por la que Mordejai lo conocía fue porque necesitaba para formar parte del Sanedrín! Solo conocía las materias seculares en función (y en lo que atañe a su) Avodat Hashem. Y por haberlo estudiado por las razones correctas, fue que se convirtió en parte del nes.

Esa es una importante lección para nosotros también:

Cuando estudiamos ciencias o materias seculares, debemos recordar por qué lo estamos haciendo. Puede que sea porque es parte del jinuj que nos están dando nuestros padres, para que podamos entender mejor una parte de la Torá, o cuando seamos mayores, podría servir para obtener parnasa para nuestras familias. ¡Pero cada cosa que aprendemos debe ser con el fin de ayudarnos a acercarnos más a Hashem!


(Fuente: Chitas for Kids, KidsChitas.org)

domingo, 10 de marzo de 2019

Snapshots - Anécdotas cortas con el Rebe - Davenen y el Shul

Número 1
El Mensaje del Rebe


"Durante el invierno de 5730 (1970)", relata el profesor Velvel Green, "Me invitaron a Londres, Reino Unido para participar en una investigación epidemiológica, mi campo de especialización. Bajo la directiva del Rebe, invertí también mucho tiempo para ayudar en la labor de Lubavitch allí.
“Un día, mientras estaba ocupado en el trabajo en el hospital, recibí una llamada urgente. "Hay una reunión de emergencia en la Lubavitch House", me dijeron. "Entró un mensaje importante del Rebe. Deja todo, ven ahora."
"Me tomé el tren. En la Lubavitch House, vi a todos los jasidim locales y simpatizantes de Lubavitch ya allí reunidos en silencio. Reb Bentzion Shemtov estaba sentado a la cabecera de la mesa, pero no emitió ningún sonido. Me dijeron que acababa de llegar de Nueva York con un mensaje importante para todo Anash.
"De repente, Reb Bentzion se levantó y anunció:"¡El Rebe dijo que el Davenen debe ser "lindo!"
“La reunión había terminado. A partir de ese día, todos hacían Davenen con un minian, no se charlaba en el medio, y los jazanim fueron elegidos
cuidadosamente; El davenen se revolucionó y se convirtió en uno "más lindo".

(Profesor Green Shalom Ubrajá, p. 153) 

jueves, 7 de marzo de 2019

Instantáneas - Anécdotas con el Rebe - Jinuj #16

Número 16

El Pidion Shvuim más grande


Reb Berl Futerfas relata:
“Mi padre, el mashpia Reb Mendel, dedicaba algunas semanas cada invierno para recaudar fondos para la judería rusa. Esta era una continuación de su trabajo allí: ayudar a Id'n b’gashmius.
“Un año se le pidió que recolectara también fondos para el Jeider de Oholei Torah. "Sin saber qué hacer, le preguntó al Rebe en un yejidus, y el Rebe lo alentó a recaudar fondos para el Jeider también."
"Mi padre todavía estaba preocupado. Le dijo al Rebe: "Pero alguien que dio mil dólares el año pasado dará lo mismo otra vez, para que se divida entre las dos causas. ¿Esto no quiere decir que las donaciones del Jeider están siendo a cuenta de los fondos de pidion shevuim (rescate de cautivos)?
"El Rebe lo miró a mi padre y le dijo: '¡Salvar niños de que estudien limudei jol es el mejor pidion shevuim!'"

(Tal como lo escuché de Reb Berl)

Fuente: Magazine Perspectives

***

Nota de Redacción de Jasidishe News:


De esta manera, culminamos Baruj Hashem la segunda serie de "Snapshots", "Instantáneas - Anécdotas cortas con el Rebe", esta vez el módulo de Jinuj. Seguiremos beez"H  con la próxima serie de anécdotas cortas, "Snapshots"- Anécdotas cortas con el Rebe - Davenen y el Shul.

Quiera Hashem permitirnos seguir difundiendo estas anécdotas y que logren inspirarnos para bien, y finalmente ver los frutos, con la llegada concreta del Moshiaj muy pronto.


***

Lista completa de "Anécdotas con el Rebe - Jinuj":

Número 1
Número 2


martes, 5 de marzo de 2019

Instantáneas - Anécdotas con el Rebe - Jinuj #15

Número 15
Novelas juveniles 
Shmuel Argaman fue uno de los primeros autores de novelas Frum para niños y jóvenes (en Hebreo), allanando el camino para muchos que lo seguirían. En 5738 (1978), publicó The Submarine Submerged at Midnight, que incluía un poco de ciencia ficción. Cuenta allí la historia de un grupo de Yehudim escapando de Rusia, y cómo luchan contra una organización terrorista que busca dominar el mundo usando rayos mortales.
Envió su libro al Rebe, pidiéndole una crítica constructiva. 
Después de agradecer a Shmuel por enviarle el libro, el Rebe escribió: "Si bien es cierto que las historias educativas de los niños deben ajustarse de la manera correcta para que se sientan atraídos a ellas, ya que son niños, si los mensajes que el autor desea transmitir están demasiado oscuros (eclipsados), pueden ser pasados ​​por alto."
“No se puede confiar en que los jóvenes deduzcan las sutilezas, cuando tan poco texto se dedica al mensaje. Especialmente dado que no es una parte integral de la narrativa."
En un nivel práctico, orientado a los detalles, el Rebe le aconsejó:"Debe dedicarse el texto suficiente para [transmitir] las ideas de Irat Shamaim, y las imágenes o subtítulos también ayudarán a dirigir su atención a ellas."


domingo, 3 de marzo de 2019

27 de Adar - Una Reflexión


El Rebe, foto tomada el 27 de Adar I 5752

Pasaron 27 años. Nadie soñó que iba a poder pasar tanto tiempo. Cada momento que pasaba se esperaba que este tramo tan difícil termine de una vez, para demostrarse que todo esto era solamente un paso o desafío para llegar a la gran revelación de la Gueulá concreta y completa.

Pero sin mucho profundizar podemos contemplar las últimas Sijot y Maamorim que el Rebe nos legó para pasar esta difícil época, y podemos darnos cuenta que el Rebe nos dejó (por así decirlo) "preparados" para poder sobrepasar también esto, y no bajar los brazos de ninguna manera ni hacer concesiones de ningún tipo.

Solo tomemos de ejemplo el último Maamar que el Rebe corrigió (y decidió repartir a todos, hombres, mujeres y niños, en Purim Katan, Adar del 5752). Se puede escribir muchísimo de las últimas Sijot, etc. Pero sólo resaltaremos 2 ejemplos cortos (Mamar y Sijá):

En el último Maamar, "Veatá Tetzave" explica en extenso 3 tipos de pastores fieles, que nutren y alimentan la Emuná de su pueblo.

El primero, Moshe Rabenu, internaliza la Emuna a través de introducir Daat, que conozcan a Hashem también utilizando su Sejel, una Avodat Hashem más Pnimi. (Y se podría aplicar más recientemente este modo con el Alter Rebe, que hizo bajar la Emuná y las bases de Jasidut en Jojmá, Biná y Daat, fundando JaBa"D).

El segundo, Mordejai Hayehudi, que reveló la fuerza del Mesirut Nefesh en momentos de Gzeirot. (Y se correspondería entonces con el Friediker Rebe, que también activó de manera semejante en la Rusia Comunista, manteniendo el Idishkait bajo Mesirut Nefesh).

El tercero, que es el objetivo final, es aquel que moviliza a, también en una época donde no hay decretos o persecuciones, estén sacudidos y estremecidos por completo del hecho que no viene la Gueulá final. Que todos los Kojot Pnimiim, Sejel, Herguesh estén compenetrados con este punto, que sea esta toda su existencia.

Después de "Veatá Tetzave", la orden de Moshé Rabenu, viene "Veikju Eileja", que Am Israel trabajen y lo logren por motus propio, con sus propias fuerzas, sin la orden de Moshé, sino por el contrario, como si fuera que ellos producen un Jidush en Moshe. Por propia iniciativa, sin que venga de arriba. Sabiendo sin embargo, que esto mismo es sólo capaz de lograrse con la fuerza de Moshé Rabenu. Aferrados y conectados al Moshé Rabeinu de la generación.

(El que no ve en estas palabras de aquel famoso Maamar una relación con lo que pasó y cómo debemos actuar ahora, se puede decir que "עיניים להם ולא יראו"...)

***

Para traer un ejemplo de una Sijá de aquella época: 3 de Shvat 5752 (2 meses antes del 27 de Adar). Está impresa y corregida por el Rebe.

"[...]Con respecto a Nasi Dorenu, encontramos que su modo de conducirse fue davka en una manera de alegría!
Lo asombroso de esto, es considerando el hecho que físicamente fue una persona con mucho sufrimiento físico, que repercutió esto también en asuntos rujniim.
Como fue hablado (una vez), que un médico le dijo una vez, ¿Cómo puede ser? El Rebe es el que habla siempre de difundir los manantiales de Tora y Jasidut, y tendría que principalmente él poder tener el potencial de hablar, sin impedimentos, más que cualquier otra persona! Y a pesar de eso, vemos lo contrario, que sus sufrimientos físicos afectaron su poder del habla, afectaron su capacidad de decir Maamarim, Sijot, etc. que no tendría que ser así.
No se puede decir "que no tendría que ser así" cuando hablamos de Hakb"H y cómo maneja su mundo, la intención es cómo "tendría que ser" según el entendimiento del ser humano.
Y esta era la Taaná (argumento) del profesor, el médico del Rebe,
Encontramos lo mismo con respecto a Moshé Rabeinu: Cuando Hashem lo elige para sacar al pueblo, y Moshé dice que tiene impedimentos en su habla, Hashem le responde que 'Aharon será tu boca' para transmitir el mensaje, etc.
Y a pesar de todo lo dicho, siendo una persona que sufrió mucho, hasta sufrir impedimentos beGashmiut ubeRujniut, su modo de conducirse fue siempre con Simjá!
[...]Lo que nos incumbe a nosotros de todo esto: Que cada uno reciba sobre sí una buena decisión en temas de estudio de Torá del Rebe, que el estudio sea de tal forma, que por medio de él, se llene y complete el impedimento que había en el Rebe (sea el motivo que fuese)..."

Hasta aquí las palabras textuales de aquella Sijá, días antes del 27 de Adar...

Maise: Si lo dijo, es así!


por el rabino Sholom DovBer Avtzon

El Tzadik Reb Pinjos Koritzer una vez le ordenó a uno de sus Jasidim que salga a recaudar fondos para sus actividades (de Reb Pinjos). Sin embargo, esta vez le entregó una lista por escrito en la que señalaba que debía acercarse solo a estos Jasidim e informarles que su Rebe les pide que participen en este esfuerzo.
Cuando llegaba a cada casa y les mostraba que el mismo Rebe escribió su nombre, todos hacían una donación extremadamente generosa.
Sin embargo, al llegar a una casa, la esposa de la persona a la que se dirigía abrió la puerta, y cuando le pidió hablar con su esposo, ella estalló en llantos. Entre sus sollozos, le contó que hace tres semanas su esposo salió de su casa para ir en un viaje de negocios anual, sin embargo, dos días después, el barco en el que se encontraba volcó, sin dejar sobrevivientes.
Además, ella se lamentaba al ser que su cuerpo es uno de los tantos cuerpos que no llegaron a tierra, por lo que ahora tiene que ir a numerosos Rabanim para recibir un heter aguná (una liberación de su estado matrimonial, basado en el hecho de que el barco volcó en el mar, y definitivamente no sobrevivió). De esta manera, se le permitiría volver a casarse y sus hijos pequeños tendrían un “padre” en su vida.
Por lo tanto, en este momento, lamentablemente no podría participar en la solicitud y necesidad del Tzadik, ya que no tiene idea de cuánto dinero le debe su marido a los demás, etc.
El Josid regresó, dando una explicación detallada de lo que cada persona dio, y también le entregó al Tzadik las cartas que muchos de ellos le enviaron con él. Luego le contó el horroroso relato que le contó la esposa de uno de sus Jasidim.
Reb Pinjos Koritzer respondió: “Siendo que escribí la lista después de que el barco se haya volcado, y Hashem puso en mi mente la idea de agregar el nombre de su esposo, eso significa que él está vivo. De lo contrario, no se me hubiera ocurrido anotarlo específicamente a él, de entre todos mis Jasidim. ¡No se ahogó!
Unas semanas más tarde, la señora llegó a lo de Reb Pinjos para pedirle y suplicarle al Tzadik que la declarara (halájicamente) viuda (ya que su esposo definitivamente había fallecido) y que podía volver a casarse.
Reb Pinjos se unió a ella en su dolor, sin embargo, le informó que, según la halajá, uno no puede asumir automáticamente que una persona que desaparece en el mar ya no está viva. Y sobre todo dado que cree que su marido está vivo.
Estas palabras la sobresaltaron y ella exclamó: "¿Cómo es posible que sobreviviera y estuviera vivo? Si está vivo, ¿por qué no volvió a casa o al menos envió una carta? ¿Y sobre qué base asume el Tzadik que sólo él sobrevivió?
Reb Pinjos respondió: “Siendo que Hashem me puso en la mente el pedirle a su esposo como a una de las personas que participara en esta Mitzvá de todos mis otros Jasidim, eso significa que estaba vivo en ese momento. Y la lista se compiló días después de que el barco se haya volcado, así que le digo, su esposo está vivo. Vaya a casa y verá, él volverá a casa, espero que sea muy pronto.
Al escuchar estas palabras directamente del Tzadik mismo, le dio esto a la señora un tremendo aliento y le levantó el ánimo. El Rebe estaba tan confiado en lo que dijo, debe ser así.
Así que ella regresó a casa y esperó con anticipación el regreso de su esposo. Sin embargo, a medida que pasaban los días y las semanas y no había noticias de él, y los deudores golpeaban su puerta diciendo que querían su dinero, exigiendo que ella comenzara a vender sus bienes, era demasiado para ella. Así que un mes después, una vez más viajó al Tzadik.
Reb Pinjos le dijo: “Su esposo está vivo y bien. De hecho, apenas unas horas después de salir de su casa, llegó y lo está esperando. Con respecto a su pregunta sobre cómo sobrevivió cuando todos los demás en el bote no lo hicieron, debe saber que fue en mérito a su compromiso de patrocinar y pagar el aceite del ner tamid de nuestro Beis Midrash (una llama eterna que queda encendida en muchos Shuls) .
En el barco había un barril de aceite (petróleo), y cuando el barco se hundió, quedó flotando en el agua. Hashem en Su tremenda amabilidad hizo que el barril flotara junto a su esposo y él logró agarrarlo y tirarse encima de él. Así que flotó en él durante mucho tiempo hasta que llegó y 'desembarcó' en una orilla. Le tomó mucho tiempo, hasta recuperarse de su terrible experiencia y estar lo suficientemente saludable y sano como para comenzar a viajar a casa. Ve en paz y que tú y él sean bendecidos."
Un sentimiento de júbilo reemplazó la pesada carga que tenía sobre su hombro y ella corrió a su casa y, efectivamente, encontró a su esposo sano y salvo.

******

Escuché esta historia durante un Farbrenguen de Rab Mangel. Agregó que Reb Pinjos declaró que desde que el pensamiento pasó por su mente al mencionar el nombre de esta persona, es una prueba definitiva de que está vivo. Entonces, ¿cuánto más es así cuando se trata del punto que el Rebe mencionó tantas veces, que higuia zman Gueulatjem?! (que ha llegado el momento de la redención.) Sí, hace más de 25 años que lo dijo. Pero al igual que para esa mujer, cada día parecía un año y cada semana parecía una eternidad, pero la verdad es que lo que dice un Tzaddik es así.
Entonces, dado que el Rebe nos lo dijo, es así.
Así que, aproximándonos a Jof Zain Adar, recordemos que el Rebe nos informó de este punto, y esa es la realidad.

viernes, 1 de marzo de 2019

Maise - My Story - Secreto contado sólo después de fallecer

El Sr. Aharon Denderowitz, de Londres, cuenta un secreto que el amigo de su padre le contó después de su muerte, sobre una misión que tenía del Rebe.


El Sr. Aharon Denderowitz reside con su familia en Londres, Inglaterra, donde trabaja como maestro de escuela primaria. Fue entrevistado por el Proyecto My Encounter de JEM en junio de 2018.


Durante mi primera infancia, al criarme en Londres, mi padre estuvo en gran parte ausente. Estaba muy enfermo e internado la mayor parte del tiempo, por lo que mi madre tuvo que ir a trabajar, mientras mis abuelos me cuidaban. Recuerdo que en repetidas ocasiones le pregunté a mi madre: "¿Dónde está papá?" Y su respuesta: "Él estará en casa pronto", y yo presionando "¿Cuándo?" Y ella respondía "No lo sé..."

Pero para cuando cumplí cinco años, algo cambió. A principios de 1958, mi padre fue dado de alta del hospital y nos fuimos a vivir a Gateshead. Ahí es donde la vida volvió a la normalidad, fui a la escuela y todo estuvo bien.

Pasaron los años y, eventualmente, cuando mi padre tenía unos sesenta años, desarrolló un cáncer (r"l) y comenzó a desvanecerse; ingresó a un hospital y murió. Durante la semana de shivá, (el período de luto de siete días por un muerto), mi difunto hermano menor, Simja, nos contó una historia a mí y a mis otros hermanos. Él dijo: "No puedo contenerme por más tiempo. Tengo que compartir ahora con ustedes lo que sucedió mientras papá estuvo internado en el hospital. No podía contárselos antes porque la persona que me lo dijo quería mantenerlo en secreto."

Luego Simja pasó a relatar que durante sus últimos días, mi padre tuvo una visita, Reb Israel Rudzinski, quien había estado con él durante los campos durante la Segunda Guerra Mundial. Reb Israel era un Jasid de Bobover, un sastre por profesión, y era de los amigos más íntimos de mi padre, los sobrevivientes que compartían todas las celebraciones familiares con nosotros. Cuando vino a visitar a mi padre para lo que resultó ser su último encuentro, mi hermano los dejó a los dos para que hablen en privado.

Reb Israel era una persona especial, una persona muy profunda y cariñosa, y al salir de la habitación de mi padre, vio que mi hermano se veía deprimido. Entonces, por un intento de darle aliento a mi hermano para lo que tenía por delante, le contó esta historia.

"¿Sabes que tu padre no estaba bien (sano) cuando era joven?", Le preguntó Reb Israel a mi hermano. Mi hermano dijo que lo sabía, pero sucedió antes de que naciera.

Reb Israel continuó: “Cuando tu padre estaba muy enfermo, una vez visité a tu madre y tus abuelos. Y me mostraron una carta que acababan de recibir del hospital después de una conferencia de médicos acerca de tu padre. Esta carta decía que los médicos sentían la necesidad de operarlo, pero existía la posibilidad de que, como resultado de sus intervenciones, pudiera quedar en un estado vegetativo."

Mis abuelos le preguntaron a Reb Israel su opinión. "¿Quién soy yo para responder a esa pregunta?", Respondió, sugiriendo que este era un asunto para algún líder superior en el mundo judío. Y se ofreció a enviar una carta en su nombre a todas las figuras rabínicas importantes de la época.

Terminó enviando veintitrés cartas, explicando la situación y preguntando si deberían seguir adelante con la operación o no. Envió tantas cartas porque no estaba seguro de quién podría responder. Después de la guerra, había tanta tristeza y tantas preguntas de pérdida y angustia que los rabinos tenían que enfrentar constantemente.

Pero él recibió una respuesta.

El único que había respondido fue el Rebe de Lubavitch.

El Rebe escribía que le apenaba en su corazón el oír hablar de tal sufrimiento, pero que se sentía incapaz de responder la pregunta. Sin embargo, proponía una sugerencia que había escuchado de su suegro, el Rebe anterior, de que una persona que estudia a diario Jitas verá la salvación.

¿Qué es Jitas? Es un acrónimo de Jumash, Tehilim (Salmos) y Tania (la obra seminal del Alter Rebe, el fundador del movimiento Chabad). El Rebe estaba recomendando que mi padre comience a estudiar porciones de estos libros sagrados todos los días de acuerdo con el esquema diario establecido.

Dado que el Rebe fue el único que respondió, Reb Israel decidió llamarlo directamente. Después de mucho esfuerzo, ya que en esos días las llamadas de larga distancia no eran tan fáciles, llegó a la oficina del Rebe y le pidió a los secretarios que le dijeran al Rebe que no podía seguir su consejo ya que mi padre simplemente estaba demasiado enfermo como para estudiar Jitas. . "Si es así", fue la respuesta, "deje que un miembro de la familia lo haga en su nombre."

"Pero perdió a toda su familia en la guerra", dijo Reb Israel. "Él no tiene a nadie".

"Si ese es el caso, el Rebe recomienda que un amigo lo haga", le dijeron.

Aunque no era un Lubavitcher, Reb Israel siguió la directiva del Rebe de Lubavitch y se convirtió en ese amigo que estudió Jitas por mi padre. Esto es lo que le contó a mi hermano.

Después de seis semanas, mi padre mostró una marcada mejoría y los médicos comenzaron a hablar de darle el alta y liberarlo del hospital. Y efectivamente, después de otras seis semanas, ya estaba completamente sano.

Cuando eso sucedió, mi padre siguió el consejo del rabino Moshe Schwab del Gateshead Talmudical College, quien le dijo que cambiara su lugar de residencia, basándose en el dictamen: "Meshané Makom meshané mazal - Un cambio de lugar puede cambiar el destino de uno". Es por eso que nos mudamos a Gateshead cuando tenía cinco años.

A partir de ese momento, hasta que llegó a la vejez, mi padre estuvo muy bien: mantuvo un trabajo, mantuvo a nuestra familia y participó activamente en la comunidad judía local.

En esa conversación trascendental, Reb Israel le dijo a mi hermano otra cosa sorprendente: "No he dejado de recitar Jitas en los últimos cuarenta años. Y ciertamente tengo la intención de continuar".

Encontré esta historia muy poderosa porque demuestra que no sabemos a través de qué canal espiritual estamos siendo sostenidos. Y también me hizo pensar en todo lo que el Rebe hizo por todos nosotros y todavía está haciendo por nosotros hoy. Espero que esta historia siga inspirando a todos los que la lean.