martes, 31 de octubre de 2017

El enfoque adecuado en Iskafie y Avoide, del Raz"o - Yortzait 11 de Jeshvan

En una carta que el Rebe le escribe a un Bojur específico, que ayunaba (regularmente) medios días,  "lo que escribes que acostumbras ayunar medios días, es algo (que despierta) gran asombro; está ya escrito en el Tania, en Igueret Hateshuba que en nuestra generación tenemos prohibido ayunar los ayunos que no son obligatorios (o sea autoimpuestos), y como vemos (en la práctica) que esto perjudica a la concentración del pensamiento, a la concentración en la Tefilá y en el estudio de Torá, y seguramente que se cuidará de esto de aquí en adelante".

R' Shloime Jaim Keselman contaba sobre esto un Vort del Raz"o, R' Zalmen Aharon, el hermano del Rebe Rashab:

En cierta ciudad, fue impuesto un impuesto sobre todos los habitantes, con el fin de ayudar y mantener a los pobres de la ciudad. Sobre los ricos, fue impuesto un monto de 100 rublos, mientras que a los pobres se les exigió pagar 10 rublos.

Había allí un pícaro, que comentó, y con razón: "En lugar de cobrarles a los pobres los 10 rublos y de esa manera perjudicarlos (con su dinero que a duras penas ganan, dejándolos mas pobres aún), anticipemos el remedio a la enfermedad, e impongamos sobre el rico aquel monto extra también!"

Y explicaba el Raz"ó el Nimshal: Los Lebushim del Nefesh son Koijois (facultades) realmente ricos, mientras que los órganos de la digestión se consideran pobres; mejor otorgarles a los pobres su manutención y lo que necesitan, y en lugar de eso, doblegar e imponer sobre los Koijos que son realmente ricos, sobre ellos hay que trabajar!

Terminaba diciendo R' Shloime Jaim:   "Los ayunos y Sigufim (sufrimientos autoimpuestos) quiebran y rompen al cuerpo, mas no al Yetzer Hore. La lucha contra el Yetzer Hore consiste en taanis (Iskafie) de MiDRa"SH: Majshobe, Dibur, Reiye, Shmie. (Pensamiento, palabra, lo que uno ve y lo que uno escucha). Hacer Iskafie en la comida resulta más fácil que una Iskafie en MiDRa"SH. Primero se debe trabajar en eso, y luego en la comida, etc.

Por otro lado, por cuanto que el objetivo de el alimentarse debería ser solamente para fortalecer el cuerpo, se debe por lo tanto apartarse de las comidas que reflejan meros placeres y deleites. Como así también (y junto con esto), evitar el mirar a todos lados, y cuidarse en la conversación de lo que uno habla y escucha. Y así también, los pensamientos negativos cambiarlos por positivos".

Para ver Post anterior sobre el Raz"o, aquí.


viernes, 27 de octubre de 2017

Mamtak LeShabat Lej Leja 5778

Había una vez dos estudiantes que acudieron al rabino para hacerle una pregunta, el rabino estaba en una reunión, y la Rabanit los invitó a sentarse y esperar, y mientras tanto les sirvió una bandeja con dos vasos de agua, uno grande y el otro pequeño. Ambos tenían sed y no querían conformarse con el vaso pequeño, cada uno esperaba a su amigo que agarre primero; y entonces extendió uno de los amigos su mano y tomó el vaso grande; el otro le dijo: "¿no tienes vergüenza, no es suficiente que te serviste primero, tomas encima el vaso grande?" El amigo le respondió , "Si vos hubieras agarrado primero, cual vaso tomarías? replicó el amigo," Me tomaría el pequeño". "Es exactamente el vaso que te dejé...", su amigo le dijo.

*

Parshat Hashabua comienza con la orden divina a Abraham "Lej Lejá", Andá, salí del lugar de donde vivís, "El Haaretz", a la tierra que te mostraré. Abraham Abinu en este punto era un hombre culto de unos 75 años que ya estaba difundiendo Elokut en todo su entorno, ya era conocido y famoso en la zona, ¿Por qué decidió Hakadosh Baruj Hu decirle de repente que abandone su lugar? ¿No sería mejor para él permanecer en su entorno natural familiar y poder continuar diseminando a Di-s en el mundo?
*

Explica el Rebe de Lubavitch que esta orden de "Lej Lejá" (andá) nos recuerda que no debemos permanecer en el lugar, debemos estar siempre en un estado de progreso, especialmente en materia de Kedushá siempre aspirar hacia adelante, y no quedarse satisfechos con lo que ya se ha hecho, incluso cuando la persona haya hecho mucho en su vida, que no se acostumbre a un lugar o situación en la que está, sino que tiene que seguir moviéndose.

*

Está explicado en el Tania, sobre lo que dice la Guemará 'Quién estudia cada capítulo ciento un veces se llama Obed Hashem (servidor de Hashem) y quien lo estudia sólo cien veces no es llamado Obed Hashem", ya que en aquellos tiempos estaban acostumbrados a repasar cada capítulo cien veces, por eso, aquel que lo estudia como es la costumbre, y como se estila, no merece el mérito de ser un Obed Hashem, mientras que aquel que agrega un poco más allá de la regularidad es el que se llama el Obed Hashem.

*

En nuestra vida cotidiana y material estamos acostumbrados a desear siempre el vaso grande y siempre aspirar por más. Viene la Torá y nos enseña que también en lo espiritual no nos acostumbremos, (nos enseña) a no conformarnos con nuestra zona de confort, sino siempre estar en un estado de trabajo y progreso; incluso lo que fue ayer fue excelente, para hoy no es suficiente, y siempre debemos buscar cómo seguir adelante.

*

Esta es precisamente la explicación de la orden divina a Abraham, y, básicamente, a todo Yehudi después de él: debes estar siempre en un estado de andar, nunca te atasques; alcanzaste un nivel alto, muy lindo, no empieces a sentirte demasiado cómodo y no te estanques en el lugar, "Andá", debes seguir trabajando y progresando. Solo de esta manera, serás realmente un Obed Hashem.

*

Yehi Ratzon que siempre vayamos de fortaleza en fortaleza y aspirar a más, y en el mérito a nuestras aspiraciones en lo espiritual, Hashem nos dará una abundancia también en lo material, con la verdadera y completa Gueulá muy pronto.

Shabat Shalom
Rab Nejemia Wilhelm
Beit Jabad Bangkok Tailandia



jueves, 26 de octubre de 2017

Maamar Anoji Maguen Laj 5678

En los días próximos al 20 de Jeshvan del año 5751 (1990) fue encontrado un Maamar del Rebe Rashab que nunca antes había sido publicado, totalmente inédito, recitado por el Rebe Rashab en Shabat Lej Leja 5678, comenzando con el Pasuk "Anoji Maguen Laj", de la Parashá.

Escrito en puño y letra por el propio Rebe Rashab, al imprimirse el libro de los Maaamarim de ese año, este Maamar no estaba al descubierto ni se sabía su paradero, así que no aparece en la edición vieja de ese libro. Recién en el año 5751 por alguna razón fue descubierto.


El Rebe en el Fabrenguen Shabat Jaye Sara de ese año anunció: "por cuanto que por Hashgojo Protis fue descubierto para esta fecha, en los días próximos al cumpleaños del Rebe Rashab, un nuevo Maamar del Baal Yom Huledet, que durante decenas de años estuvo oculto; es por eso (en honor a esto) será impreso y distribuido a cada uno Bli Neder, que a través de esto se aumentará más en el estudio del Jasidut (y en el estudio en general), y en una forma que el estudio lleve a la acción".

De esa manera, ese lunes 25 de Jeshvan el Rebe repartió a todos, hombres, mujeres y niños, el Mamar envuelto en un plástico especial, junto con un dólar. Cabe destacar que cuatro días antes (que aparezca este Maamar) el Rebe había repartido durante horas a cada uno, miles de personas, un Kuntres Etz Hajaim del Rebe Rashab en honor a Jof Jeshvon!! Y ahora una vez más tuvimos el mérito etc...
Cabe destacar también que este año, 5778, se cumplen 100 años de aquel histórico Maamer (en esta semana)!

Para ver (estudiar) el Maamar Online, disponible en Otzar Hajojma en su versión online, aquí



El Rebe repartiendo el Maamer recién impreso a cada uno


miércoles, 25 de octubre de 2017

Hijo identificado en historia conmovedora



Hace 21 años, Jana Abrams escribió sobre (el hecho de encontrarse) postrada en cama en Simjat Tora debido al cáncer. La historia se volvió viral la semana pasada  y le dio esperanza a su hijo.

Por COLLive

El rabino Yonatan Abrams, director de Jabad en Temecula, California, se identificó a sí mismo en una historia conmovedora que se hizo viral la semana pasada en las redes sociales e hizo llegar a la gente hasta las lágrimas.

"La mujer en la historia es mi madre y el niño pequeño soy yo", dijo el miércoles pasado sobre el artículo que su madre, la Sra. Jana Abrams, escribió para la revista Neshei Jabad 3 meses antes de su trágico fallecimiento, 21 años atrás.

El rabino Abrams y su esposa Natanya son actualmente los Shlujim en Temecula, reemplazando al rabino Yitzi Hurwitz, quien está luchando contra la ALS, la enfermedad de Lou Gehrig en Los Ángeles.

"El momento de (haberme llegado) esto fue impecable porque teníamos nosotros entonces un gran deterioro en algunos problemas de salud", dijo Abrams. "Realmente siento que mi madre a"h se ocupó de algunos de los milagros personales de los que he sido testigo esta última semana".

Aquí está la historia original que la Sra. Abrams escribió:

Un niño de nueve años estaba volviendo a casa de la sinagoga en la noche de Shmini Atzeres. "Aba", preguntó, con toda sinceridad, "¿podemos llevar la Torá a casa en Simjat Torá?"

"No, hijo, la Torá se queda en el Shul, excepto para hakafot, (que tal vez sean) alrededor del Shul", respondió objetivamente. "Nadie puede llevarse la Torá a casa".

El chico rompió en llantos incontrolables, mientras Aba intentaba de entenderlo, cómo se sentía. Después de unos minutos, el hijo le confesó que (en realidad) quería que su Ima, que estaba en cama con cáncer, besara la Torá durante la fiesta. Aba comprendía sus lágrimas.

Sí, es una verdadera historia de San Diego. Mi nombre es Jana Abrams y estoy en un desafío con una recurrencia de cáncer de mama.

Pero hay más en la historia. Aunque soy observante, mis fiestas no estuvieron llenas de rezos de sinagoga, vestidos bonitos y comida de Yom Tov. Más bien, mis fiestas estuvieron llenas de encender bombas intravenosas y mirar por la ventana.

El día de Simjat Tora estaba sentado en mi sillón reclinable en mi sala de estar, tratando de distraerme de los efectos de la quimioterapia y las llagas cuando oí el sonido de un canto proveniente de la calle del shul (vivimos a solo una cuadra del Beit Jabad) en la avenida Montezuma). Una sonrisa apareció en mi rostro cuando imaginé a mi hijo de seis años montado sobre los hombros de su Aba y mi hijo de nueve años bailando en círculos.

El canto se hizo cada vez más fuerte y una lágrima, la primera de muchas, vino a mis ojos cuando presencié a toda la congregación del Beit Jabad - hombres en Taleisim, mujeres con hermosos vestidos, niños con banderas, bebés en cochecitos, amigos y desconocidos por igual - marchando hacia mi jardín delantero y bailando las hakafot.

Atesoro el recuerdo mientras veía a mi hijo de seis años flameando una bandera mientras estaba sentada sobre los hombros de un joven de yeshiva. No tenía precio ver a mi esposo bailar con la Torá y sonreír con una profunda Simja, trascendiendo los problemas de nuestra familia.

Mi hijo de nueve años entró con la más sonrisa grande y orgullosa que decía "te amo" de la manera más profunda que jamás haya sentido.

Luego vinieron mis amigos más cercanos, representantes del shul, para desearme una refua shleima [recuperación completa], el mayor deseo de ánimo y apoyo y una pronta recuperación en mi vida. Y sí, ¡besé la Torá! Los presentes volvieron al shul, y descubrí una nueva simjá que me lleva a través de mis desafíos. La simjá del amor. La simjá de compasión. La simjá de mitzva.

Gracias, Rabino Yona Fradkin por su habilidad para escuchar las lágrimas de un niño y por su expresión de Ahavat Israel, el amor incondicional a un prójimo judío, que es lo que Jabad representa. Simjá, mitzvá, compasión: esto es lo que Jabad hace de la mejor manera.

Me gustaría dar las gracias al rabino Yona Fradkin y a toda la congregación por esta muestra tan poco tradicional de bikur jolim (la mitzvá de visitar a los enfermos). Por favor, sepan que me da fuerzas y esperanzas renovadas a medida que enfrento los desafíos de la vida y llego a un lugar de recuperación completa y Moshiaj!
La familia Abrams, un año antes del fallecimiento de la sra. Abrams
R. Yonatan y Natania Abrams con su familia





































El rabino Yonasan Abrams y su hija visitan a una persona mayor de su comunidad

Likutei Sijot I Lej Leja 2017

Por primera vez (!) la Sija completa de Lej Leja (Likutei Sijot I) traducida al español. Yesher Koaj al Rabino D. Stoler por su excelente trabajo (en coordinación con Editorial Kehot). 


jueves, 19 de octubre de 2017

Mamtak leShabat Noaj 2017

Itzik estudiaba en una Yeshiva en Israel o mejor dicho se sentaba en la Yeshiva ya que apenas estudiaba algo. Un día lo llamó el Rosh Yeshiva y le dijo, "en un par de días habrá una prueba, si no obtienes una buena nota no podrás seguir desperdiciando tu tiempo aquí en la Yeshiva." Itzik se dirigió a un amigo y le pidió que lo dejara copiarse en la prueba, el amigo dijo: "Acepto con la condición que nos quedemos a la noche estudiando un poco del material de la prueba para que te familiarices un poco con el tema y sepas de qué se trata."

Por la noche, ambos se sentaron durante unas horas y estudiaron toda la Guemará; al día siguiente, en la prueba, Itzik casi que no necesitó copiarse, ya que sabía lo suficiente del tema; el Moré al corregir las pruebas se sorprendió al ver que Itzik respondió hermoso a todas las preguntas y le dio una puntuación de 100. Al día siguiente llegó a la clase y le preguntó a Itzik ¿Cómo lo hiciste?", Respondió Itzik, "Estudié todo el material por la noche con mi amigo".

El Moré entra al aula y le dijo a todos los estudiantes, "Sepan que Itzik es uno de los estudiantes más exitosos de la Kitá" la cara de Itzik se iluminó, las buenas palabras del maestro levantaron su espíritu y desde ese día Itzik comenzó a participar en las clases, estudiar de manera constante y se convirtió en verdad en uno de los mejores Bajurim de la Yeshiva, B"H hoy Itzik es un rabino en una gran ciudad en el mundo.

***

Parashat HaShavua, Parashat Noaj comienza con las palabras: "Estas son las generaciones de Noaj", y continúa "Noaj era un hombre justo, íntegro etc.
Y surge la pregunta, si la Torá quería contar la descendencia de Noaj, ¿por qué dice la Torá que era una persona recta y justa, etc.?
Rashi explica, "por cuanto que lo mencionó, menciona (también) una alabanza a él" Pero, siendo así,  entonces ¿por qué en la Parasha anterior, cuando la Torá nos cuenta sobre el nacimiento de Noaj no escribe era justo y por qué precisamente aquí lo menciona?

Se explica en jasidut: está escrito que cuando hablamos mal de una persona le provocamos a esa persona un daño, porque con ese mismo hecho de la difamación formamos en él una energía negativa; podemos aprender de eso que cuando hablamos bien acerca de una persona le otorgamos fuerza y ​​energía positiva. Nuestra parashá se enfrenta a una tarea difícil de construir un arca y pararse frente a todos los habitantes pecadores de su generación, sin aprender de sus acciones y sin caer, ahora, cuando Noaj necesita una fuerza especial la Torá habla de su grandeza para darle la fuerza necesaria.

Yehi Ratzon que aprendamos a hablar el uno del otro sólo cosas buenas, así nos daremos fuerza uno al otro, y podremos mantenernos frente a los desafíos que Hashem pone delante nuestro hasta perfeccionar al mundo hacia la Gueulá completa, que venga muy pronto.


29 de Tishrei - R' Mendel MiVishnitz

El "Tzemaj Tzadik" de Vishnitz
El Rab Hatzadik R' Menajem Mendil de Vishnitz (Yortzait 29 Tishrei 5645) fue el fundador y el primer Rebe de la línea, dinastía Vishnitz. Yerno de R' Isroel miRuzhin. Autor del "Tzemaj Tzadik".

Jasidishe Maise

Rab Mendel de Vishnitz contó:

Cierta vez llegó a lo del Rab Leivi Itzjok miBerdichev un Josid, que le volcó sus problemas, que su situación estaba muy mal, se había endeudado, mientras que todo el mundo desconoce de su situación financiera, ya que hasta ahora era conocido como un hombre muy adinerado, y ahora perdió todo su dinero en malos emprendimientos.

Le dijo entonces el Rab Hakadosh: "A mi opinión, te sugiero que compres un boleto de lotería, y II"H te salvarás con eso."

Le dijo el Josid: "Cierto, Rebe, no dudo Jalila de su palabra. Pero ¿Quién sabe cuando saldrá? Los boletos de lotería a veces toman hasta años hasta salir sorteados, y mientras, vendrán los acreedores a cobrarme, y además, tengo una hija para casar..."


martes, 17 de octubre de 2017

Merkoz Shlijus en Argentina Av-Elul 5777

En los últimos meses (Tamuz-Av- Elul) de este año se llevó a cabo el famoso Merkoz Shlijus, donde varios Bojurim visitan pequeñas ciudades y pueblos, llevando el mensaje del Judaísmo y del Rebe a quienes allí residen.
En Argentina, se movilizaron 2 Mitzva Tanks, totalmente equipados para recorrer el Norte y Sur del país (más de 10.000 km). Llegando a localidades donde reside un puñado de familias judías y logrando tal vez el único contacto directo que tienen con el Judaísmo en todo el año. (Véase también Esencia, de Jabad Lubavitch, edición n° 20)

Las anécdotas y emociones presenciadas en estas visitas de los jóvenes son tantas que se podría tranquilamente escribir un libro sobre ellas, pero sólo para dar una idea, presentamos aquí a los lectores del Blog una de aquellas anécdotas:


Un encuentro "casual" con el Intendente de Carlos Casares

"Nos encontrábamos en la localidad de Tres Arroyos, a unas 5 hs. de Carlos Casares; teníamos un solo contacto para visitar en Carlos Casares (un tal Isaul Wilmar, además decía Flia. Grobocopatel, pero sin ningún dato de contacto...) Luego de una pequeña controversia entre nosotros sobre si realmente valía la pena todo el viaje hasta allá, decidimos emprender el largo viaje para visitar a un Yehudi.

Al llegar a la dirección marcada en nuestra libreta resultó ser la Municipalidad del distrito. El hombre a visitar ocupaba el puesto de tesorero. Luego de un cálido encuentro, de entablar una intensa charla y de colocarse los Tefilin, nos dijo "¡Quiero que vayan a conocer al intendente de la ciudad!". Así que subimos a su despacho, nos recibió, nos tomaron fotos del encuentro (todo esto tomando en cuenta que estábamos ya varias noches sin dormir, sin asearnos como correspondía, con las ropas de todo el viaje agotador, sin imaginarnos llegar a un encuentro oficial con autoridades,etc...)

A pesar de su agenda, el intendente, Walter Torchio (no-judío), se sentó con nosotros durante una hora de charla donde abordamos temas generales, como la asimilación, el cementerio y la importancia que el judaísmo le otorga a estos valores de la vida.

Estando allí, notamos algo interesante, además de la bandera de argentina y la del distrito que yacían flameando en el despacho, había también una bandera de Israel! A lo que pasó a explicarnos que la localidad en realidad fue construida (en gran parte) gracias a los Yehudim, que vinieron de Europa con la inmigración Europea (y bajo la ayuda económica del Baron Hirsh) y se establecieron allí innovando en la zona el trabajo con la tierra, cultivo y cosecha de trigo, cereales etc.

Charlando termina contándonos que está casado con Andrea Grobocopatel...[hermana del famoso Gustavo Grobocopatel, el "Rey de la soja", principal productor de trigo de la Argentina y segundo en el país de la soja, de origen judío.]
Al terminar la entrevista. decidimos obsequiarle un libro, "El Rebe Enseña", con una importante dedicación. Al ver la foto del Rebe en la tapa, pasa a comentarnos: "Lo conozco a ese hombre!". En ese momento pensamos, sí, claro, habrá oído del Rebe, su fama ya es bien conocida. "No, estuve con él!", y nos contó, que tiene una hija, que nació con un severo problema de salud, y sin encontrar ayuda a tal problema, le aconsejaron que se tome un avión, viaje a N.Y, a lo del gran Rabino que le dé una bendición. Viajó en 3 oportunidades, la tercera viajó pero esto ya era después del 27 de Adar, el Rebe ya no salía al público. Y recibió de hecho un dólar del Rebe."

***

Estos jóvenes oyen toda la historia, sin poder creer lo que están presenciando. Ellos mismos son todos nacidos luego de Guimel Tamuz, y aquí un intendente W. Torchio, a quien se encontraron "por casualidad" les cuenta lo que vivió al encontrarse con el Rebe...sin siquiera conocer lo que es Jabad Lubavitch...

La hija no se curó de su enfermedad, pero en fin, gracias a este encuentro "casual"' terminaron esa misma noche haciendo un Shiur para 13 personas en Carlos Casares, todos familiares o cercanos a este intendente, tios, hermanos, conocidos, etc.

A partir de esto, pasó Carlos Casares hoy a ser parte fija de la ruta de los Bojurim de Merkoz.


Agradecemos al Bojur Hatomim Anshil Eichbaum  'שי por compartirnos la anécdota.

Nota de aclaración (luego de edición): esta anécdota tuvo lugar en Tamuz-Av del año pasado, no en este último viaje. 

Parte II, la impresionante impresión del Tania en las localidades y pueblitos, próximamente.





Likutei Sijot I Noaj

miércoles, 11 de octubre de 2017

Mamtak leSimjat Tora 5778


R' Isroel era un Josid de Rabi Shmuel, el Rebe Maharash (el cuarto Rebe de Jabad). Cierto día su único hijo cayó en cama con una enfermedad muy grave; los médicos que fueron a verlo le dijeron a los destrozados padres que no tenían ninguna solución y no había lo que hacer. R' Isroel viajó entonces a pedir la bendición del Rebe, sólo esto es lo que podría salvar a su hijo. Después de un viaje que tomó unas semanas llegó R' Isroel a lo del Rebe a mediados de Sucot. El Gabay le explicó que durante estos días de Jag era imposible entrar a una conversación privada con el Rebe, pero después de mucho insistir, y al percibir el Gabay que se trataba de una caso de Pikuaj Nefesh, lo hizo entrar al Rebe. El orden en lo del Rebe era que escribían primero el pedido sobre una hoja (Tzetl) y se lo acercaban al Rebe. Entre los Jsidim se sabía que si el Rebe recibía en su mano el papel de mano del solicitante, entonces era señal que vendría la salvación, pero si el Rebe no tomaba el Tzetl, sino que le indicaba que lo deje sobre la mesa, era una señal de que, Jalila, no había esperanza.

***

R' Isroel entró, extendió su mano para entregarle la nota a la mano del Rebe, pero el Rebe le indicó que la coloque sobre la mesa. R. Isroel entendió lo que esto implicaba, y rompió en llantos, saliendo de la habitación del Rebe con la comprensión de que sus esperanzas habían desaparecido.
***

La noche de Shmini Atzeret llegó. R. Isroel está parado entre todos los jasidim y su corazón roto. La alegría de la Torá envuelve a todos. Jóvenes y ancianos bailan vigorosamente, y el Rebe dirigiendo la alegría. Pero Reb Isroel es incapaz de mover sus pies. Sus pensamientos se centran en lo que estará sucediendo en su hogar y con su familia. Él piensa: quién sabe, tal vez lo peor ya ha pasado... de repente se recuperó y comenzó a decirse a sí mismo: "Sos un Josid?! Hoy es Simjat Tora!! ¿Cómo  mezclas y entrometes la angustia física con la alegría del alma?" Se metió dentro del mar de alegría, sin importar lo que pase. R' Yisrael no permitió que sus pensamientos sombríos apaguen la alegría, y rápidamente se unió al círculo de los que bailaban. Abrazó el Sefer Torá, y fue llevado con todo el mundo con una alegría suprema. Así, bailó todo el Jag, sacando de su mente la enfermedad de su amado hijo.

***

Al terminar el Jag entró R' Isroel al Rebe para pedirle su bendición para un buen viaje, sin siquiera mencionar a su hijo, pero de repente el Rebe se volvió hacia él con una cara radiante y feliz y le dijo: "La primera vez que entraste y pediste por tu hijo, no vi manera de salvarlo, pero cuando en Simjat Torá te superaste a ti mismo, sobreponiendo la Neshama sobre el cuerpo y te alegraste verdaderamente con Simjat Tora - anulaste el veredicto, tu hijo salió de la crisis y su curación es inminente..."

***

Rabí Yosef Itzjak, el Rebe Anterior, escribió: "...las horas de Shmini Atzeret y Simjat Torá deben apreciarse muchísimo. En cada instante (de este día) se pueden verter tesoros en baldes y barriles, para lo material y espiritual, todo esto a través de los bailes".

***

¿Qué tiene de especial este día? Simjat Torá es el día en el que celebramos la culminación de la lectura de la Torá durante el año y su reanudación nuevamente. Lo especial es que, a fin de cuentas, la Torá es el libro que dicta nuestras vidas, qué comer y cuándo trabajar y la manera de vivir. Por naturaleza, a una persona no le gusta que le digan lo qué hacer, incluso si sabe que el jefe le puede decir las reglas en el trabajo o el médico le dirá las restricciones a tomar y él recibirá tales indicaciones, pero muy probablemente que no estará contento con esas restricciones; sin embargo vemos que el día más feliz del calendario judío es Simjat Torá donde nos alegramos con la Torá que nos dicta cómo vivir. La razón es porque el Yehudi entiende que es la Torá la que le da vida, y las limitaciones de la Torá son en realidad las que revelan su propósito en la creación y la forma correcta de aprovechar y hacer uso de nuestro mundo.
***
Bailando y regocijándose en Simjat Torá nos da la fuerza para estar feliz todo el año y como hemos visto en la historia, con la fuerza de la alegría se pueden romper incluso aquellos portones que ya parecían haberse cerrados y sin posibilidad de abrir.
Hagamos todos un gran esfuerzo por ir y alegrarnos con la Torá en este día tan especial, y en mérito a esto mereceremos que Hashem nos dé todas las razones para que estemos felices todo el año.

Jag Sameaj
 Rab Nejemia Vilhelm
Beit Jabad Bangkok, Tailandia

.

martes, 10 de octubre de 2017

Likutei Sijot I Bereshit

Derher - Tishrei 5778 en español!!

Con suma alegría presentamos a todos los lectores de JasidiNews la primera edición (online, la versión impresa fue distribuida en diferentes centros y llegando a los hogares de Anash etc)  de "A Chassidisher Derher" en español.

Esta revista que ya hace unos años se publica en su versión inglesa está literalmente llena de un verdadero Jasidishe contenido, llegando a cada uno, haciéndole vivenciar momentos inolvidables con el Rebe, historias de Yejidut con el Rebe, historias de Hiskashrus, Sijot y Yomanim, y más. Todo esto presentado en un altísimo nivel en lo que respecta a diseño gráfico y edición (con fotos originales de JEM, etc).

Esperamos q este sea sólo el comienzo de una nueva y muy buena iniciativa para fortalecer el Hiskashrus en los hogares de cada uno de Anash.
Que la disfruten!


miércoles, 4 de octubre de 2017

Mamtak leJag Hasukot 5778

Hace unos doscientos años, había en Ucrania  un importante rabino llamado Rabí Mordejai de Neshjiz. En su juventud se dedicó al comercio y tenía una Mitzva en la que ponía especial esmero: todo el año ahorraba dinero para un hermoso Etrog Mehudar para Sukot. En los países fríos, como Rusia y Polonia, no era posible cultivar Etroguim y conseguir uno Mehudar, era una operación costosa, por lo que la costumbre era que la comunidad se unía y entre todos compraban un Etrog comunitario. Sin embargo, Rab Mordejai no se conformaba con la compra comunitaria y ahorraba para un elegante Etrog Mehudar.

Una vez tuvo un año difícil en sus comercios, pero se mantuvo con apegamiento a la Mitzvá y con gran esfuerzo, logró ahorrar una buena suma para un hermoso etrog. Al día siguiente de Rosh Hashana, emprendió viaje hacia la gran ciudad para buscar el etrog; durante todo el camino pensaba felizmente en esto que, a pesar de lo difícil que fue el año pasado, pudo mentenerse en su Hidur. Cuando llegó al mercado, oyó llantos terribles. Un anciano judío estaba sentado en el suelo llorando. Le contó que es un aguatero y que todo su sustento era con la ayuda de su caballo, pero el viejo caballo acababa de morir y ya no tendría forma de mantenerse.

"¿Cuánto necesitas para comprarte un caballo nuevo"? Mencionó cierto monto y Rabí Mordejai se estremeció. Esa era exactamente la cantidad que tenía en su bolsillo para el Etrog. No dudó mucho, sacó el dinero y le dio al aguatero que no podía creer el milagro que le estaba ocurriendo.

Cuando volvió a la ciudad, la historia difundió y todos lamentaron que tendría que ceder este año a su buena costumbre. Pero él se veía feliz. Cuando su esposa se sorprendió de cómo puede estar feliz en esta situación, que tuvo que ceder a su famoso Hidur mantenido por décadas, dijo alegremente: "Nu, todo el mundo bendecirá sobre un Etrog, yo bendeciré sobre una carreta y su caballo..."

*

Sucot es la fiesta más alegre del año, como vemos en la Torá que nos ordena tres veces alegrarnos en Sucot,; la fiesta es llamada Zman Zimjateinu y 'aquel que no vio la alegría de Simjat Beit Hashoeva no ha visto alegría en su vida'. La pregunta es cómo, precisamente en el mes de Rosh Hashaná y Iom Kipur, días tan serios de Jeshbon Nefesh en la que pudimos haber notado que nuestra situación no es la más gloriosa, ¿cómo podemos llegar enseguida después de este Jeshbon Nefesh a tal tremenda alegría?

Se explica en Torat Hajasidut, que el Jeshbon Nefesh no implica un estado de tristeza, sino de amargura, y la diferencia es: cuando una persona está triste esto se convierte en un fin en sí mismo, en contraposición a la amargura que es producto de una introspección en su situación y una aspiración a llegar a un mejor lugar, y cuando la persona decide cambiar y alcanzar un mejor lugar, esto mismo ya da lugar a una gran alegría; justamente después del Jeshbon Nefesh en el que descubrimos qué es lo que debemos corregir, y recibimos sobre nosotros buenas decisiones, es el momento adecuado para alegrarse y entrar en un año de Avodat Hashem con alegría.

La alegría radica en el conocimiento de que estoy haciendo la voluntad de Hashem, y cuando entiendo que el factor que causa la alegría es el Kesher (conexión) con Hashem, en realidad no importa si al final me conecté a Él a través de un Etrog, o que tuve que ceder y me conecto a través del caballo y la carreta.

Yehi Ratzon que logremos conectarnos con Hashem y alcanzar la verdadera alegría, al concretarse todos nuestros deseos materiales como espirituales, y tengamos muy pronto, la Gueulá completa.

Jag Sameaj
Rab Nejemia Vilhelm
Beit Jabad Bangkok, Tailandia


lunes, 2 de octubre de 2017

13 de Tishrei - Histalkus del Rebe Maharash

En honor a la fecha, el día del Histalkus/Hilula del Rebe Maharash, Lejatjila Ariber, un hermoso Jasidishe Maise, recopilado de Raboteinu Nesieinu.


En una región de la ciudad de Vitevsk vivía un bondadoso Poritz; varios Yehudim trabajaban en sus propiedades, y este se comportaba con ellos con rectitud y honestidad. Los Yehudim de la aldea de Bait'chekov, que pertenecía también a aquel Poritz, disfrutaban de la buena relación con su Poritz. Dejaba exentos a los más pobres de pagar los impuestos. El Rob de la ciudad, el Shoijet y otros empleados en Kodesh, recibían del Poritz comida para sus animales, sin cargo. Casi todos los Idn recibían un buen trato y disfrutaban del buen corazón de aquel Poritz.

Este Poritz era muy débil físicamente y padecía varias enfermedades. Cuando envejeció, frecuentaba sus viajes a Vitebsk a visitar a uno de los más grandes profesores y doctores, el Profesor Berenston. La dirección de toda la hacienda y de los terrenos la dejó en manos de uno de sus empleados, que odiaba a los Yehudim. En aquel tiempo fue nombrado un nuevo cura en la iglesia de la hacienda. Este obispo también antisemita, influyó sobre aquel nuevo encargado para hacerles la vida negra a los Yehudim, y cobrarle altísimos impuestos. Como consecuencia de esto, la situación económica de los Idn empeoró y esto continuó durante casi dos años.

Los Idn de la aldea de Bait'chekov era Jsidim Jabad, Jsidim del Rebe Maharash. Varios solían viajar a Lubavitch, oir un Jasidus del Rebe, y entrar a Yejidus para recibir su Broje y consejo. Pero incluso luego de estar sufriendo a nivel económico de las nuevas opresiones del encargado, no le contaban nada de eso al Rebe.

Entre aquellos Yehudim allegados y relacionados en comercios con el Poritz estaba R' Shmuel Aiziks. Un hombre pudiente y respetado, comerciante honesto, que tuvo éxito en sus negocios, un Baal Tzedoko y Majnis Orjim. En Shabuot 5640 viajó a Lubavitch. Al entrar en Yejidus, el Rebe empezó a preguntarle e indagarlo sobre la situación de la Parnose en la hacienda de aquel Poritz. R' Shmuel le contó entonces la grave situación que están pasando los Yehudim de la zona.

"De la situación del Poritz ya lo sé" - dijo el Rebe - "porque el profesor Berenston con quien me encontré me contó que su situación es terminante; pero ¿por qué no me contaste todo este tiempo de lo que estaba pasando con los Yehudim de la zona?"

El Rebe se quedó pensativo durante un momento. Luego le dijo a R' Shmuel: "Viaja a tu casa, y cuando te encuentres con el anciano Poritz, dile en mi nombre: Sé que tu estado de salud está muy muy difícil y los médicos ya no dan ninguna chance. Pero te prometo que si ayudas a los Idn de Baitch'ekov, Hashem te retribuirá con un mes de salud por cada familia que ayudes."

Al volver a su ciudad, se quedaba siempre cerca de la mansión del Poritz, esperando poder encontrarlo. Pero debido a su estado de salud, el Poritz no salía de su casa. Hasta que cierto día soleado el médico le indicó al Poritz salir a dar una vuelta y paseo corto por el bosque. Al salir el Poritz en su carroza, lo vio R' Shmuel que estaba en un estado deplorable, una cara demacrada de sufrimiento, y sin poder siquiera ponerse de pie.

Al notar el Poritz a su amigo y conocido R' Shmuel, lo invitó a entrar en su carroza, y ahí R' Shmuel le entregó el mensaje del Rebe. El Poritz le pidió a R' Shmuel que prepare una lista de todas las familias judías de la zona, y le pidió que le avise a todos que a partir de hoy pueden sustentarse de su comarca sin problemas.

Luego de unos días le trajo R' Shmuel una lista de más de 160 familias viviendo en Baitch'ekov. Los Yehudim comenzaron a beneficiarse de su hacienda y el Poritz se recuperó y se curó por completo. Cada año el Poritz le mandaba como obsequio al Rebe Maharash un Lulav y Hadasim (de su hacienda).

Catorce años pasaron de entonces, y el Poritz estuvo sano y fuerte durante todo ese tiempo sin siquiera contraer ninguna enfermedad. Cierto día el Poritz cayó en cama, gravemente enfermo. Enseguida mandó a llamar a R' Shmuel a pedirle que viaje de inmediato a Lubavitch al Ohel del Rebe Maharash, que ya había hecho Histalkus años atrás. Que le diga al Rebe, que según sus cálculos merece vivir otro año y 7 meses mas... Le pide al Rebe que cumpla su promesa.

R' Shmuel cumplió el pedido del poritz al pie de la letra. Viajó a Lubavitch y pidió en el Ohel la petición y exigencia del Poritz. Efectivamente el Poritz vivió exactamente un año y siete más..

Comprando un Etrog Mehudar - Maise



Rab Yehuda Clapman contó la siguiente historia:

Un año antes de Sukot, Reb Elye Gross me preguntó si ya había comprado un Esroig.

Cuando respondí que aún no, me sugirió que vaya a lo de tal persona a comprarle un Esroig a él, ya que ese Yehudi simplemente necesita Parnasa.

Yo (un poco ya comprometido) fui a lo de esta persona a buscar un lindo Esroig.

Miré alrededor por un rato y no pude encontrar ningún Esroig que satisfacía mi gusto.

Mientras allí, otro individuo entra y escoge un Esroig, pregunta cuánto es, paga y se da vuelta para salir.

Me uní a este hombre a la salida con las manos vacías, y  mientras salíamos de la tienda me volví hacia él y le pregunté, qué tipo de Esroig lindo pudiste encontrar ahí, estoy aquí hace un buen rato y no pude encontrar nada razonable ?

Él respondió: ¡Para mí un Mehudordike Esroig es darle a un judío Parnasa para Yom Tov!

Me quedé muy impresionado con su respuesta.

En Yom Tev nos encontramos en el shul, y en mi curiosidad me puse a ver qué Esroig realmente estaba usando, yo pensaba que seguramente se compró  para él otro Esroig mucho más lindo en otro lugar (ya que tenía las posibilidades), y que este otro Esrog que lo vi comprar, lo compró sólo para apoyar a ese comerciante en Yom Tov.

Cuando vi el Esroig que estaba usando me quedé asombrado, realmente usó ese Esroig que yo presencié comprar.

Estaba tan conmovido de lo que fui testigo, que decidí que debía escribirle al Rebe esta hermosa historia de puro Ahavas Isroel.

Un poco titubeantemente, fui a la oficina del Rebe y le pregunté al secretario si sería lo adecuado escribirle esta historia al Rebe.

El Mazkir no estaba contento con mi pregunta, y él me respondió: "Cada día el Rebe recibe todo tipo de cartas llenas de negatividad y tristeza, y aquí tienes una hermosa historia de puro Ahavas Isroel que le daría tanto placer al Rebe, y ¿estás dudando en escribir?!

Capté el mensaje y me dirigí a un Yehudi de Crown Heights que tenía una caligrafía hermosa, además de ser un escritor y poeta magistral, le conté la historia, y él procedió a escribirle al Rebe toda una Meguila, contando la historia con poesías y  encanto(cánticos); utilizó un papel especial y escribió con unas letras y un estilo magníficos; al terminar fui a la oficina del Rebe para entregarle la letra al Rebe.
En la carta también mencioné que este hombre necesitaba una Refua Sheleima.

Al día siguiente recibí una llamada del Mazkir del Rebe, dijo: "no tengo una respuesta del Rebe, pero te describiré lo que pasó con tu carta.

Puse tu carta encima de la pila de cartas que traje al Rebe, yo quería que tu carta fuera la primera carta que el Rebe vea para que pudiera leerla primero, y efectivamente el Rebe tomó tu carta inmediatamente y comenzó a leer; me quede parado cerca de la puerta mirando, esto es lo que vi:

El Rebe empezó a leer y noté que no la estaba leyendo tan rápido como lo hacía siempre, sino, vi que estaba concentrándose y leyendo tu carta palabra por palabra y línea por línea, y mientras progresaba leyendo tu carta línea por línea, vi la sonrisa del Rebe crecer más y más grande, y más grande!

¡Tu carta causó muchísimos Najes al Rebe!