jueves, 23 de enero de 2020

Snapshots - Anécdotas cortas con el Rebe - Desafiando el Status Quo #12

Su Rabino ya es conservador...

Número 12


Entre las tantas batallas del Rebe por la judería estadounidense, mantuvo un combate por estrictas mejitzot. Como replicó el Rebe durante el farbrenguen de Yud Beis Tamuz de 5724 (1964): “No se erige una mejitzá para dividir rebaños de cabras, para lo cual la Guemará dice que bastarían tres tefajim (puños, 18 cm.); su propósito es [más bien] separar personas, para que no se vean... "
En el verano de 5735 (1975), el presidente de un prominente Shul Sefaradi en Norte-América comenzó a insistir en que se modificara el aumento previsto de la mejitzá. El rabino se excusó ante el Rebe de que si insistía con una mejitzá válida, la comunidad podría reemplazarlo con un rabino conservador.
El Rebe respondió por escrito: "Si tú cedes jas veshalom, entonces ya están teniendo un rabino conservador..."
El rabino también sugirió que, dado que está en juego el ajdut de los asistentes, tal vez sería aconsejable aceptar las demandas del presidente.
A esto, el Rebe respondió: "Si eriges la mejitzá, habrá ajdut entonces entre ese Shul y el Rambam, el Beit Yosef, etc..."

(Lahak Weekly Sicha, Mishpotim 5773)

martes, 21 de enero de 2020

Snapshots - Anécdotas cortas con el Rebe - Desafiando el Status Quo #11

¿Dónde hacer un Bar Mitzva?

Número 11


"Se suponía que mi bar mitzvá iba a ser un evento lujoso", relata el rabino Yojanan Gurary. "Mi padre era un reconocido gvir, y si todos mis amigos pudieron pagar una cena con catering en un salón, no podía quedarme atrás.
“Al acercarse el día de mi bar mitzvá en Kislev 5725 (1964), mi padre le preguntó al Rebe qué salón alquilar. Para su sorpresa, el Rebe respondió: "Un bar mitzvá debe celebrarse en casa o en el shul."
“Obviamente, mis padres siguieron la directiva del Rebe y mi bar mitzva tuvo lugar en la Yeshiva de Bedford Avenue. A mi madre le resultó difícil 'de tragar' (resignarse a eso), así que [al menos] trajo a un pintor para que pinte la yeshiva de antemano.
“Efectivamente, la diferencia se sintió de inmediato. El ambiente fue el de un fabrenguen, con divrei Torá y nigunim. Como resultado, mis compañeros de clase siguieron el ejemplo, y todos recordamos con cariño nuestros bar mitzva's como cálidos, jasídishe fabrenguens."

lunes, 20 de enero de 2020

24 de Tevet: Maise del Alter Rebe - El Josid y Mashpia Carretero



Un ilustre y prestigioso Talmid Jajam era Reb Yosef de Bishenkovitz, toda su vida la dedicó al estudio diligente de la Torá, mientras su suegro se ocupó de ayudarlo con su sustento. Luego de quedarse viudo de su primera esposa, se dedicó a la enseñanza, como Melamed. Cuando entró a lo del Alter Rebe para pedirle una Brajá, el Rebe le indicó que se volviera a casar y lo bendijo con un hijo varón y con larga vida. Antes de retirarse, el Rebe le indicó un último mensaje: "Por el bien de tu Neshamá, es mejor que seas un Baal Agole (un carretero) que un Rab."

Salió Reb Yoisef algo aturdido, y al regresar a su ciudad le fue ofrecido un Shiduj con una mujer de una importante familia, con la cual contrajo matrimonio. Siguió dedicándose al estudio de Torá, mientras su esposa dirigía un pequeño almacén y poco tiempo después tuvieron un hijo. La felicidad de la pareja no tenía límites.

El 24 de Tevet 5573 fue el Histalkut del Alter Rebe (durante su escape de la invasión francesa, liderada por Napoleón) y fue enterrado en Haditch. Un año después, llegó una comitiva a la casa de Reb Yoisef con una invitación y solicitud de tomar el cargo de Rob de la comunidad en la ciudad de Lípoli. Mientras escuchaba a los dirigentes, resonaban en sus oídos las palabras tajantes de su Rebe  "Por el bien de tu Neshamá, es mejor que te dediques a ser un Baal Agole (un carretero) que un Rab," por lo que rechazó inmediatamente la oferta. Sin embargo, la decisión ahora le costaba muchísimo: ya siendo una persona adulta y reconocida por su propia comunidad, volverse ahora un carretero?! Sería la burla del pueblo...Pero como fiel Jasid, se dirigió a la plaza de la ciudad para comenzar a aprender acerca del oficio, de caballos...Cuando oyeron los carreteros su petición pensaron que estaba bromeando, pero el insistió en que le enseñen los gajes del oficio. Su esposa, tan recta y piadosa como él, lo apoyó en todo e incluso vendió sus joyas para poder comprarse un caballo y una carreta. Rápidamente Reb Yoisef aprendió y comenzó su trabajo, aprovechando cada momento libre para estudiar.

Pasaron dos años así. Reb Yoisef estaba haciendo uno de sus viajes cuando paró en una posada para pasar la noche. En aquella posada estaban también hospedándose una comitiva importante de uno de los Poritzim más distinguidos de toda la zona, y entre ellos, su consejero personal, un yehudi completamente asimilado llamado Salomon. Esa noche Salomon oye unos llantos proviniendo de su habitación próxima, y preocupado comenzó a revisar a ver quien necesitaba ayuda. Por el cerrojo de la puerta es que vio la escena: Reb Yoisef sentado en el piso, diciendo Tikun Jatzot a la luz de una vela. Los llantos al pronunciar las palabras de Tehilim penetraron su corazón y le trajeron en aquel preciso instante los recuerdos de su infancia: se veía a sí mismo,  Shloime Leib, cómo sus padres le dedicaron tanto en pro de su Jinuj, sus hermosos años en el Shule y el Jeider, y luego en la Yeshive, y cómo lentamente fue dejándose llevar por la corriente de los vientos de la época, abandonando a su propia familia y terminando como el consejero y secretario de un Poritz, y formando familia con una no-judía, R"L. Salomón vuelve a su habitación, más no logra recobrar el sueño. Todo lo que intentó quitarse de su cabeza durante tantos años, está ahora latente frente a sus ojos y acompañado de un fuerte sentimiento de remordimiento y arrepentimiento. A la mañana siguiente, la dulce Tefilá de Reb Yoisef llega a oídos de Salomon y minutos después pide prestado un Talis y un Tfilin, para volcar su corazón en un Davenen que se extendería por un largo rato...

Esa noche Salomon se enfermó y, bajo una fiebre muy alta, comenzaba a desvanecerse y debilitarse. Reb Yoisef fue llamado a su habitación y este le contó todo lo que pasó por su vida, y terminó diciéndole que había decidido volver por completo en Teshubá. Los médicos que vinieron a tratarlo no veían remedio ni diagnóstico positivo para su estado de salud, e incluso cuando llegó el médico personal del Poritz, que para entonces la situación había empeorado, y lo examinó, dejó claro que no quedaba esperanza alguna...

Al salir de su habitación, donde estaban allí el Poritz y demás, simplementó soltó el comentario "Pobre y desdichado Salomon. Me acabo de enterar la terrible noticia que también de su esposa escuché una tragedia, mientras estaban en un barco, se hundieron sus pasajeros y no quedaron ni rastros...." El Poritz adviritió que ni le informen al desafortunado Salomon de la noticia, pero Reb Yoisef sabía que sí era importante que lo sepa, podría reconfortarlo y fortalecerlo! Se acercó y le susurró en el oído que su Teshubá había sido recibida en el Shamaim, contándole lo sucedido... No pasaron ni un par de minutos y el enfermo terminal abrió levemente sus ojos. Desde allí comenzó una mejoría sorprendente, siendo trasladado a Vitevsk para ser atendido allí, mientras Reb Yoisef siguió su camino.

Un tiempo después, Reb Yoisef viajó a Lubavitch para encontrarse con el sucesor del Alter Rebe, su hijo el Miteler Rebe, y allí es que se encuentra con alguien que le resulta familiar... "Shloime Leib!" lo saludó con emoción, y este le contó que el Poritz le había dado un tiempo de descanso luego de lo sucedido por lo que aprovechó a escapar y venir a Lubavitch para recibir guía y orientación en su nueva vida, volviéndose un verdadero y sincero Baal Teshuba.

Cuando Reb Yoisef luego entró a Yejidut, el Rebe le dijo: "Por un acto de bien individual y particular, salvar una Neshamá, mi padre hizo de un Talmid Jojom como vos que te vuelvas un carretero. Ahora, por el bien general, de toda la comunidad, haré de este carretero un Mashpia." A partir de ahí, Reb Yoisef, "el carretero", volvió a su ciudad natal para dirigir a los Jsidim locales y su comunidad en las sendas de Jasidut y Avodat Hashem.


viernes, 17 de enero de 2020

Carta Semanal del Rebe: Vacaciones de verano





Con la ayuda de Di-s
Sivan, 5712
[Mayo de 1952]
Brooklyn, Nueva York.
Para los estudiantes y alumnos escolares judíos, de todas partes!
Di-s los bendiga a todos!
Saludo y bendición:
Se acerca el tiempo de vacaciones, donde se liberan jóvenes y chicos, niños y niñas de las Yeshivot, Talmud Tora's, colegios, Day-Schools, etc., para un largo receso de verano.
La importancia de unas tranquilas vacaciones es obvia. Sin embargo, ciertos aspectos del tiempo de vacaciones deben ser analizados cuidadosamente. ¿Es el tiempo de vacaciones una interrupción del estudio, o es una transición de una forma de actividad a otra?
En todas las formas de vida, no existe la interrupción de la vida, seguida [luego] por un comienzo completamente nuevo, ya que la interrupción de la vida es la muerte y no puede servir como un período de descanso temporal. [Sí] Puede haber una transición de una forma de actividad a otra, pero no una interrupción o suspensión.
Por ejemplo: los dos órganos más vitales de nuestro cuerpo son el corazón y el cerebro. El corazón es la sede principal de la vida "física"; el cerebro es el centro principal de la vida "intelectual". Dado que el corazón y el cerebro [son los que] tienen el control supremo del cuerpo, se los llama "los Soberanos del Cuerpo". Ahora, estos órganos no solo no dejan de funcionar en un cuerpo vivo, sino que ni siquiera experimentan un cambio radical en su modo de actividad. Y dado que las acciones de los otros órganos son dirigidas por la actividad del corazón y el cerebro, se deduce que los demás órganos del cuerpo, aunque parezcan estar en un estado de inactividad, como en el caso del sueño [al dormir], en realidad no dejan de trabajar.
Esto es aún más obvio en el caso de la respiración. Encontramos que durante el sueño la respiración disminuye [se ralentiza] considerablemente, pero nunca se detiene, ya que el "aliento de vida" siempre debe estar allí.
Del mismo modo, en el caso de estudiantes, niños y niñas, estudiando nuestra Torá, Torat-Jaim: "La Ley de Vida", unas plácidas vacaciones no significan la interrupción y el cese de Torá y Mitzvot, Di-s libre. Significa sólo otra forma de avanzar en su curso de estudio, un período durante el cual renuevan sus habilidades mentales y aumentan sus capacidades para un estudio más intensivo más adelante.
Por lo tanto, amigos míos, traigan luz y santidad a su tiempo de vacaciones, recordando siempre que es un momento de preparación a fin de mejorar la calidad y la cantidad de sus estudios durante el tiempo lectivo [de estudio] por venir. Pero que no permanezca así solo en sus pensamientos e intenciones; estén siempre unidos a nuestra sagrada Torá en sus acciones y conductas cotidianas. Que no pase un solo día sin el "aliento de vida" provisto por la "Torá de Vida". Que todos tengan designado tiempos fijos para el estudio de Jumash, Mishná, Guemará, y así sucesivamente, cada uno de acuerdo con su estándar de educación de la Torá.
En este momento, deseo que todos los que estén decididos a utilizar sus vacaciones de esta manera productiva "viva", tengan mucho éxito, tanto durante las vacaciones, como al regresar al estudio normal más adelante.
 Con bendición,
M. Schneerson

jueves, 16 de enero de 2020

Snapshots - Anécdotas cortas con el Rebe - Desafiando el Status Quo #10

Comodidades materialistas 

Número 10


En el verano de 5720 (1960), un Josid le escribió al Rebe para compartir las buenas noticias que había comprado y se había mudado a una nueva casa en Newark, NJ.
En una carta del 5 de Elul, luego de dar su Brajá por la mudanza, el Rebe le advirtió que tenga cuidado con, lo que el Rebe denominó, "balebatishe hanojes" (hábitos o costumbres materialistas) que tiran abajo a una persona.
“Me han llegado las pruebas más que dolorosas, que tú, tu cuñado y otros han alcanzado esta escala: estás contento con tus estudios de nigle y jasidus y tu Avodat Hatefilá. También encuentras tus hafatzat hamayanot llevándose a cabo satisfactoriamente.
Es solo que, dado que una persona debe naturalmente avanzar, te has asegurado de progresar en toda y cada una de las áreas de lujos corporales, incluyendo una agradable siesta por la tarde..."
El Rebe concluyó sin rodeos: "¿Es realmente el propósito del descenso de tu Neshamá a este cuerpo para semejante "ascenso?"

miércoles, 15 de enero de 2020

Shiur Rab Osher Farkash Shemot y 70 años de Yud Shvat


Shiur Parashat Shemot: Gueulat Mitzraim y Gueulat Mashiaj - ¡70 años!"

lunes, 13 de enero de 2020

Snapshots - Anécdotas cortas con el Rebe - Desafiando el Status Quo #9

Una Jásene Americana 

Número 9

En 5719 (1959), el Rebe le dijo a Reb Nisan Nemenov lo siguiente en yejidus, y le pidió que lo publicara:
“No estoy contento con el estilo de vida de los jasidim [aquí] en América [Estados Unidos]. Una jasune solía ser un evento pequeño y cálido, donde todos contribuían en algo, haciendo algo de comida, etc. por lo que todos se sentían parte de la simja. Aquí, sin embargo, la jasune debe celebrarse en un salón, lo que agrega también tensión financiera sobre el anfitrión.
“Luego, existe la presión sobre los invitados de traer un regalo, lo que deja en compromiso a un amigo que no puede pagarlo, ya sea si asistir sin un regalo o el pedir prestado dinero. Incluso si un josid está dispuesto a tragarse su orgullo y venir sin un regalo, su esposa no lo aceptará. Y entonces él se endeudará...
“Finalmente, está la disposición de las mesas. Aquí, el anfitrión debe ubicar a todos de acuerdo con su estatus social, sin ofender a nadie. Esto también agrega tensión adicional sobre el Baal Hasimje. Uno puede imaginarse qué tipo de jasidishe farbrenguen puede tener lugar en semejante entorno.
“Obviamente no puedo decirle a nadie que actúe de manera diferente; que sea él el extraño... "