lunes, 28 de enero de 2019

Maise publicado para el 22 Shvat 5779: El inusual consejo de la Rebetzn -

La Sra. Esther Sternberg revela un inusual consejo que le dio la Rebetzn Jaya Mushka Schneerson: "Asegúrese de que la bebé recién nacida escuche el Farbrengen del Rebe en vivo (por teléfono)."


Por el Shliaj en Alaska Rab Yosef Greenberg
En honor al 31° Yortzait de la Rebetzin


En una entrevista con el rabino Greenberg esta semana, la Sra. Sternberg revela una historia que se remonta al nacimiento de su hija Rojel, en Jaf Av, 1981. Aquel mismo día, estaba teniendo lugar en Israel el Sium y Hajnasat Sefer Torá del primer Sefer escrito con el fin de unir a todos los niños judíos de todo el mundo, acorde a las instrucciones del Rebe en la campaña mundial del Sefer Torá de los Niños.

Su padre, el Rab Zalman Gurary z"l, notó la importancia de esta campaña para el Rebe y le pidió al Rebe el mérito de donar una corona de oro para esta Sefer Torá. Esta corona fue valuada en 90.000 dólares. Recibió el consentimiento del Rebe a condición de que el Rebe sea quien elija la forma exacta de la corona.

Una noche, el rabino Jodakov le pidió a uno de los gabaim que retirara discretamente la corona del Sefer Torá de Moshiaj de 770 y se la llevara al rabino Gurary. El rabino Jodakov le envió un mensaje de que el Rebe pidió que el formato de la nueva corona de oro fuera una réplica exacta de la corona del Sefer Torá del Mashiaj. El rabino Gurary llevó la corona a un orfebre que elaboró la nueva corona de oro según las instrucciones del Rebe.

El Sium y Hajnasat Sefer Torá estaba programado para realizarse el día de Jaf Av 1981. Aproximadamente una semana antes, el rabino Gurary estaba de vacaciones en Suiza cuando recibe una llamada del rabino Jodakov. El rabino Jodakov le informaba que el Rebe quiere que sea él el Shliaj del Rebe para llevar la nueva corona al Sium Sefer Torá en Israel, en nombre del Rebe.

Uno de los problemas que surgió con esta idea fue que la Sra. Sternberg estaba embarazada y en su noveno mes. Debido a una complicación médica con su nacimiento anterior, los médicos le indicaron que solo podría dar a luz por cesárea. La señora Sternberg era la única hija y muy cercana a su padre. Él estaba muy preocupado por ella y quería estar en Nueva York para su cesárea, programada para el 17 de Av, 3 días antes del Sium Sefer Torá en Israel.

El rabino Gurary le preguntó al Rebe qué debía hacer, a lo cual el Rebe respondió que, según el  Shuljan Aruj, él no es un médico y no puede estar en la habitación durante el nacimiento. Por lo tanto, no hay ninguna razón por la que no asistir al Hajnasat Sefer Torá en Israel.

El padre de la Sra. Sternberg tenía una conexión muy estrecha con la Rebetzn y hablaba con ella a diario. Debido a esto, ella asumió que su padre había hablado con la Rebbetzn y le había contado de este dilema. Ella dedujo que esta conversación causó la subsiguiente atención inusual que recibió de la Rebetzn, desde el día en que dio a luz.

La Sra. Sternberg dio a luz a una niña el 17 de Av como estaba previsto. A partir de ese día, la Rebetzn llamaba al hospital dos veces por día y le preguntaba cómo estaba ella y la bebé. La Rebetzn también llamaba a la casa de la Sra. Sternberg y hablaba con la hija mayor, que había regresado del campamento para cuidar y atender a la familia. La Rebetzn le preguntaba sobre el bienestar de los niños, como ser si comieron y de qué consistió el menú.

Como es sabido, cada Jaf Av, el Rebe conducía un farbrenguen en honor al Yortzait de su padre, Harav R’ Levi Itzjak Shneerson. En Jaf Av 1981, la Rebetzn llamó a la señora Sternberg para preguntarle cómo estaba. Mientras conversaba, ella preguntó de repente:

"¿Tienes alguna manera de escuchar el Farbrenguen de esta noche?"

La Sra. Sternberg respondió positivamente, explicándole que tenía una línea telefónica especial que estaba conectada a WLCC (World Lubavitch Communication Center).

(La Sra. Sternberg era la encargada de distribuir los dólares del Rebe a las mujeres al final de cada Farbenguen. El Rebe solía dar un fajo de dólares al Rab Wainberg, quien se los daba a la Sra. Sternberg para que los distribuyera a todas las mujeres que participaron en el Farbrenguen. Cuando la Sra. Sternberg no podía asistir al Farbrenguen porque estaba atendiendo a sus hijos, lo escuchaba por teléfono. Cuando escuchaba que el Rebe estaba a punto de concluir, se subía al auto para llegarse a 770 cuando el Rebe reparta los dólares.)

La Rebetzn le dijo: "En ese caso, sería una gran idea llevar a tu beba a la cama contigo, y ​poner el auricular del teléfono entre tu oído y el oído de la bebé, mientras escuchas el Farbrenguen, para que la bebé también escuche el Farbrenguen, ya que es muy importante que los niños escuchen Jasidus!

La Sra. Sternberg estaba sorprendida por lo que acababa de escuchar, y le prometió a la Rebetzn que seguiría sus instrucciones. Tomó a su beba de 3 días con ella en la cama y puso el auricular de la voz del Rebe junto a su oreja. Ella recuerda cómo la bebé se quedó recostada muy tranquilamente durante todo el farbrenguen.

Esta historia revela un atisbo del gran Tzidkut y santidad de nuestra Rebetzn, y su total Bitul e Hiskashrus al Rebe. Esto nos muestra su enfoque fundamental y espiritual en la educación. Más específicamente, ¡ella nos enseñó a criar hijos para que sean Yirei Shamaim y Jasidim asegurándose de que incluso los bebés siempre escuchen la sagrada voz de nuestro Rebe mientras habla Jasidus!

(También cabe destacar que en ese mismo Farbrenguen, Jaf Av 1981, el Rebe habló acerca de Jinuj, y dijo que la educación de los niños comienza desde el momento del nacimiento y el efecto que tiene esto en el niño hasta su último día. El Rebe explicó que el concepto de educación comienza desde el nacimiento por medio de tener al bebé rodeado de objetos sagrados, letras hebreas, citas de Psukim, etc.

El Rebe declaró: "Como fue revelado científicamente recientemente (lo que Torá ya reveló hace miles de años), que los objetos que rodean a un bebé desde el momento en que viene al mundo, tendrán un efecto en el niño hasta que envejezca". El Rebe continuó diciendo: "No como los que se equivocaron al pensar que hasta que el niño alcance la edad para distinguir la diferencia entre el bien y el mal, no importa el entorno que rodee al bebé ya que de todos modos no entiende...")



domingo, 27 de enero de 2019

22 de Shvat - Rebetzn Jaya Mushka A"h - Videos en español





El video de presentación de JEM a su documental sobre el Histalkut de la Rebetzn



Una breve biografía de la Rébetzn Jaia Mushka Schneerson



La Sra. Louise Hager tenía catorce años al encontrarse por vez primera con la esposa del Rebe, Rébetzn Jaia Mushka. En el curso de los años, desarrolló una cercana relación con la Rébetzn.


El Rebe recibiendo al Miembro de la Asamblea Legislativa de New York, Dov Hikind, en los días de la Shiva por la Rebetzn, durante el Nijum Abelim (r"l): "Su nombre fue Jaya, 'vida'."



La familia de la Sra. Ester Sternberg tenía una relación cercana con la Rebetzn Jaia Mushka. En este video, ella rememora su dedicación a los Jasidim:

"Son todos nuestros niños" - Emocionante historia con la Rebetzn

El podólogo de Crown Heights, el Dr. Alan Neumark, habla de su amistad con la Rebbetzn Jaya Mushka, y la respuesta de ella a su observación de que no tuvo hijos.


El Dr. Alan Neumark vive con su familia en Bays Water, Nueva York, y mantiene un consultorio privado de podología en Crown Heights, donde fue entrevistado por el proyecto My Encounter de JEM en enero de 2016.

Cuando abrí un consultorio de podología en Crown Heights en 1983, comencé a aprender acerca de mi religión. Fui criado en un hogar secular, por lo que al principio me sentía un poco sorprendido cuando supe que las fiestas judías no consistían solo de Rosh Hashaná, Yom Kipur y Pesaj, y cuando mis pacientes comenzaron a ofrecerme ponerme los Tefilín. (Lo hice, aunque me tomó algunos años aprender a recitar el Shemá comprendiendo lo que estaba diciendo).

Después de que me volví un poco más conocido y prestigioso, recibí una llamada telefónica en la que me pedía que hiciera una visita domiciliaria a la Sra. Schneerson. Fijé un turno, pero luego estuve ocupado ese día y me olvidé de ir. Eran alrededor de las 8:30 p.m. cuando sonó el teléfono y la persona que llamaba me preguntó qué había pasado. Ahí fue cuando recordé el turno y me disculpé profusamente, ofreciéndome ir de inmediato, que fue lo que hice.

Cuando llegué a la dirección que me dio, 1304 President Street, me encontré con un pastor alemán cuidando el patio, por lo que me di cuenta que esta señora debía estar bastante bien acomodada. Pero cuando entré en la casa, la encontré bastante natural y sencilla: teniendo en cuenta al perro guardián que estaba afuera, esperaba encontrar una mansión.

Conocí a la amable señora anciana que me había llamado, esta Sra. Schneerson, analicé su historial médico y la traté. Tenía unos 85 años, pero tenía a pesar de eso, un comportamiento muy principesco y suntuoso. Al mismo tiempo, ella era muy cálida, amable y gentil. Recuerdo que ella también me sirvió pastel y té, y luego me fui.

A la mañana siguiente en la oficina, recibí una serie de llamadas telefónicas. Algunos de mis otros pacientes religiosos se habían enterado de alguna manera de mi visita, tal vez porque me vieron entrar a la casa, y estaban muy emocionados de que yo había tratado a la señora Schneerson. No entendía exactamente de qué se trataba el alboroto hasta que mi secretaria me explicó que yo había tratado a la Rebbetzin Schneerson, la esposa del Rebe de Lubavitch.

Cuando eso no me impresionó, me explicó quién era el Rebe y me sugirió que fuera a verlo un domingo, cuando él entregaba dólares para caridad. Le dije: "No necesito su dólar; Tengo mi sustento." Y ella se puso a reír y dijo: "No tiene nada que ver con el dinero. Recibir un dólar del Rebe es una cosa espiritual e inspiradora. Deberías pensarlo."

"Está bien, lo pensaré", le dije, pero en realidad, simplemente me olvidé de eso.

Pasaron dos meses y recibo una llamada para visitar a la señora Schneerson nuevamente; ahí me disculpé con ella por no saber que ella era la Rebbetzin. "Si supiera quién era ud., me hubiera puesto un yarmulke", le dije.

"Está bien", respondió ella, "deberías usar un yarmulke por ti, no por mí."

Le dije: "Está bien... tal vez algún día."

Volvió a servirme torta y té después de que la tratara y tuvimos una charla muy agradable.

Después de eso, la veía cada dos meses y nos volvimos muy amigables, de hecho, tanto que algunas de nuestras conversaciones durante el pastel y el té comenzaron a abordar temas personales.

Una vez ella me preguntó si estaba casado. Dije que no lo estaba, pero quería y estaba justamente saliendo.

"¿Estás saliendo con lindas chicas judías?" preguntó ella.

"No", respondí, "No las soporto". Y realmente lo dije en serio porque las mujeres judías que había conocido encontré que eran muy materialistas y no eran para nada de mi agrado. Prefería salir con mujeres no judías.

La expresión en sus ojos decía que estaba decepcionada por mi respuesta, pero sonrió y dijo: "Ya veo. Por supuesto, debes casarte algún día, pero tómate tu tiempo, tómate tu tiempo... " Luego hizo una pausa y añadió: "Prométeme que cuando lo hagas, te casarás con una linda muchacha judía."

"Si eso tiene que pasar, pasará", le contesté, sin compromiso.

"No se preocupe", me dijo, "todo estará bien; todo estará bien."

Y por lo que la gente me dice, eso debe haber sido una bendición para mi futuro.

En otra ocasión, cometí un paso un poco equivocado. Descubrí que ella nunca tuvo hijos y eso me sorprendió porque, por lo que podía ver, cada familia en Crown Heights tenía unos diez hijos. Y solté la siguiente afirmación: "Sra. Schneerson, escuché que no tiene hijos, y eso me hace sentir muy mal. Es usted una persona muy cálida, muy buena, hubiera sido una excelente madre; lamento el hecho que no haya sido bendecida con una familia."

Me miró como sorprendida por mi declaración, y respondió: “Todas las personas en esta comunidad son nuestros hijos. Somos responsables de mucha gente."

Le dije: "Probablemente tenga razón: tan ocupados como usted y su esposo están con el trabajo comunitario, esto es probablemente lo que se suponía que debía pasar. Pero aún me siento mal, porque hubiera sido una madre maravillosa."

"Gracias", dijo, y lo dejó ahí.

Cada vez que pienso en esa conversación mis ojos se llenan de lágrimas, ella hubiera sido una madre increíble... Pero supongo que, de alguna manera, ella realmente fue una madre increíble para muchos.

Con el tiempo, comencé a sentir que ella realmente se preocupaba por mí. Una vez ella me dijo: "Cuando necesite ayuda, doctor, yo lo ayudaré". Y ella lo hizo.

Llegó un momento en que el padre de un amigo mío estaba gravemente enfermo y me pidieron que viera qué podía hacer para obtener una bendición del Rebe para su recuperación. Naturalmente, llamé a la Rebbetzin y ella prometió hablar con el Rebe, asegurándome: "Todo estará bien". Y así fue: el padre se recuperó.

Cuando llamé para informarle esto a la Rebbetzin y agradecerle a ella y al Rebe, ella dijo: "Le dije que todo estaría bien."

Fue un momento muy especial porque sentí que ella había hecho todo lo posible por ayudarme. Esa fue la única vez que le pedí ayuda mientras estaba viva.

Luego, diez años después de su fallecimiento, me ayudó de nuevo. Esto fue después de que fui a Israel y decidí volverme más observante. Cuando llegué al aeropuerto Ben Gurion, besé el suelo y prometí no volver a trabajar los sábados. Y luego, cuando volví a casa, tomé la resolución de casarme finalmente. Tenía cuarenta y dos años, y ya era hora...

Fui a la tumba del Rebe y recé allí para encontrar a la mujer adecuada, pero a pesar de que había conocido a muchas mujeres, no eran las adecuadas para mí. El tiempo pasaba y no me ponía cada vez más joven... empecé a sentirme muy frustrado. Pero un día, un día de enero del 1999, me di cuenta de que necesitaba la ayuda de mi buena amiga que me prometió que estaría allí si alguna vez necesitaba su ayuda. Así que volví a ir al cementerio, esta vez a su lugar de descanso, y le dije: "Sra. Schneerson, necesito casarme, quiero finalmente establecerme."

Y exactamente dos meses después sucedió. No fue fácil ya que, después de conocer a una joven llamada Lea, necesitaba una intervención divina para conseguir su número de teléfono y tener una cita con ella. Pero una vez que nos sentamos y hablamos, estaba claro que ella era la indicada. Después de un par de meses, le dije: “Creo que nos llevamos bastante bien; deberíamos casarnos." Y ella dijo:" Sí, deberíamos."

Y luego le dije que esto sólo tenía que haber sido orquestado por una sola persona, una persona con quien yo me sentía muy cercano. Y levanté la vista y dije: "Gracias de nuevo, señora Schneerson".

jueves, 24 de enero de 2019

Acordate de tu madre!

"כבד את אביך ואת אמך" 

Un domingo por la mañana, del año 1991, Reb Peretz Hejt, mi padre Reb Jaim Meir Bukiet y yo, esperábamos juntos en la famosa fila que llevaba a donde el Rebe, de sagrada memoria, distribuía dólares para que sean dados en caridad.
El rabino Hejt fue el primero en pasar por el Rebe. El Rebe le dio un dólar y luego le entregó otro dólar diciéndole: "Este [dólar] es para tu madre". El rabino Hejt quedó helado; Su madre había fallecido ya hace muchos años.
El Rebe, notando la confusión del Rabino Hejt, repitió: "Para tu madre".
El rabino Hejt lo miraba al Rebe, incapaz de pronunciar una palabra. El Rebe le pregunta con una sonrisa: "¡¿Sabes que tienes una madre?!"
El rabino Hejt se inclinó y le susurró al secretario del Rebe, el rabino Leibel Groner, que su madre había fallecido hacía muchos años. El rabino Groner le repitió esta información al Rebe. El Rebe respondió de inmediato: "¿Y entonces qué (con eso)?"
El rabino Hejt tomó el dólar por su difunta madre y se fue, muy desconcertado y aturdido.
Inmediatamente al salir del edificio, el rabino Hejt comenzó a exclamar: "¡Oy Vey! ¡Hoy es el cumpleaños de mi madre!"
El Rebe le dio un dólar para que sea puesto en Tzedaká en el mérito de su madre, en el día de su cumpleaños. 

Levi Bukiet

miércoles, 23 de enero de 2019

Maamar Dalet Roshei Shanim 5731 - Tu Bishvat - Traducido al español


Nos complace poner a disposición de todo los lectores el Maamar Arbaá Roshei Shanim, pronunciado por el Rebe en el día de T'u Bishvat 5731 (1971) y posteriormente editado y corregido por el Rebe, siendo publicado en T'u Bishvat del año 5751 (1991), aquí traducido al español y con notas explicativas.

Es recomendable imprimir una versión para poder estudiarlo de forma precisa, o estudiarlo en (este) Shabat, como continuación y culminación de Tu Bishvat, etc.

Una síntesis del Maamar, para comprender la novedad implícita en este Maamar, en lo que respecta al estudio de la Torá y el cumplimiento de las Mitzvot, como lo explica el Jasidut:

Los Shalosh Regalim (las tres festividades de Pesaj, Shavuot y Sukot) corresponden con el crecimiento y producción de la cosecha, también de la cosecha espiritual (siendo esta 'cosecha' y producto, la tremenda revelación que alcanza la Neshamá, trascendiendo su condición de como antes de descender al mundo) por medio de ser sembrada (implicando esto el descenso de la Neshamá, y además el descenso al Galut). Dos conceptos implicados en el sembrado: A) Refinación del cuerpo y del alma animal (sacar a luz su potencial, tal como el potencial de la tierra de producir vegetación), B) la anulación, sumisión de Kabalat Ol (la descomposición de la semilla). Ambos conceptos se ven más bien en las Mitzvot, y no tanto en la Torá (que no se puede decir que la Torá sirve simplemente como un medio, Di-s libre, para producir una refinación de la persona o del mundo, y a su vez el concepto de sumisión y anulación corresponde más a las Mitzvot que a la Torá).

Trigo, supone un elemento esencial para la conservación y vitalidad de la persona, alude entonces a una faceta de la Torá que se relaciona con las Mitzvot, mientras que los árboles, los frutos, que otorgan más bien placer y deleite (no algo vital o indispensable) alude una faceta de Torá de por sí misma. Y al ser que las Mitzvot parten y se orginan de la Torá, se proyecta entonces, también en la Avodá de Kabalat Ol el concepto de placer y deleite. El hecho que la persona se sienta un ente independiente, un Metziut, (lo que alude a la Mitzvot, que le dan una cierta consideración a la persona, al mundo) eso mismo es parte y es con el objetivo de concretar el Plan Divino.

Por eso es que el Rosh Hashaná de los árboles es precisamente el quince del mes (a diferencia de los demás Roshei Shanim), ya que el Rosh Hashaná de los árboles alude y se corresponde con el concepto del deleite y placer, la integridad y plenitud de la Avodat Hashem.
  


[Esta composición fue editada (para Tu Bishvat 5779) en honor a la boda de Hatomim Bruno Lewin 'שי con la Kalá Maya Vanuno 'שתי, quiera Hashem concederles muchas satisfacciones a vuestras familias, y que establezcan un hogar eterno, con todas las bendiciones de forma manifiesta, con hijos, salud, y sustento, todos estos en amplitud y abundancia.]

  



martes, 22 de enero de 2019

Instantáneas - Anécdotas con el Rebe - Jinuj #11

Número 11
Jasidut para niños


"Jasidut es para todos", decía siempre el Rebe, "incluso para niños pequeños".
Cada vez que el Rebe hablaba en los encuentros ('Rally') de Tzivot Hashem, las sijot siempre eran dirigidas a los jóvenes y niños en su idioma. Sin embargo, contenían mensajes extraídos de lo más profundo del pensamiento jasídico.
Reb Zusha Posner, mashpia de Tomjei Tmimim Lud, relata:
“Había un maestro de niños de nueve-diez años que estuvo en Yejidut. El Rebe le dijo que debía enseñarle a sus alumnos acerca de gadlut haBoré, la grandeza de Hashem.
"El melamed estaba aturdido. "Gadlut haBoré? ¡¿Cómo van a entenderlo estos niños?!”, exclamó.
"El Rebe respondió, con una sonrisa: "Si Hashem se ha arreglado como para condensarse tanto que nosotros podamos darnos cuenta de (y comprender) Su grandeza, seguramente podría hacerse metzamtzem así Mismo un poco más como para que un niño lo comprenda."

lunes, 21 de enero de 2019

Se fue un Josid... R' Abrohom Lison A"H


R' Abrohom Lison, de los Jsidim mayores y veteranos de Jsidei Jabad, Mashpia del Beit Kneset "Najum Itzjok" en Kfar Jabad, falleció en el día de hoy, 15 de Shvat 5779, a los 96 años. BD"H.


Breve Biografía


R' Abrohom Lison nació en el año 5683 (1922) en la ciudad litaí de Ponevizh, siendo su familia de un linaje jasídico, Jasidim del Tzemaj Tzedek. (En sus primeros años de juventud estudió en la Yeshiva local de Ponevizh, en lo del Rab Yosef Shlomo Kahenman, uno de sus pocos discípulos que sobrevivió a la Shoá.) 
En el año 5701 (1941) pasó a estudiar en la Yeshiva Tomjei Tmimim de Samarkand, en Rusia, y en 1946 logró escapar con todo un grupo de Jsidim de Rusia. En Francia contrajo matrimonio con nada menos que la hija de R' Shlomo Jaim Keselman, el famoso Mashpia, y luego de un corto período de tiempo recibieron la joven pareja la expresa indicación del Frierdiker Rebe de emigrar a Eretz Israel, siendo parte así de los pioneros que fundarían la colonia de Kfar Jabad.
Se dedicó allí al Jinuj, además de dar Shiurim fijos en su particular estilo en el Torá Or y el Likutei Torá en el Beit Kneset "Najum Itzjok".

R' Abrohom fue dotado de un talento musical único (además de su alegría peculiar expresada en sus piruetas y acrobacias), y también mediante esto acercó a mucha gente a Jasidut (en las 'noches con Jabad' donde se cantaban melodías jasídicas, etc, y en el coro oficial de Kfar Jabad). Su Davenen era algo excepcional, y un Nigun durante su rezo otorgaba realmente un placer y deleite a quien lo escuchara.






Aquí una hermosa producción (de R' Mordejai Brotzky) a un Nigun Jabadnik (muy poco conocido) que R' Abrohom solía cantar frecuentemente, e incluso R' Abrohom le insertó las palabras del Pasuk גם כי אלך בגיא צלמות לא אירא רע כי אתה עמדי:



Y aquí otro Nigun, con las palabras del Tehilim Cap. 30, insertadas por R' Abrohom Lison: