viernes, 15 de junio de 2018

Guimel Tamuz 5778 - Videos en español


UNA CONEXIÓN REAL
Estar cerca del Rebe no es necesariamente proximidad física:





El Rebe está con nosotros luego del Histkalkus aún más de como estaba antes!

jueves, 14 de junio de 2018

Mamtak LeShabat Koraj - Guimel Tamuz - 5778



El rabino Shabtai Slavatitsky, Sheliaj del Rebe en Amberes Bélgica una vez contó acerca de un judío llamado Shapira que vive en Bélgica. Cuando este judío era un niño antes de Bar Mitzva, su madre murió de una grave enfermedad. En aquel momento él era un niño y no entendía lo que estaba pasando, pero quedó muy triste. Después de varios años, vino a los Estados Unidos y decidió ingresar a Yejidut a lo del Rebe de Lubavitch.

"Cuando entró al Rebe, incluso antes de presentarse y decir su nombre, el Rebe le dijo que se sentara y luego abrió un cajón y sacó una pila de cartas. De entre las cartas, el Rebe escogió una específica que colocó sobre la mesa, y le indicó que la leyera.

El yehudi leyó la carta. Era una carta que su madre le había escrito al Rebe hace años, en la que le cuenta al Rebe sobre su terrible enfermedad y que los doctores no le dan mucho tiempo de vida. En la carta, ella no le pide una brajá para sí misma, sino que pide que sus 12 hijos sigan el camino de la Torá y las mitzvot y sean Yerei Shamaim (temerosos de Di-s), y que su esposo se las arregle (económicamente) incluso después de su muerte.

En la carta, la madre también especificaba sus sentimientos y pensamientos acerca de cada uno de sus chicos. Era la primera vez que veía lo que su madre pensaba de él siendo un niño, e irrumpió en llantos. Le pidió al Rebe la carta, pero el Rebe le respondió: "Cada víspera de Yom Kipur antes de ir a Kol Nidrei leo (de entre todos las letras que tengo,) esta carta."

Cuando escuchó esto, aceptó por supuesto dejarle la carta al Rebe.

*

En la Parashá de esta semana leemos acerca de Koraj que viene y se queja acerca de Moshé y Aharón, "toda la comunidad es santa... ¿Por qué deben alzarse sobre toda la congregación de Hashem?"

La queja de Koraj es que todo el pueblo de Israel esuvo allí en el Monte Sinaí y vio la revelación Divina directamente, ¿por qué necesitamos a Moshe Rabeinu? ¿Por qué no recibir directamente de Hakadosh Baruj Hu, todos somos santos?

*

La verdad es que la pregunta de Koraj es aparentemente buena. ¿Por qué Hashem se dirige a Moshe para ir a redimir al pueblo de Israel, por qué no se revela a toda la nación y los dirige directamente? Pero en la práctica, vemos que el Creador sí se dirige a Moshé y hasta le dice que cuando el pueblo de Israel vea el momento de la entrega de la Torá en el Monte Sinaí, 'creerán en ti por siempre'?

Hakadosh Baruj Hu le dio suma importancia al hecho de que el pueblo judío tenga un líder, un hombre que esté anulado y entregado por completo a Di-s y cuyas metas y deseos en la vida sean el pueblo de Israel. De esta forma, Am Israel siempre se mantendrían acorde a la voluntad de Hashem, a Su Torá y Mitzvot.

*

Esta es la respuesta de Moshé a Koraj: "mañana hará conocer Hashem lo Suyo, y a quien es santo lo acercará a Él" Ser el líder del pueblo de Israel es una elección directa de Di-s en una persona cuya única preocupación es el pueblo de Israel sin ningún interés personal, Di-s elige al Tzadik y le otorga fuerzas especiales para influir y fortalecer la fe en todo Am Israel

*

Este Shabat, el 3 de Tammuz será el 24° aniversario del Lubavitcher Rebe.

El Rebe, con su genuina preocupación y amor por todos los Yehudim, por cada uno que pertenece al pueblo judío, estableció más de 2000 Batei Jabad en todo el mundo y envió a más de 4.500 shlujim para asegurarse que cada judío en cualquier parte del mundo pueda expresar su alma y su conexión con Hashem.

*

Este día es un día especial para reflexionar en el camino del Rebe y continuar su camino mediante cada uno de nosotros, añadiendo otra mitzvá y buena acción y fortaleciendo la unión y el amor entre nosotros.

*

En mérito al aumento de cada uno de nosotros en las mitzvot, las buenas obras y la unión de Am Israel, mereceremos la Gueulá verdadera y completa de inmediato.

Shabat Shalom!
Rab Nejemia Vilhelm
Beit Jabad Bangkok, Tailandia
Traducido por JasidiNews

El partido se canceló, pero el 'negocio' tuvo más éxito de lo esperado

"Si le consigo un par de entradas para este partido histórico, ¿accedería a colocarse los Tefilín?" El atónito judío que no esperaba esa pregunta respondió de inmediato: ¡Absolutamente! Cónsigame las entradas, me pongo los Tefilin." Sonaba más en su voz el ridículo y el escepticismo acerca de cuán posible era esto. Una columna fascinante de Udi Hershler, que los dejará sorprendidos.



Por Udi Hershler, para COL
Traducido por JasidiNews

La semana pasada el país estuvo sacudido por un tema particular. Para quienes no están familiarizados con los detalles, les diré que se trataba de 'el partido', que supuestamente iba a tener lugar entre los equipos de Israel y Argentina, y se canceló inesperadamente. Cientos de miles de hinchas que esperaban ansiosamente el gran momento, 'mega-histórico', recibieron la noticia con una amarga consternación.

Acorde a la magnitud de la expectativa exactamente fue la magnitud de la decepción. Sin previo aviso, recibieron la noticia que el equipo contrincante había cancelado el juego. Pronto se hizo evidente que detrás de aquella notificación, habían organismos enemigos de Israel,  física y intelectualmente, como la organización DBS y por supuesto organismos y federaciones palestinas o pro-palestinas, que lograron causar que la dirección del plantel de la selección argentina llegue a la conclusión que su venida a Israel implicaría el reconocimiento "criminal" de las acciones de Israel contra el pueblo palestino en las fronteras de Gaza, etc. Esto mismo hizo que la sensación de dolor y desilusión fuera más dolorosa e insultante. No solo estamos condenados a luchar por nuestras vidas dentro de nuestras fronteras, sino que también nos han abstenido de darnos la poca satisfacción que aún podemos sentir aquí. Y ni hace falta añadir y describir cuán grande fue la alegría en el bando hostil enemigo de Israel, la Autoridad Palestina, etc y los que de una punta a la otra del mundo se pusieron como objetivo atacar a Israel y presentar sus acciones como un insulto a la raza humana.

Bueno, hasta aquí como introducción. Pero ahora amigos, déjenme presentarles otro aspecto oculto, muy oculto de esta historia. Uno que dejo para que determinen, cuánto de esto constituye parte misma del cuerpo de la historia en sí, o simplemente otra anécdota marginal e insignificante. Así que todo lo que tengo que hacer es presentarles los hechos, que hablan por sí mismos:


Una persona preciada y muy justa, querido y respetado, emisario directo del Rebe de Lubavitch, el rabino Dov Halperin. Este hombre dedica día y noche a la difusión del judaísmo de diferentes maneras de una punta del país a la otra, y entre otras cosas ha estado realizando su activismo durante bastantes años en la dirección y gestión de una importante empresa conocida al Norte. Como es usual en los Jabadnikim, realiza una visita regular allí, les coloca Tefilin a los empleados, luego enseña un Shiur, y más.

Allí hay un judío, bastante mayor (adulto) de origen argentino, miembro del equipo de gestión de la empresa, que se empecinó por alguna razón en no participar ni involucrarse en dichas actividades bajo ninguna circunstancia. Cuando se tratara de una actividad religiosa, desde su punto de vista, nada lo hará mover de su decisión. Es cierto que lo ayuda a R' Dov en lo que necesite para actuar dentro del marco del lugar, pero, en lo que a él mismo respecta, insiste en rehusarse. 'Por mi cabeza, Tefilin no serán colocados, pase lo que pase'.

Nu, todos saben que los Jabadnikim se distinguen en la paciencia y tolerancia, por un lado, y la persistencia y obstinación por el otro. Y, ciertamente, cuando hablamos del Rabino Dov Halperin. no obstante, se dio esta situación de silencio y 'status quo' durante varios años.
Pero todo esto cambió abruptamente en las últimas semanas. Como de costumbre, R. Dov estaba en las oficinas de esa compañía. Al encontrarse por casualidad con este judío, Reb Dov notó que su cara no era la misma. Cuando se le preguntó por su bienestar, el judío decidió compartirle su angustia: "Usted probablemente ha escuchado rabino sobre el histórico partido que está por jugarse entre Israel y Argentina, también sabe probablemente que soy nacido en Argentina, por lo que es fácil de imaginarse cuan ansioso estoy de conseguir una entrada para ir a este juego. Pero vea rabino, precisamente porque el juego es tan importante e histórico, se han agotado de un saque las decenas de miles de entradas que se dispusieron. Así que, de hecho, estuve intentando hace días dando vuelta todo por conseguir un boleto, una entrada que me permita estar presente en el gran partido, ver en carne propia esta historia ocurriendo en la cancha. Y, sin embargo, por mucho que lo haya intentado y los trucos que haya hecho, he fallado, el triste resultado es que los boletos y las entradas se han agotado. No hay forma de conseguir ni un solo boleto para semejante evento histórico."

El rabino Dov además de ser un hombre erudito de la Torá, también está dotado de astutos instintos empresariales desarrollados. Percibió que aquí Di-s le estaba dando una oportunidad única. Hacer lo impensable, lograr algo sólo posible en las historias jasídicas, decidió tirarse a la pileta: "Si le consigo un par de entradas para este partido histórico, accedería a colocarse los Tefilín?" El atónito judío que no esperaba esa pregunta respondió de inmediato: ¡Absolutamente! Cónsigame las entradas, me pongo los Tefilin."  Había más en su voz que el ridículo y el escepticismo acerca de cuánto era esto posible, y cuánto rabino Dov realmente entendía de lo absurdo que implicaba incluso el intentar lograrlo. Sin embargo, R' Dov emprendió esta misión, cueste lo que cueste, lleno de fe y compromiso con su Shlijut que lo conseguiría. ¿Cómo dicen los Jabadnikim? Lejatjila Ariber!

Los caminos de la Providencia son realmente asombrosos. Reb Dov, este hombre de sabiduría y picardía, de alguna manera logró conectar hilos en su mente. Sin entrar en demasiados detalles, rápidamente se le vino a la mente el nombre de un hombre de negocios judío-argentino que está involucrado en negocios aquí en Eretz Israel, invirtiendo y contribuyendo enormemente a la economía israelí, etc. R. Dov correctamente adivinó que este hombre podría ser un factor constructivo y positivo, involucrado en la ejecución de este partido, para el beneficio de ambas naciones.

Y aquí es cuando todo entró en frenesí mundial. Rabino Dov se las arregló para conseguir de alguna manera llegar a la gestión más alta de la compañía propiedad de este empresario, y llegó a movilizar a él mismo en esta tarea, que personalmente levantó teléfonos, presionando aquí y allí (y no piensen que todo fue tan simple y obvio, ¡para nada!). Finalmente lo consiguió, ¡Había entradas, lo creas o no, un par de boletos!*

Es difícil describir la alegría y satisfacción de ese judío, cuando recibió el tan esperado teléfono del rabino Dov. "Estimado, tengo la entrada para el partido. De hecho, no una sino dos entradas listas para serle entregadas. Parece entonces, que yo cumplí mi parte del trato, ahora estimado, la 'pelota' está de su lado del campo, colocarse los Tefilín, eso es todo."

Por supuesto, esta vez el judío era el más feliz de todos en llevar a cabo su parte del trato. Un trato es un trato. Especialmente porque pasaba por su cabeza el pensamiento que nunca había tenido tanta satisfacción y felicidad a un precio tan pequeño. Un milagro que existen estos Jabadnikim disparatados. "Pásese mañana, rabino, que me los pongo. Se lo ganó, y bien merecido."

Hay que ser 'algo Jabadnik' para entender la magnitud de este momento, lo que significa para alguien como el rabino Dov haber logrado un éxito como este. El significado de colocarle los Tefilín a una persona tan adulta después de haber insistido tanto durante tantos años. Y la Hashgajá Pratit, por la cual el Rebe en cuyo nombre se ha embarcado por años en su misión, como que lo guía por el camino correcto para atravesar, paso tras paso, lo difícil y lo imposible.

Desafortunadamente, en la tarde de ese mismo día que el hombre recibió la feliz noticia de que había conseguido el par de entradas deseadas, se recibió la decisión de la selección Argentina de cancelar su llegada. Cuán perplejo quedó el rabino Dov esa noche; de repente todos los maravillosos logros para conseguir los boletos, y el haber estado más cerca que nunca de conseguir que ese judío se colocase Tefilín, ahora parecía distante e irrelevante...

Al día siguiente, se presentó el rabino Dov en las oficinas de la empresa, esperándose ya oír de este judío todas las excusas y negaciones, contemplando los desenlaces. Pero como una buena historia jasídica, las sorpresas nunca dejan de surgir. El judío en cuestión, lo esperaba con una cara sonriente; "Rabino Dov", dijo, "seguramente usted está convencido de que iba a esquivar mi trato de colocarme los Tefilín, pero no, no es esa mi idea. Lo que prometí sigue en pie, así que no tengo intención de evitarlo. Usted ha hecho lo máximo posible, y lo logró, ahora es mi turno de cumplir mi parte como si nada hubiese sucedido anoche." El suspiro de alivio del rabino Dov se podía escuchar desde lejos.

Y de hecho, amigos, créanlo o no, se puso en marcha aquel Tefilin histórico. El judío se pone los tefilin como corresponde. Un momento antes de llevar a cabo la mitzvá, este judío consideró apropiado compartirle a Reb Dov otro hecho "pequeño": "Rabino, esta es la primera vez que me pongo tefillin." ¿Están entendiendo? Gracias a ese par de entradas para un partido que nunca ocurrió, llegó a su fin la condición de ese judío como Karkafta (expresión talmúdica que refleja el estado de un Judío que nunca se puso Tefilin). No hace falta ser un gran creyente, y ciertamente no un jabadnik como el rabino Dov, para entender la magnitud de aquel momento y la intensidad de aquel instante de brillo de esta alma judía.

Pero la historia amigos, no termina aquí. El Shabat pasado, un grupo de jasidim estaban sentados en un Farbrenguen (reunión jasídica) en la sinagoga de Jabad quizá más antigua del mundo, el "Tzemaj Tzedek" de la Ciudad Vieja de Jerusalem. Entre los presentes estaban también este empresario-judío-argentino, y casualmente (o 'causalmente'), también estaba allí el rabino Dov. Para R' Dov, esta fue una verdadera oportunidad de oro, para compartir con la comunidad la maravillosa historia en cuestión, y por supuesto para sobresaltar la contribución tremenda y única de ese maravilloso empresario, el que estaba allí sentado con ellos, y gracias a quien se allanó el camino para lograr colocarle los Tefilin a aquel judío - ¡por primera vez en su vida!

Sin mencionar la identidad de este empresario, es momento de mencionar aquí su extrema modestia. Al principio intentó minimizar la importancia de su contribución al respecto, pero en cierto momento, luego de unos Lejaim's cuando el calor jasídico se hizo más fuerte, aceptó revelar otra parte en esa historia ejemplar. Y estas fueron sus palabras:

"Sepan, amigos, que esta semana he perdido mucho dinero, mucho no sólo en términos suyos, sino incluso en mis propios términos. Dinero, tiempo y prestigio que yo y una de las compañías israelíes que poseo habíamos puesto para que se realice el gran partido en cuestión. Realmente se suponía que sería un momento tope en las relaciones entre ambos países. Lamentablemente, mucho, todo se fue por el desagüe de un saque. La hostilidad de muchos de nuestros vecinos hacia Israel, junto con otras acciones despreciables de algunas organizaciones internacionales, llevó a la cancelación del juego, sin que pudiéramos cambiar la decisión. Pasé horas y horas tratando de inclinar la balanza hacia un lado positivo. Conversaciones con los líderes de los países de más alto nivel, junto con varios intentos políticos y económicos, fracasaron. El juego fue cancelado y nos quedamos con las pérdidas y las cicatrices.

"Pero 'como agua fría para un alma cansada y sedienta', son realmente tus palabras que me relatas ahora, Reb Dov. Ahora me doy cuenta de que nada, pero nada, es en vano. Cuánto implicó toda esa movida para esta historia real detrás de las escenas. El judío que, gracias a toda esa gran movida, tuvo la oportunidad de ponerse tefilín por primera vez en su vida. Todo ahora queda empequeñecido frente a este logro judío único. Y entiendo ahora que no tenemos que concentrarnos en la angustia que ha surgido a la superficie, sino en un intento de encontrar la historia interna, la historia verdadera, profunda y trascendente que va más allá de todo." No siempre es posible, por supuesto, pero esta historia es sin duda una obra maestra y ejemplar para otras circunstancias, en nuestra forma de tratar en nuestra vida diaria, ya sea a nivel nacional como en este caso, o incluso en nuestras vidas personales, rutinarias y evidentes.

Por lo tanto, ¡Lejaim, Yehudim! Y parafraseando un conocido anuncio de la lotería: Es cierto que no "tuvimos el mérito" de ver las piernas de ese goy pateando un gol en los arcos de Jerusalem, pero ¡ey!, un judío, en algún lugar alli del norte de Israel, se puso Tefilín por primera vez en su vida. ¿Hay algo más grande y más significativo que eso?


Al costado, en pequeño, el autor de la nota, Udi Hershler. Foto central, ilustrativa.


*)   (Aquí cabe señalar, bajo la regla de "es apropiado dar a conocer a aquellos que realizan una Mitzvá", dos figuras significativas que tomaron una parte activa y decisiva en este proceso, además de ese empresario de renombre. El primero es el rabino Shneur Daitch, director del centro de visitas y hospitalidad de Haditch, como así también a su cuñado el rabino Sholem Lapidus, que se desempeña como director ejecutivo de la compañía IDB en Israel. En resumen, el primero trajo a escena al segundo, y ambos trabajaron incansablemente para conseguir esa entrada que el hombre quería, mientras el empresario parado sobre ellos cerciorándose que hagan todo lo que sea necesario y asegurarse de que todo salga bien.)

miércoles, 13 de junio de 2018

Especial por Guimel Tamuz: ¿Quién es un Jasid? por el Dr. D. Weiss


Después de obtener un doctorado en ciencias biológicas y estudiar medicina en Oxford, fui nombrado profesor asistente en el Departamento de Inmunología y Bacteriología en la Universidad de California en Berkley. Cuando asumí este puesto en 1957, me mudé con mi familia al área de San Francisco. Estando allí, me hice amigo del rabino Shlomo Cunin, que era el emisario del Rebe en California, y creo que fue el Rabino Cunin quien me mencionó en lo del Rebe, (haciendo que el Rebe se interese por mí).

La primera y única vez que conocí al Rebe fue después de un viaje que hice a la Unión Soviética en 1965, cuando el Rebe pidió verme.

Ese año, los soviéticos decidieron organizar su primer simposio en medicina moderna al que invitaron a veinticinco científicos del exterior, junto con veinticinco científicos propios. Era un simposio muy selecto, y fui uno de los honrados con su invitación.

Sin embargo, no me sentí honrado. Sabía muy bien sobre la opresión de los judíos en la Unión Soviética, así que me negué a asistir. Pero fue entonces que Avraham Harman, el embajador de Israel en los Estados Unidos, apareció en mi puerta y me convenció de que debía ir. Me contó sobre la terrible situación que enfrentaban los judíos en la URSS: muchos habían sido encarcelados por ofensas menores como acumular harina, que sólo estaban ahorrando para hornear Matzot para Pesaj. Me dijo que el personal de la Embajada israelí en Moscú estaba bajo constante vigilancia y no podía tener llegada a la comunidad judía, pero yo tendría una posibilidad que ellos no la tenían. Iría a Rusia como VIP con privilegios especiales; contaría de un automóvil y un conductor a mi disposición, y tendría la libertad de moverme. Así convencido, acepté la invitación y fui.

Una vez en la URSS, los israelíes me dijeron qué hacer, debía solicitar una visita a Babi Yar; Debía ir al cementerio en Moscú y preguntar por qué no hay más espacio para los entierros judíos (ya que obviamente había espacio disponible); Siempre debía parecer un observante y pedir comida kosher para que los judíos en la carpintería, por así decirlo, confíen en mí y salgan. Este es el tipo de cosas que me pidieron que hiciera, no espionaje.

Estas tácticas funcionaron. De repente, mientras estaba fuera de la sala, uno de los científicos soviéticos escribió en mi libreta: "Soy judío" en pequeñas letras hebreas. Nos reunimos, y luego logré sacarlo de la Unión Soviética.

Además, encontré muchos judíos que practicaban el judaísmo en la clandestinidad; expresaban una desesperación que me rompía el corazón. Encontré un minian de unas 25-30 personas a puerta cerrada. Encontré una comunidad de judíos georgianos que se encontraban en un edificio abandonado; estas personas salieron de su escondite para mostrarme que todavía estaban allí y que vivían según la Torá, y fue esta una experiencia conmovedora que afectó toda mi vida.

Después de regresar de mi viaje, el Rebe me invitó a ir a verlo. Traje a mi hijo mayor, Hilel, que tenía entonces siete años. La audiencia fue tarde por la noche y él no podía mantenerse despierto. Entré en la oficina del Rebe y me senté, con mi hijo cabeceando en mi regazo.

Cuando el Rebe lo vio, se levantó, rodeó su escritorio y lo levantó, y durante el resto del tiempo hablé con el Rebe mientras Hilel dormía en el regazo del Rebe.

Se suponía que la audiencia duraría veinte minutos, eso es lo que me dijo el secretario del Rebe. Efectivamente, después de veinticinco minutos, la puerta se abrió un poco, donde pude ver un par de ojos que me miraban no muy contentos. Pero el Rebe levantó su mano y la puerta se cerró. En total, la audiencia duró unas dos horas y media o tal vez tres. No estoy seguro, pero sé que llegué alrededor de las 10 p.m. y me fui después de la 1 a.m. El Rebe quería saber cada detalle de mi viaje a Rusia.

Le conté todo lo que había sucedido, lo que demoró un poco, y durante todo el relato, el Rebe me hizo muchas preguntas.

Cuando terminamos de hablar de Rusia, el Rebe dijo: "Me gustaría hablar con usted sobre lo que hace en ciencia", y comenzó a preguntarme acerca de la teoría llamada "inmunología del trauma", que era muy nueva en ese momento, y que desde entonces se ha vuelto bastante famosa. Esta teoría sostiene que dado que el cuerpo tiene un sistema inmune para reconocer virus, bacterias y células cancerígenas como extrañas y rechazarlas, entonces tal vez la razón por la que la gente contraiga cáncer es porque, debido a un trauma, este sistema deja de funcionar o no funciona lo suficientemente bien. Es una teoría complicada, y descubrí la profundidad de su comprensión y cuestionamiento absolutamente asombrosa.

Al final de la audiencia, quedé tan profundamente impresionado, lo que me llevó a decirle al Rebe: "No soy tan minucioso en mi observancia de la Torá como otros. Rezo tres veces al día, pero no siempre con un minian. Y no siempre soy tan cuidadoso en observar los mandamientos como las personas que son sus emisarios. Pero me gustaría saber, "¿Quién puede llamarse uno de sus jasidim?" (En otras palabras, qué hacer para pertenecer, para ser un Jasid suyo)

Él respondió: "Es muy simple... Alguien que puede decir al final del día que ha avanzado un pequeño paso más de lo que era al comienzo del día, estaría feliz de llamar a esa persona un Jasid mío".

Su declaración contenía un mensaje muy poderoso. Y desde entonces, he intentado, aunque no siempre haya tenido éxito, de ser el tipo de persona capaz de mirar hacia atrás al final del día y decir: "Hoy he subido un pequeño paso".

***

El Dr. David W. Weiss z"l es un científico que se mudó a Israel en 1966. Fue entrevistado en su casa para JEM, My Story, en Yerushalaim en septiembre del 2015.

Instantáneas - Anécdotas cortas con el Rebe - Sensibilidad #13

Número 13

Siendo inflexible con sensibilidad

 Era una tarde soleada de Shabat, y dos niñas jugaban en el patio de 770. Justo en ese momento, se dio que el Rebe pasó por allí, en su camino a la biblioteca, donde el Rebe y la Rebetzn se quedaban para Shabat. Sin embargo, el Rebe no podía caminar entre las dos chicas, como lo prescribe la Halajá.
El Rebe llamó a una de las chicas y le dijo: "Por favor, dirígete a tu amiga y salúdala con un Gut Shabes".La niña lo llevó a cabo con alegría, y sin avergonzarlas ni herir sus sentimientos  el sendero fue despejado para que el Rebe lo cruce.
El 20 Adar 5749, el Rebe llevó a cabo un Yejidus general con los partidarios y donantes del fondo de desarrollo Majane Isroel. Después de la breve sijá del Rebe, cada una de las familias de los donantes tenía la oportunidad de hablar con el Rebe por unos breves momentos.Una mujer, desconociendo la Halajá, le ofreció su mano en señal de saludo al Rebe. El Rebe levantó su mano en el aire, y le dijo con una sonrisa: "Ya le di mi mano a su marido, teniéndola a ud. en mente..."

lunes, 11 de junio de 2018

Videos - Cortas y puntuales charlas - Torá Week

El Domingo 28 de Iyar 5778 - 13 de mayo 2018 Jabad Argentina* realizó una noche de TED, disertaciones cortas y puntuales de sólo breves minutos, de diferentes ámbitos, desde técnicas en Jinuj para padres y maestros, a cargo de un Moré con larga trayectoria y experiencia, la importancia de cada uno de fijar tiempos de estudio de Torá diarios, hasta el salir a la calle de un comerciante con el peculiar enfoque de un Jasid, dispuesto a conquistarla de Mitzvot:


"La llave a nuestros hijos". Herramientas concretas de Jinuj. Por Moré Natan Teitelbaum:



"Transformando la calle". Un verdadero Jasidisher Baal Esek nos comparte cómo empezó a trabajar el Mivtzoim en su propio comercio y el consejo que les da a todos. Por R' Moshi Aboud:




"Estudio diario". Una disertación profesional acerca de la importancia y envergadura de fijar tiempos para un estudio de Torá personal para uno mismo (no sólo con otros fines, como dar un Shiur o similares). Sobre las posibilidades que nos brinda la tecnología moderna de escuchar y estudiar las Sijot del Rebe. R' Yoel Migdal:




"Navegando tres mundos" - El mensaje al Baal Teshubá que efectivamente tiene la capacidad de abandonar por completo sus rasgos negativos y convertirse en una nueva persona. La importancia de un mentor y guía en la vida en general. R' David Konfederak:




De un niño de 6 años en 770 a un niño de 6 años en Argentina. El mensaje de alguien que vivió a su tierna edad la vivencia de Farbrenguens con el Rebe y diferentes circunstancias propias de la época, la importancia de trasladarlas a nuestros chicos hoy en día. R' Mendy Gurevich:


*Todo este programa bajo la dirección y con el esfuerzo desinteresado de R' Leivi Silverstein. ¡¡Yesher Koaj!!

domingo, 10 de junio de 2018

28 de Sivan 5701 - 5778: 77 años de la salvación milagrosa del Rebe y la Rebetzn de la Europa Nazi


"כי גבר עלינו חסדו

El día de Jof Jes Sivan merece una conmemoración sin precedentes para un Josid del Dor Hashvi'i. Fue en este día que el aura del Rebe tan bien conocida al mundo a lo largo de los años comenzó a brotar. Muchos pueden no ser conscientes de la magnitud del peligro que implicó el viaje del Rebe y la Rebetzin, y la magnitud del milagro por el cual estamos tan agradecidos a Hashem. Por eso, presentamos el siguiente artículo:

Serpa Pinto

El "Serpa Pinto" era uno de los varios barcos contratados por el Joint (Comité Judío Americano) en 1939 para traer refugiados judíos europeos a los Estados Unidos. Realizó varios viajes de este tipo, el último de los cuales tuvo lugar en 1944. La mayoría de sus pasajeros ya poseían visas de entrada americanas y se pagaban sus propios boletos para cruzar el Atlántico desde Lisboa, capital de Portugal (entonces neutral), hasta Norteamérica.


Foto del Serpa Pinto, el barco que abordó el Rebe, llegando a América el 28 de Sivan del 5701 (1941)

Peligro de Torpedo y ataques en el Atlántico

Para aquellos Yehudim europeos lo suficientemente afortunados como para adquirir lugares en los pocos barcos que se atrevieron a cruzar el Atlántico durante la última guerra, sus problemas no terminaban sino hasta finalmente llegar a tierra firme. Como fue sólo recientemente revelado por completo, durante los primeros años de la guerra la Marina Americana no pudo proteger la costa este de los Estados Unidos del enorme número de submarinos alemanes que infestaban el Océano Atlántico. Alrededor de la época en que el Rebe y la Rebetzin llegaron a Nueva York, más de 500 barcos fueron torpedeados por los nazis, provocando la muerte de todos sus pasajeros y tripulaciones.(Este mismo barco, el Sarpa Pinto en el 1944 debió dejar de realizar sus viajes debido a un incidente con los alemanes en el que murieron varias personas, y todo este incidente está registrado en los archivos, etc.)
En este viaje, en el cual estaban el Rebe y la Rebetzin, traía el barco entonces más de 600 refugiados a las costas de New York.

Mientras el barco avanzaba hacia el puerto, se estaban llevando a cabo los preparativos para recibir al Rebe y Rebetzin en Nueva York. La frágil salud del Frierdiker Rebe no le permitió salir al muelle y recibirlos. Por lo tanto, eligió a cuatro de los más eminentes Rabonim en la comunidad de Lubavitch para representarlo allí: Rab Isroel Jacobson, Rab Shmuel Levitin, Rab Eliahu Simpson y Rab Shlomo Aharon Kazarnovsky.

¿Ustedes tienen idea a quién están recibiendo?!
La noche previa a la llegada del barco, el Friediker Rebe convocó a estos Jasidim principales a su estudio y les dijo: "Por este medio los nombro emisarios para darle la bienvenida a mi yerno que llega mañana. Déjenme decirles quién es: él hace Tikun Jatzot cada noche, él conoce por completo, de memoria, todo el Talmud Bavli junto con los Pirushim del Ran, Rosh y Rif, así como el Talmud Yerushalmi y sus Meforshim, y todo el Rambam;  el Likutei Tora con todas las Fuentes y glosas a las que refiere. ¡Ahora salgan a recibirlo! "

Comenzando una nueva era

La llegada del Rebe a los Estados Unidos marcó el comienzo de una nueva era en Lubavitch - una consistente en el alcance (y difusión del Judaísmo) de una manera sin precedentes.

Poco tiempo después de su llegada, el Frierdiker Rebe nombró al Rebe para que dirija sus tres nuevas organizaciones: (1) Majne Israel - cuyo objetivo es fortalecer el judaísmo a través del cumplimiento de la Torá y Mitzvot, y despertar el corazón de todos los judíos a arrepentirse. Además, su papel es dar a conocer que por medio del arrepentimiento, inmediatamente mereceremos la redención a través de Moshiaj Tzidkeinu.
(2) Sociedad de publicación Kehot, que es responsable de publicar Seforim de Jasidus Jabad. Y (3) Merkos L'Inyonei Jinuj, cuya responsabilidad es asegurar una educación judía apropiada para cada niño y niña judíos.

De hecho, aquellos que estaban presentes en 770 en ese período atestiguarán los repentinos cambios notorios que llevarían a Lubavitch a una etapa completamente nueva.