jueves, 19 de julio de 2018

Mamtak LeShabat 5778 Devarim




Hace muchos años atrás, un mercader judío se dirigía a su casa en Rusia, y el invierno que llegó mas pronto de lo normal lo tomó por sorpresa; el frío penetraba en sus huesos y aún había mucho por transitar hasta llegar a casa; de lejos divisa una pequeña luz y espera poder llegar a aquella casa y poder calentarse un poco, al ir llegando a la casa y ver una mezuzá en la entrada, se llena de alegría ante la idea del cálido recibimiento que recibirá; toca a la puerta, pero ya es tarde, los residentes duermen y no oyen; golpea y golpea pero sin respuesta. Se sienta en la puerta y comienza a rendirse, de repente se pone de pie y comenzó a bailar hasta el amanecer; los residentes de la casa se despertaron y abrieron la puerta, lo vieron e inmediatamente lo invitaron a entran y calentarse junto a la chimenea encendida, le ofrecieron comida y preguntaron qué le había pasado.

El Yehudi les cuenta: "Llegué en la mitad de la noche y realmente esperaba calentarme un poco en su casa. Al no escucharme me senté aquí afuera rendido, y comencé a sentir cómo se congelaban literalmente mis manos y mis pies. Me di cuenta de que iba a morir aquí mismo y resolví aceptar la situación, pero de repente me vino el pensamiento de cómo se sentirían los residentes de la casa cuando vieran a un yehudi yacido en la entrada, al que no pudieron salvar sólo por estar durmiendo y no escucharlo; ese pensamiento me hizo levantarme y bailar y entrar en calor (todo con tal de no caer). Fue por esto que pensé en ustedes que me salvé la vida!!"

*

El libro de Devarim que comenzamos a leer esta semana, comienza con el reproche que da Moshé Rabeinu al pueblo de Israel, pero Moshé no especifica las faltas y caídas de Am Israel sino más bien sólo las insinúa en pocas palabras con los nombres de los lugares donde pecaron y espera que entiendan lo que deben rectificar. De forma general a nadie le gusta ser criticado, por otro lado la persona inteligente entiende que la crítica puede ayudarlo a mejorar y esto depende en gran medida del que otorga la crítica, si su objetivo es la crítica en sí, entonces las palabras serán dichas más no provocarán ningún cambio, pero si la crítica viene de un Ahavat Israel y el objetivo es ayudar a su compañero analizará entonces cómo decir las cosas de la forma adecuada para que le sea fácil al colega de aceptarla. Moshé Rabeinu en su humildad y amor por el pueblo de Israel nos enseña cómo es posible decir las palabras de forma concisa y concentrada, sin ofender, de esa manera lograr que el receptor cambie su conducta.

*

En estos días nos lamentamos por la destrucción del Beit Hamikdash que fue destruido a causa del odio sin fundamento y todo momento que no se reconstruye aparentemente implica que todavía tenemos lo qué mejorar en este asunto; hay que aumentar en un amor incondicional, acostumbrarnos a pensar en el bien de los demás y de buscar lo mejor por el otro, en mérito a ello, que añadamos en
Ahabat Israel provocaremos que el ayuno pospuesto para el domingo se posponga por completo y tendremos el mérito de celebrar este día con Moshiaj Tzidkeinu muy pronto.

Shabat Shalom!
Rab Nejemia Vilhelm
Beit Jabad Bangkok Tailandia
Traducido por jasidinews.com

Anécdota: El Rebe lo llamó a su oficina la misma noche de Rosh Hashaná para darle un mensaje...

A principios de la década de 1950, la familia Goldman vivía en Crown Heights, en la esquina de Brooklyn Avenue y Union Street, aquella esquina era parte de la ruta que tomaba el Rebe diariamente desde su casa hasta su oficina en la sede mundial de Lubavitch, 770 Eastern Parkway.

"No podía evitar verlo cuando estábamos en la calle", contaba Esther Goldman. "Todos sabían quién era, qué persona tan erudita era y cuán caballero era".

El Rebe nunca omitió reconocerla y saludarla a ella y a sus hijos, si sucedía que estaban afuera cuando él pasaba.

En la víspera de Rosh Hashaná de 1956, tenía dos hijos, Yosi, de seis años y Kreindy, de tres, y estaba embarazada (un embarazo ya avanzado) de un tercero. Mientras los niños jugaban afuera, Kreindy se cayó y comenzó a llorar, y la Sra. Goldman corrió hacia ella para levantarla y consolarla.

El Rebe, que se estaba dirigiendo a la Tefilá de Rosh Hashaná, fue testigo del desarrollo de la escena. Después de la Tefilá, llamó al rabino Shimon Goldman a su oficina y le describió lo que había sucedido con su esposa.

"En su situación, ella no debería correr tan rápido", dijo. El Rebe le pidió que le transmitiera el mensaje a su esposa y agregó: "Cuando un niño se cae, Di-s coloca una almohada [otra versión: un Malaj coloca una almohada] debajo de ellos para protegerlos y aliviar el impacto".


miércoles, 18 de julio de 2018

La Brajá se hizo realidad

Un joven asistió a un farbrenguen en 770 con la esperanza de ser bendecido con un niño. Él ahora tiene una novedad para transmitirnos.

Por COLLive

Una de las noches de Jol Hamoed Sucot 5778 (2017), un joven llamado Shia Eisenberg entró a una Sucá en la cuadra de la sede mundial de Lubavitch en 770 Eastern Parkway en Crown Heights.

Se sentó y se unió al farbrengen jasídico que se desarrollaba allí a lo largo de largos bancos y mesas. Decenas de jasidim y bojrim presentes escuchando palabras de Torá e inspiración del rabino Mendel Gurevitch, un Mashpia en Kfar Jabad.

Eisenberg, que es un jasid pero no un Lubavitcher, contó entonces que recientemente había escrito una carta al Rebe pidiendo ser bendecido con hijos. Al colocarla en Igrot Kodesh, vio allí una instrucción del Rebe de asistir a un farbrenguen y pedir una bendición de los participantes.*

Los participantes en el farbrenguen inmediatamente comenzaron a bendecir a Eisenberg que él y su esposa puedan tener hijos. Los Kohanim presentes incluso se levantaron, pusieron sus manos sobre su cabeza y recitaron Birkat Kohanim.

La semana pasada, exactamente 9 meses después de ese farbrenguen, Eisenberg envió un correo electrónico a uno de los participantes: "Baruj Hashem, me nació una hija, Mazal Tov!".

Agregó allí: "Si es posible, por favor hacerles notificar a los amigos que participaron en aquel Farbrenguen de Jol Hamoed Sukot con el Birkat Kohanim. Muchas gracias".




*) Dicha instrucción va en concordancia con el conocido adagio jasídico: "Lo que un farbrenguen jasídico puede lograr, ni siquiera el Malaj Mijoel puede lograrlo". De hecho, la tradición jasídica contiene muchas historias de personas que recibieron su salvación al participar en un farbrenguen y siendo allí bendecidas.

Este poder surge de la idea de que cuando Hashem, considerado nuestro padre, ve que Sus hijos están sentados juntos en unidad y amor, entonces se conmueve con un deseo de cumplir todas sus peticiones, incluso aquellas a los que no serían dignos por medios naturales, tal como actúa el ángel Mijael, el ángel defensor del pueblo judío.




lunes, 16 de julio de 2018

5 Menajem Av: el Arizal

El Tzion del Ari Za"l, en el Cementerio de Tzfat, junto a R' Shlomo Alkabetz, R' Moshe Kordobero (el Rama"k) y "Hamabit"R' Yosef miTurnei


El Ari Hakadosh, Rabi Itzjak Luria, de los más grandes Jajamim de la Kabala, de la cual Jasidut Jabad constituye una continuación directa de sus enseñanzas, al seguir su Shitá (filosofía), adaptándola y haciéndola comprensible a todo Yehudi, mediante Torat haJasidut.



Un Maise: 

¿Qué vio el AriZal?


El grupo se dirigía silenciosamente desde la ciudad de Tzfat hasta la tumba del profeta Oshea Ben-Bari. Estos eran el Ari y sus discípulos. Solían estudiar entre las montañas, y de vez en cuando el AriZal invitaba a los miembros del grupo a visitar y postrarse ante las tumbas de los Tzadikim dispersos por la zona. Ellos ya sabían que mediante esa postración uno puede conectarse con el alma del tzadik y obtener secretos supremos en Torá.

El AriZal estaba parado junto a la tumba del Profeta rezando una Tefilá larga y tranquila, rodeado de sus discípulos. Luego se sentaron y escucharon sus palabras de sabiduría, palabras de Torá y Cábala más allá del entendimiento humano.

De repente, los estudiantes notaron que la cara de su Rab había cambiado. Su alegría corriente dio paso a una expresión tensa y ansiosa. Por un momento el Arizal estuvo pensativo, y luego se volvió hacia sus estudiantes: "Me informaron ahora que se impuso un severo decreto (Guezerá) sobre los habitantes de Tzfat. Una plaga de langostas está llegando que se comerán toda la hierba de la tierra y consumirán todo fruto del árbol, hasta no dejar nada de alimento por toda la zona".

Los estudiantes estaban muy asustados y preguntaron: "Rabenu, ¿a qué se debe un castigo tan severo?


La Avoda en el Beit Hamikdash - Video


Cuáles eran los servicios que se hacían en el Gran templo y sus motivos. 
Todos los detalles de la "Avodá" en el Beit Hamikdash, explicado en español por R' Yeoshua (Shike) Birman 'שי, y acompañado de imágenes y videos alusivos. (Jabad.tv)


domingo, 15 de julio de 2018

Sium en vivo los nueve días

El Rebe de Lubavitch inició la costumbre de participar en un Sium en cada uno de los "Nueve días". A través de este medio, usted tiene la posibilidad de mirar un Sium Masejet diario en vivo.


Gentileza de Chabad.org y NCFJE.(en inglés y hebreo)

LOS HORARIOS SON HORA ARGENTINA

3 Av – Domingo, Julio 15Tratado Tamid9:30 PM ET
4 Av – Lunes, Julio 16Tratado Bava Kama7:00 PM ET
5 Av – Martes, Julio 17Tratado Horiyot8:00 PM ET
6 Av – Miércoles, Julio 18Tratado Ta’anis6:30 PM ET
7 Av – Jueves, Julio 19Mishna6:15 PM ET
8 Av – Viernes Julio 20Tratado Me’ila2:45 PM ET
11 Av – Lunes, Julio 23Tratado Sota7:00 PM ET
12 Av – MartesJulio 24Tratado Berajot8:00 PM ET
13 Av – MiércolesJulio 25Tratado Sota6:30 PM ET
14 Av – JuevesJulio 26Tratado Kidushin9:45 PM ET

jueves, 12 de julio de 2018

Mamtak LeShabat Matot Masei



Rafael era un exitoso hombre de negocios, con un éxito a escala internacional. Tenía un hijo de siete años llamado Moishi; un día Moishi lo llama por teléfono a su papá mientras este estaba en medio de su jornada de trabajo y le pregunta: "Papá, ¿cuánto ganas por hora?", el padre, que estaba en medio de una transacción, le responde: "Me estás molestando! Por favor no me llames cuando trabajo". Moishi calcula cuando su papá termina el trabajo y cuando está en el auto lo vuelve a llamar y le pregunta de nuevo, "papá, ¿cuánto ganas por hora?" Rafael se enoja y lo reprende: "Moishi estoy en una llamada en el otro teléfono, no me molestes!". Rafael llega a su casa y Moishi inmediatamente se dirige a él: "papá ¿cuánto ganas por hora? Rafael pierde la paciencia y le grita a Moishi "¿Quieres dejar de molestarme todo el día, ¿qué te importa cuánto gano?!," Moishi se va con la cara decaída, Rafael se siente ahora un poco incómodo (con su reacción) y va a la pieza de Moishi: "lo siento, disculpame por haberte gritado," Moishe no atendió a las palabras de su padre, sino mas bien vuelve a preguntarle a su padre cuánto gana, Rafael le dice: "Gano unos cien dólares por hora, ¿pero qué te importa eso?" Moishe abre su cajón, saca una pequeña alcancía y se la entrega a su padre, "papá, aquí hay cincuenta dólares, ¿podrás dedicarme media hora?..."

***

En la parashá de esta semana (Matot) leemos acerca de los miembros de las tribus de Gad y Reuven , que al borde de entrar a Israel le piden a Moshé quedarse del otro lado del Yarden, ya que tienen una gran cantidad de ganado (vacas y ovejas), y Moshé les dice: “¿Por qué deberían sus hermanos salir y pelear mientras ustedes permanecen aquí?" Y ellos responden:  “Construiremos establos para nuestras ovejas aquí y ciudades para nuestros hijos" e inmediatamente después vendremos a luchar y solo entonces volveremos.

Moshé acepta el trato y lo autoriza, pero si prestamos atención notaremos que hay una diferencia en las palabras de Moshé con respecto a las palabras de los hijos de Gad y Reuven; Moshe les respondió: "Construyan ciudades para sus hijos y corrales (establos) para sus ovejas" Ellos anticiparon los establos y cercados ante las ciudades de residencia de sus hijos y Moshé les menciona primero las ciudades para los más pequeños, y luego cercos y vallas para sus animales.

Moshé les enseña, y de esta forma a todos nosotros, cual debe ser el orden correcto de prioridades en nuestras vidas, ante todo nos ocupamos de nuestros chicos y sólo entonces el dinero y sustento. El dinero es importante y se puede utilizar para hacer muchas cosas buenas, pero bajo ninguna circunstancia debe este venir a expensas de cosas realmente importantes como la familia, la esposa y los hijos. Muchas veces nos parece que dado que estamos trabajando para mantener a nuestras familias después de todo lo que hacemos es por ellos, pero los niños necesitan de nuestro tiempo más valioso y de nuestra educación, más que de nuestro dinero y debemos lograr efectuar un adecuado orden de las prioridades.

Yehi Ratzón, que podamos ser ricos y, sin embargo, saber siempre tomar las decisiones correctas y mereceremos de esta forma la Gueulá completa pronto.

Shabat Shalom!
Rab Nejemia Vilhelm
Beit Jabad Bangkok, Tailandia
Traducido por JasidiNews.com