viernes, 19 de abril de 2019

Cartas del Rebe para Pesaj - Mensaje para todo Am Israel



miércoles, 17 de abril de 2019

La 'Matzeive' Kasher LePesaj


Cómo leer la lápida "Kosher L’Pesaj" al revés

por el rabino Pesaj Burston - Sheliaj, Beit Jabad Orange County, Nueva York


Cuando miras la lápida de Walter Galler, notas algo sorprendente: las palabras hebreas כשר לפסח, "Kosher L’Pesaj" grabadas, al revés (boca abajo), en la parte superior de la piedra.

La foto de esta lápida singular y la historia detrás de ella fue compartida conmigo por Rav Moshe Silberhaft de Sudáfrica. Rav Moshe sirve en comunidades judías remotas y restaura los cementerios judíos descuidados por todo Sudáfrica. Se me dio la posibilidad de conocerlo a él y conocer su notable trabajo cuando estuve en el Beit Jabad de Johannesburgo en 1998-1999.

Walter Galler, un hombre judío, murió en agosto de 1939 en Swakopmund, una ciudad costera de Namibia. Su familia no sabía hebreo, pero sabía que había que colocar algún tipo de inscripción hebrea en la piedra. El único hebreo que pudieron encontrar fueron las palabras כשר לפסח, "Kasher LePesaj" en una caja de Matzá. La familia ordenó al tallista que inscribiera las palabras, junto con una estrella judía (un Maguen David). El tallista, que tampoco sabía hebreo, ni tampoco la dirección  de las letras hebreas (que tendrían que estar boca arriba), terminó escribiendo las palabras al revés.

La historia de Walter expresa la esencia de Pesaj como así también del judaísmo.


ENCONTRAR EL "KOSHER LEPESAJ" INTERNO



Pesaj no es sólo el éxodo de un Egipto geográfico del pasado. Pesaj celebra nuestra capacidad de liberarnos de nuestro propio Egipto personal, hoy. Mitzraim, la palabra hebrea para Egipto, también significa limitaciones. Pesaj representa nuestra libertad para liberarnos de los obstáculos y limitaciones que nos inhiben. Esta fiesta nos permite "redimir" nuestras almas a la verdadera libertad y expresión divina.

El "Egipto" de cada persona es diferente. Algunos no saben hebreo. Algunos ni siquiera saben si las palabras están en la dirección correcta o al revés. A algunos no les importa. Pero ya sea por ignorancia, apatía o indiferencia, Pesaj también nos enseña que, en el fondo, todos tenemos una conexión con nuestras almas y nuestra herencia.

Esto es, de hecho, (el modo en) cómo los Maestros Jasídicos contemplan "Los cuatro hijos" mencionados en la Hagadá. Cuando la Hagadá menciona que la Torá habla de cuatro hijos, enumera: "Uno sabio, uno malvado, uno simple y uno que no sabe cómo preguntar". Los Maestros Jasídicos señalan un detalle fascinante: la Hagadá nos está enseñando que cada hijo tiene algo en común: cada uno está conectado a "uno", queriendo decir, a pesar de las vastas diferencias entre cada hijo (uno puede estar en el extremo "derecho" y el otro en el extremo "izquierdo"), cada uno de nosotros compartimos la conexión con el Di-s Uno y Único, una Torá y una nación. Pesaj nos permite mirar más allá de las características que nos dividen, y enfocarnos en los puntos en común que nos unen. Independientemente de nuestro nivel de observancia o conocimiento del hebreo y la Torá, todos compartimos un alma que es pura y está siempre conectada.

Pesaj nos indica no sólo el comer (alimentos) Kasher Lepesaj, sino también cómo vivir el Kasher LePesaj. Cuando lo hacemos, no sólo vemos las cosas desde nuestra perspectiva, sino desde la de Di-s.

Las palabras hebreas כשר לפסח en la lápida de Walter están solo al revés cuando miramos desde nuestra perspectiva. Pero cuando lo vemos desde la perspectiva de Arriba, ¡están del lado correcto!

¡Pesaj Kasher Vesameaj!

martes, 16 de abril de 2019

La Jasidishe Derher - Nueva edición Nisan 5779


sábado, 13 de abril de 2019

Maise con el Rebe - Rab Levitansky


Rab Abrohom Levitansky (z"l, Shliaj y fundador del Beit Jabad en S. Mónica, California) contó:


El verano 5719 (1959) se acercaba rápidamente. Iba a manejar hasta Chicago desde Nueva York, junto con mis padres y mi hermano 'שי. Antes de partir, tuve el mérito de encontrarme con el Rebe en yejidus (audiencia privada) para recibir una bendición por mi cumpleaños (21 Av), entre otras cosas.

El Rebe habló durante unos quince o veinte segundos. De repente dijo: “Der Oibershter zol helfen es zol zain a guezunter zummer. Que Hashem ayude a que sea un verano saludable."

El Rebe continuó hablando sobre otros asuntos. Un minuto después, repitió: “Der Oibershter zol helfen es zol zain a guezunter zummer. Que Hashem ayude que sea un verano saludable."

Esto sucedió una tercera vez: el Rebe "interrumpió" la conversación con las palabras mencionadas anteriormente. Después, continuó hablando.

De repente, entonó: "Zein a Guezunter zummer vet der Eybershter zol helfen es. Hashem debe ayudar y será un verano saludable."

Luego me dio cuatro dólares como Shlijut Mitzva para mis padres, mi hermano y yo. (Enviar un "mensajero" con dinero para caridad ayuda a garantizar un viaje seguro.)

Subimos al coche y nos marchamos. En nuestro camino, nos detuvimos en Cleveland, donde mi padre se enteró de que sus hermanos no se sentían bien (no estaban bien de salud). Luego continuamos a Chicago.

De repente estalló una tormenta. Torrentes de lluvia inundaron las carreteras, golpearon nuestro vehículo y dificultaban la visibilidad.

Mi padre era normalmente un conductor experimentado. Como vendedor viajero, conducía 15-20.000 millas por año sin tener nunca un accidente. Pero aquí, ¡buum! El auto se deslizó por toda la autopista, se lanzó a una zanja y luego resbaló otros 150 pies. Se estrelló contra una roca, voló en el aire como un helicóptero, y con un golpe golpeó el pavimento en la autopista en dirección contraria.

Entonces la lluvia paró. Salimos del coche, que estaba totalmente destrozado. ¡Milagro de milagros! Los cuatro sobrevivimos sin un rasguño.

Entonces entendí las palabras del Rebe en el yejidus, cuatro veces que las repitió por los cuatro que estábamos en el auto, con su conclusión: será un verano saludable.

Cuando finalmente llegamos a Chicago, le escribí al Rebe sobre este accidente y también escribí sobre la salud de mis tíos, que se sentían mejor.




La Carta del Rebe:

BH
7 Tamuz 5719
Brooklyn, New York
¡Saludo y bendición!
Me alegró recibir su carta de que el viaje pasó de manera pacífica, a pesar del accidente.
Que Hashem ayude, a que de ahora en adelante no debamos tener que recurrir a este tipo de milagros, y utilicemos las brajot [bendiciones] de Hashem en un bien manifiesto y revelado.
Gracias por la buena noticia de que sus tíos, sheijyuh [que estén bien], ya están de vuelta en casa y se sienten mejor. Que sea la voluntad de Hashem que tengan una recuperación rápida y completa.
En un momento propicio, mencionaremos al Sr. Moshe ben Jaika en el sagrado lugar de descanso de mi suegro, el [Anterior] Rebe [Yosef Itzjak Schneersohn], acorde al contenido que ha escrito.
Y seguramente le explicará que un Yehudi tiene que actuar de acuerdo con los senderos mostrados por nuestra Torá, la Torá de la Vida, de fijar tiempos para estudiar Torá y observar las mitzvot behidur [más allá de la letra de la Ley], que implica un conducto y recipiente para las bendiciones de Hashem, en lo que necesitemos.
Con una brajá de buenas noticias en todo lo mencionado.
Y con saludos a tus padres, sheijiyu, y éxito en tu trabajo en los asuntos de Idishkait.
En el nombre del Rebe,
Firmado por el secretario

R' Levitansky recibiendo una Brajá del Rebe 

Está por llegar... La Jasidishe Derher




viernes, 12 de abril de 2019

Snapshots - Anécdotas cortas con el Rebe - Davenen y el Shul 3

Número 3
 Jayus en el Davenen

En honor a su decimoséptimo cumpleaños, Hatomim Shmuel Notik, hoy un Shliaj en Chicago, IL, tuvo el mérito de tener un yejidut. En la nota que le entregó al Rebe, le preguntaba cómo podría desarrollar un Jayus en el davenen.
El Rebe respondió:
"La enseñanza del Frierdiker Rebe es bien conocida, que uno debe dividir su davenen en seis o siete segmentos, y cada día de la semana hacer "davenen" una parte.
"Sin embargo", aclaró el Rebe, "esto no se refiere al simple pirush hamilot [traducción literal de las palabras], que es una obligación diaria. Esto es solo con respecto al jasidisher taitch [aspecto y visión jasídica] del davenen."
El Rebe concluyó con una certeza y garantía: "Si haces esto, desarrollarás un Jayus en el Davenen."

martes, 9 de abril de 2019

Una carta del Rebe - Espectacular








Con la ayuda de Di-s
 _________ 5721 
Brooklyn, N.Y.

Paz y bendición:

Tu carta del 22 de agosto me llegó con cierta demora. En ella, presentas una imagen bastante clara de ti mismo, tu background (trasfondo), educación, vicisitudes espirituales y el estado mental actual que describes en colores bastante sombríos, y concluyes con la esperanza de que (yo) pueda serte de alguna ayuda.

Permíteme hacer una observación, que es sorprendentemente evidente del tenor general de tu carta, y que creo que también contiene la clave de la solución.

Tu carta completa, dos páginas y media escritas a máquina, está llena de tus propias expectativas y decepciones, como si todo el mundo te lo debería todo, pero nadie tiene derecho a reclamarte a ti.

Sin embargo, incluso una breve reflexión revelará claramente que el universo en el que vivimos está ordenado bajo un sistema de dar y recibir, y el universo personal del individuo (el microcosmos) debe adaptarse a este sistema de relación recíproca. En consecuencia, cuando uno interrumpe o distorsiona este sistema, necesariamente provocará esto una distorsión en el entorno inmediato de uno, y especialmente en su vida interna.

Ahora, juzgando desde tu propia descripción, la Providencia Divina y la sociedad en general han sido bastante generosos contigo. Has sido dotado con más de la medida promedio de inteligencia y capacidad mental; se te han dado oportunidades de (obtener una digna) educación, etc. En otras palabras, has estado en el extremo receptor, pero, perdóname por ser tan directo, no se te ha ocurrido, a juzgar por tu carta, que podrías estar debiéndole algo a la sociedad; que pueda que tengas obligación de participar activamente en ella y ayudar a mejorarla poniendo en buen uso algunos o todos los dones y capacidades mentales con los que has sido dotado. Di-s sabe que nuestra sociedad está lejos de ser perfecta y que hay mucho por hacer para elevar sus estándares de justicia y moralidad. Es deber básico de cada uno contribuir con su parte para tal fin.

Hasta ahora he estado hablando en términos generales. Cuando el individuo en cuestión tiene la fortuna de ser judío, sus deberes y obligaciones van infinitamente más lejos, especialmente en esta época, luego de que un tercio de nuestro pueblo (cuantitativamente y mucho más cualitativamente) haya sido aniquilado. Por ello, todos los que se han salvado de ese destino ahora deben contribuir no sólo con su parte normal, sino también reintegrar la terrible brecha que se ha creado en la vida de nuestro torturado pueblo. Ahora debe uno trabajar por lo menos hacia la preservación de nuestro pueblo y la (consecución y) realización de su destino.

En cuanto a la pregunta, ¿en qué consiste la preservación de nuestro pueblo y cuál es su destino histórico? - La respuesta no es difícil de encontrar si examinamos las páginas de nuestra historia a lo largo de los tantos siglos de nuestra permanencia entre las naciones del mundo. No es el poder, ni el país, ni siquiera un lenguaje en común lo que nos preservó en el pasado, sino nuestra forma de vida judía acorde a la Torá, Torat Jaim (la Ley de la Vida) y Mitzvot, por las cuales viven los judíos. Aquellos que buscaron nuevos caminos, o apostaron al futuro de nuestro pueblo con otros factores, - y hubo grupos de este tipo que hicieron tales intentos, a saber,  Kutitas, Saduceos, Helenistas, Karaitas, etc. - desaparecieron sin dejar rastro. Solo la Torá eterna y las Mitzvot, el verdadero estilo de vida judío, nos preservaron en el pasado, como así también nos preservará en el futuro. Este es el hilo de oro que corre a lo largo de nuestra larga historia.

Si la persona que se dirige a mí con un problema como el que describes fuera un gentil, le diría: estás demasiado envuelto en ti mismo, en tus propias emociones y sentimientos, y aspiraciones. Deja de preocuparte por tus propios problemas. La manera de lidiar con una situación tan emocionalmente cargada es dejar de tratar de lidiar con ella. Debes alejarte de ti mismo y comenzar a pensar en los demás. Es hora de comenzar una participación activa en la sociedad; dar, y dar generosamente. Las oportunidades son varias, y la necesidad es grande. Tienes para elegir: trabajo social, caritativo o incluso científico.

Pero tú eres judío, y tus obligaciones van más allá de lo anterior. Debes vivir como un judío en tu vida diaria, el modo de vida judío, el camino de la Torá y Mitzvot, y debes usar tu influencia sobre los demás en la misma dirección. Algunas personas piensan que la Torá y el estilo judío están "pasados ​​de moda", pero están equivocados y no son científicos. la Verdad nunca se pone "demasiado vieja", nunca puede quedar obsoleta. Sólo la falsedad, la mitad de la verdad y el compromiso no pueden durar mucho, pero la verdad es perdurable y atemporal.

Puede requerir coraje y resolución el cambiar el modo de vida de uno. Pero estas son cualidades con las cuales la juventud está generosamente dotada, y tú eres un hombre joven, diecinueve años, tal como lo escribes. Eres capaz de enfrentar este desafío con valentía.

Ahora estamos en los días más auspiciosos de Elul, cuando el año anterior está a punto de dar paso a lo nuevo. Este es el tiempo de Teshuvá. "Teshuvá" se traduce generalmente como "arrepentimiento", dar vuelta una nueva hoja. Es esto y mucho más, porque el verdadero significado de Teshuvá es "retorno": regresar a la fuente, la fuente de la verdad, la pureza y la santidad, la esencia misma del judío, cuya alma es verdaderamente una parte de lo Divino.

Deseándote un Ketivá vajatimá tová,

Con bendición, [la firma del Rebe]