martes, 10 de diciembre de 2019

Preparándonos para Yud Tet Kislev - Anécdotas #3



Había un Josid de Paritch, quien fue nombrado por el Frierdiker Rebe para convertirse en el Mashpia de una de las yeshivot. El primer farbrenguen que dio fue sobre Yud Tes Kislev, y todos, no solo los estudiantes estaban interesados ​​en escucharlo (haciendo Farbrenguen).

Era conocido por ser muy gentil, suave y amable, siempre muy cortés, y generalmente, en un farbrengen el mashpia exige de los presentes. Pero eso iba en contra de su naturaleza. Entonces, ¿qué iría a decir?

En el farbrenguen desarrolló a modo de parábola una guerra que se prolongó durante años, nadie estaba ganando. Estaba en un punto muerto. Luego llegó un oficial adornado con medallas e insignias en sus dos solapas. Escuchó de los generales un informe completo acerca de las batallas y estrategias en curso que se estaban utilizando. Luego hizo algunas preguntas y después de escuchar las respuestas, entró en una habitación para analizarlo.

Al salir, comenzó a expresar sus pensamientos. Todos escucharon mientras desarrollaba su estrategia sobre cómo superar el callejón sin salida y ganar la guerra. De hecho, luego de seguir su consejo y guía, la guerra se ganó en unas pocas semanas.

La razón obvia de su éxito, que pudo descubrir cómo superar el callejón sin salida es porque tenía las herramientas, la experiencia y el conocimiento que los comandantes no poseían y, por lo tanto, pudo ganar.

Dirigiéndose a los presentes, el nuevo mashpia declaró: "El nombre del Alter Rebe es Shneur. Shneur está compuesto de Shnei Or, dos luces. Las dos luces son nigle y jasidus. Ustedes, que fueron Zoije (tienen el mérito) de estar en la yeshiva del Rebe, y estudiar tanto Nigle como Jasidus tienen todas las medallas e insignias en ambas solapas: te dieron la artillería y estás en posición de luchar y vencer al enemigo, las presiones de los vientos que soplan a nuestro alrededor."

Sí, un farbrenguen es un momento donde exigimos, pero surte efecto sólo cuando aquellos que están escuchando son conscientes de que poseen las herramientas y habilidades para lograrlo. Es un momento de inspiración, no solo de exigir.

domingo, 8 de diciembre de 2019

Preparándonos para Yud Tet Kislev - Anécdotas #2


Como es sabido, especialmente durante los primeros diez años del nesiut del Rebe Rashab, él (viajaba y)  permaneció fuera de Lubavitch con bastante frecuencia. A veces no estuvo allí para Yud Tet Kislev. Un año estuvo en Alemania con la familia y algunos jasidim viajaron para estar con él para el Yom Tov.

Ese año habló sobre conducirse en los caminos de Jasidut. Su hijo, el Frierdiker Rebe, era un pequeño niño y los puntos hablados no eran apropiados para él, así que preguntó: "¿Cómo me conduzco [yo] en los caminos de Jasidus?"

A esto, el Rebe Rashab respondió: Debes hacer davenen de adentro del Sidur, [aunque sepas las tefilot completamente de memoria].


De esto vemos que darkei hajasidus puede ser aplicable a cada individuo en nuestra comunidad. Solo que cada persona debe esforzarse por lograrlo a su nivel y desde ese nivel deberá avanzar continuamente a un nivel superior.

viernes, 6 de diciembre de 2019

9 de Kislev: Miteler Rebe - Maise

Caballos y Dinim



Cuando Rab Dovber Shneuri, el Admur Haemtzai de Lubavitch (hijo y sucesor del Baal HaTania), se enfrascaba en su meditación en conceptos jasídicos, podía estar completamente desconectado (abstracto totalmente) durante horas de lo que sucediera a su alrededor. Las ideas y pensamientos de Jasidut eran todo en su vida, y tal como lo expresó su yerno, el Tzemaj Tzedek: "Si le cortarían un dedo, no hubiese salido sangre del mismo, sino Jasidut."

En tales situaciones de devoción en los asuntos jasídicos, se elevaba a niveles espirituales superiores, hasta que sus jasidim temían por él, que alcance un estado de Klot Hanefesh, una separación del alma del cuerpo como resultado de su inmenso deseo por unirse dentro de la infinita Luz Divina. Por ello, es que fueron incorporadas varias medidas a fin de mantener el alma del Rebe en su cuerpo incluso en estos momentos sublimes.

La 'Kapelie' era una de ellas.

Era un coro de Jasidim con voz talentosa y de buen oído, que solían cantarle al Rebe Nigunim de alegría y devoción, de melancolía y Farbrenguens . El coro entonaba los Nigunim sagrados compuestos por el Alter Rebe, y otros Nigunim que surgieron de los corazones de Jsidim durante sus Tefilot y Avodat Hashem.

Además del coro, había entre los Jasidim del Rebe aquellos que se especializaban en la equitación, y durante ocasiones especiales de alegría, bodas y similares, realizaban actuaciones a la par del sonido de la Kapelia. Los Jasidim decían que controlar el caballo es una parábola de la demanda de cada ser humano, de controlar el 'caballo', la bestia de dentro suyo: el 'alma animal' y llevarla a las metas que el 'hombre', que es el 'alma divina', quiere alcanzar.

Fue grande la sorpresa cuando, en un día de semana completamente rutinario, el Rebe ordenó a la Kapelia que se prepararan y entonen y a la caballería que realizara su espectáculo de equitación. Los miembros del coro y la caballería fueron traídos rápidamente. Tomaron los instrumentos musicales, se ubicaron en sus posiciones de canto, y los jinetes entrenaron a sus caballos para la tarea.

Cuando todo estuvo listo, el Rebe se paró frente a su ventana y observó el canto y los paseos a caballo, mientras todos se preguntaban una explicación.

De repente, los caballos dejaron de montar y el coro dejó de cantar. Un alboroto se levantó en el acto. Los Jasidim asustados comenzaron a correr, y los desesperados pedidos de ayuda llenaron el aire. Pronto se hizo evidente que Reb Najum, el hijo del Admur Haemtzai, que estaba entre los jinetes, se había caído de su caballo y resultado gravemente herido. Los miembros de la familia rápidamente le notificaron al Rebe de la situación: la condición de Reb Najum es muy grave y su vida está en peligro.

Pero en el rostro del Rebe no se vio reacción alguna . Continuó de pie, su mirada en algún punto en el horizonte, y con su mano dio un ligero movimiento, lo que significaba: continuar como siempre.

Sorprendidos, los cantantes, los músicos y jinetes regresaron, tratando de seguir cantando y cabalgando y superando la preocupación por la salud del hijo Rebe. La caballería se subió a sus sillas de montar, sujetó las riendas y estimuló a los caballos para que volvieran a competir. En breves momentos, el alegre canto volvió a tronar, y los ruido de los cascos de los caballos golpeando el suelo reverberaron en el terreno.

Mientras, dentro de la casa, yacía el hijo del Rebe acostado, gimiendo de dolor. Un médico fue traido rápidamente a la casa, que analizó las heridas para evaluar y determinar la gravedad del accidente. Luego de un rato , se escuchó un mensaje tranquilizador: el golpe sufrido por Rab Najum no es tan grave como parecía inicialmente. De hecho, tiene una pierna rota y sufre un dolor intenso, pero no cunde peligro sobre él.

El médico enyesó la pierna de Reb Najum, le dio calmantes y dejó instrucciones para como tratar las heridos. Salió de la casa y aseguró a los preocupados miembros de la familia que en unas pocas semanas la fractura se curaría y el rabino Najum volvería a la normalidad. La vida en el Jatzer del Rebe volvió a la normalidad.

Algunos Jasidim se acercaron, juntando coraje, al Rebe y le preguntaron: "Rebe, cuando usted vio lo que le sucedió a su querido hijo, ¿por qué no se notó de su parte ninguna reacción, y no solamente eso sino que incluso indicó que se continuara la música como de costumbre, como si nada hubiera pasado?"

Una ligera sonrisa apareció en el brillante rostro del Rebe. "Y por qué no me preguntan", se dirigió a los jasidim, "¿por qué de repente pedí, en un día de semana rutinario, que canten y monten a caballo?"

El Rebe detuvo sus palabras por un momento, y dijo: "Ese día vi un Kitrug que se cernía sobre la cabeza de mi querido Najum. El asunto me preocupó mucho. La Midá de Severidad cernía sobre él, y estaba buscando una manera de quitar el Kitrug sobre su cabeza."

"La única solución que encontré fue usar el principio de 'Simjá Memateket Dinim', (La Alegría endulza las severidades) por lo que procedí a pedir que traigan rápidamente al coro y al grupo de jinetes, para generar una alegría que dispersara los Dinim. Y de hecho, los Dinim fueron atenuados, pero aún así causaron una ligera marca, que se reflejó en la caída de mi hijo del caballo y su pierna rota. Así que instruí para aumenten aún más en cantos y alegría, para eliminar completamente los Dinim y llevar así a  la pronta recuperación de mi hijo."


Fuente: (Reshimot Devarim, Sijat Hashabua 1718) 

miércoles, 4 de diciembre de 2019

Carta Semanal del Rebe: ¿Preocupado por tu salud? ¡Tienes un muy buen Amo y Creador!


CUANDO UNO POSEE UN AMO VERDADERAMENTE BUENO NO HAY LUGAR PARA LAS PREOCUPACIONES 

B"H
8 de Sivan, 5718
Brooklyn.

Shalom y Brajá!
Me sorprende que usted esté tan preocupado acerca de su salud, cuando Di-s, bendito sea, dijo "Eleva tus ojos al cielo y ve Quien ha creado esto.*" Cuando uno mira con ojos abiertos lo que está ocurriendo a su alrededor, percibe que Di-s dirige todo el mundo.
Toda persona racional debe llegar a la conclusión de que dado que Di-s es el verdadero y único Amo del universo, y es también la Esencia del Bien, seguramente todo conduce en dirección al bien. Cuando uno tiene tan buen amo, no necesita preocuparse para nada, pues no hay duda que el amo sabe qué es "bueno", y qué es "aun mejor que bueno".
También es comprensible que el Yetzer Hará (la mala inclinación) de tiempo en tiempo mezcla y confunde los pensamientos del hombre. Pero uno no tiene que dejarse intimidar, y creer en que esto viene del "viejo y necio rey**" [aludiendo al Yetzer Hará.]
Que Di-s lo ayude a cumplir la directiva de "Sirve a Di-s con alegría***". Cuando lo haga de una manera sincera, entonces verá con sus propios ojos que verdaderamente existen cosas de las que puede sentirse satisfecho y contento.
 (Igrot Kodesh, Vol. IX, Pág. 103)


*)   leshaiahu 40:26 21.
**) Kohelet 4:13 22.
***) Tehilim 100:2



lunes, 2 de diciembre de 2019

Preparándonos para Yud Tet Kislev - Anécdotas #1


El dicho del Rebe Rashab de que, [en su opinión] la verdadera revelación y difusión de Jasidut comenzó 'después de Petersburgo', es decir, después de que el Alter Rebe fue liberado de su encarcelamiento, es bien conocido. Allí en Torat Sholom figura que un josid preguntó en aquel entonces: "Esa puede ser la diferencia para un Rebe, [desde la óptica de los Rebeim]. Sin embargo, ¿qué diferencia generaron el arresto y la liberación en los jasidim?"

El Rebe Rashab respondió entonces: "Antes de Petersburgo, el foco principal de los jasidim era tratar de entender los conceptos jasídicos y Divinos que el Rebe reveló. Luego, su enfoque fue acerca de cuál era el propósito por el cual Hashem envió mi Neshamá a este mundo. ¿Qué misión tengo que cumplir?"

Entonces sí, obviamente en Yud Tes Kislev es un momento para intensificar nuestro Limud Hajasidut. Sin embargo, debemos ser conscientes de las palabras que el Rebe escribe en HaYom Yom en conclusión para el 18 de Kislev; "Gut Yom Tov b’limud hajasidus uv’darkei hajasidus". No es suficiente que estudiemos Jasidut, tenemos que asegurarnos de que nuestra conducta corresponda y sea acorde a los caminos de Jasidus.

Este punto concuerda y se puede relacionar con la historia que un padre orgulloso mencionó una vez (creo que al Rebe Rashab): "¡Mi hijo estudió todo el Tania!"
A esto, la respuesta fue: "[Eso es maravilloso, sin embargo, la pregunta es], ¿cuánto le enseñó el Tania a él?" El Jasidut que estudiamos y aprendemos tiene que inspirarnos e influenciarnos, y la prueba que lo define está allí: Si nuestra Tefilá y/o nuestra conducta mejoran, eso demuestra que tomamos en serio las enseñanzas, si no, eso demuestra que tenemos qué mejorar.

En Kuntres Hatefilá, el Rebe Rashab declara que uno debe contemplar y reflexionar en detalle un aspecto particular de Jasidut, no solo como un pensamiento general, y esa es la clave para causar una impresión duradera en ti mismo.

viernes, 29 de noviembre de 2019

Testimonio de uno de los doctores del Rebe en 1977

El Dr. Louis Teichholz es un prestigioso cardiólogo. En 1977, cuando él era el Director de Cardiología en el Hospital Mount Sinai de Nueva York, el Rebe sufrió un severo infarto en la festividad de Shminí Atzeret. Le pedieron al Dr. que se una al grupo de médicos que estaba atendiendo al Rebe en 770. Fue allí que él tuvo el privilegio de conversar con el Rebe sobre muchos temas fascinantes.



miércoles, 27 de noviembre de 2019

La historia completa de Rosh Jodesh Kislev 5738 (1977)







Fuente: A Chassidisher Derher (esta versión es sin editar, sólo texto sin diseño ni imágenes)