viernes, 17 de enero de 2020

Carta Semanal del Rebe: Vacaciones de verano





Con la ayuda de Di-s
Sivan, 5712
[Mayo de 1952]
Brooklyn, Nueva York.
Para los estudiantes y alumnos escolares judíos, de todas partes!
Di-s los bendiga a todos!
Saludo y bendición:
Se acerca el tiempo de vacaciones, donde se liberan jóvenes y chicos, niños y niñas de las Yeshivot, Talmud Tora's, colegios, Day-Schools, etc., para un largo receso de verano.
La importancia de unas tranquilas vacaciones es obvia. Sin embargo, ciertos aspectos del tiempo de vacaciones deben ser analizados cuidadosamente. ¿Es el tiempo de vacaciones una interrupción del estudio, o es una transición de una forma de actividad a otra?
En todas las formas de vida, no existe la interrupción de la vida, seguida [luego] por un comienzo completamente nuevo, ya que la interrupción de la vida es la muerte y no puede servir como un período de descanso temporal. [Sí] Puede haber una transición de una forma de actividad a otra, pero no una interrupción o suspensión.
Por ejemplo: los dos órganos más vitales de nuestro cuerpo son el corazón y el cerebro. El corazón es la sede principal de la vida "física"; el cerebro es el centro principal de la vida "intelectual". Dado que el corazón y el cerebro [son los que] tienen el control supremo del cuerpo, se los llama "los Soberanos del Cuerpo". Ahora, estos órganos no solo no dejan de funcionar en un cuerpo vivo, sino que ni siquiera experimentan un cambio radical en su modo de actividad. Y dado que las acciones de los otros órganos son dirigidas por la actividad del corazón y el cerebro, se deduce que los demás órganos del cuerpo, aunque parezcan estar en un estado de inactividad, como en el caso del sueño [al dormir], en realidad no dejan de trabajar.
Esto es aún más obvio en el caso de la respiración. Encontramos que durante el sueño la respiración disminuye [se ralentiza] considerablemente, pero nunca se detiene, ya que el "aliento de vida" siempre debe estar allí.
Del mismo modo, en el caso de estudiantes, niños y niñas, estudiando nuestra Torá, Torat-Jaim: "La Ley de Vida", unas plácidas vacaciones no significan la interrupción y el cese de Torá y Mitzvot, Di-s libre. Significa sólo otra forma de avanzar en su curso de estudio, un período durante el cual renuevan sus habilidades mentales y aumentan sus capacidades para un estudio más intensivo más adelante.
Por lo tanto, amigos míos, traigan luz y santidad a su tiempo de vacaciones, recordando siempre que es un momento de preparación a fin de mejorar la calidad y la cantidad de sus estudios durante el tiempo lectivo [de estudio] por venir. Pero que no permanezca así solo en sus pensamientos e intenciones; estén siempre unidos a nuestra sagrada Torá en sus acciones y conductas cotidianas. Que no pase un solo día sin el "aliento de vida" provisto por la "Torá de Vida". Que todos tengan designado tiempos fijos para el estudio de Jumash, Mishná, Guemará, y así sucesivamente, cada uno de acuerdo con su estándar de educación de la Torá.
En este momento, deseo que todos los que estén decididos a utilizar sus vacaciones de esta manera productiva "viva", tengan mucho éxito, tanto durante las vacaciones, como al regresar al estudio normal más adelante.
 Con bendición,
M. Schneerson

jueves, 16 de enero de 2020

Snapshots - Anécdotas cortas con el Rebe - Desafiando el Status Quo #10

Comodidades materialistas 

Número 10


En el verano de 5720 (1960), un Josid le escribió al Rebe para compartir las buenas noticias que había comprado y se había mudado a una nueva casa en Newark, NJ.
En una carta del 5 de Elul, luego de dar su Brajá por la mudanza, el Rebe le advirtió que tenga cuidado con, lo que el Rebe denominó, "balebatishe hanojes" (hábitos o costumbres materialistas) que tiran abajo a una persona.
“Me han llegado las pruebas más que dolorosas, que tú, tu cuñado y otros han alcanzado esta escala: estás contento con tus estudios de nigle y jasidus y tu Avodat Hatefilá. También encuentras tus hafatzat hamayanot llevándose a cabo satisfactoriamente.
Es solo que, dado que una persona debe naturalmente avanzar, te has asegurado de progresar en toda y cada una de las áreas de lujos corporales, incluyendo una agradable siesta por la tarde..."
El Rebe concluyó sin rodeos: "¿Es realmente el propósito del descenso de tu Neshamá a este cuerpo para semejante "ascenso?"

miércoles, 15 de enero de 2020

Shiur Rab Osher Farkash Shemot y 70 años de Yud Shvat


Shiur Parashat Shemot: Gueulat Mitzraim y Gueulat Mashiaj - ¡70 años!"

lunes, 13 de enero de 2020

Snapshots - Anécdotas cortas con el Rebe - Desafiando el Status Quo #9

Una Jásene Americana 

Número 9

En 5719 (1959), el Rebe le dijo a Reb Nisan Nemenov lo siguiente en yejidus, y le pidió que lo publicara:
“No estoy contento con el estilo de vida de los jasidim [aquí] en América [Estados Unidos]. Una jasune solía ser un evento pequeño y cálido, donde todos contribuían en algo, haciendo algo de comida, etc. por lo que todos se sentían parte de la simja. Aquí, sin embargo, la jasune debe celebrarse en un salón, lo que agrega también tensión financiera sobre el anfitrión.
“Luego, existe la presión sobre los invitados de traer un regalo, lo que deja en compromiso a un amigo que no puede pagarlo, ya sea si asistir sin un regalo o el pedir prestado dinero. Incluso si un josid está dispuesto a tragarse su orgullo y venir sin un regalo, su esposa no lo aceptará. Y entonces él se endeudará...
“Finalmente, está la disposición de las mesas. Aquí, el anfitrión debe ubicar a todos de acuerdo con su estatus social, sin ofender a nadie. Esto también agrega tensión adicional sobre el Baal Hasimje. Uno puede imaginarse qué tipo de jasidishe farbrenguen puede tener lugar en semejante entorno.
“Obviamente no puedo decirle a nadie que actúe de manera diferente; que sea él el extraño... "

domingo, 12 de enero de 2020

Maise: Verdadera sumisión y entrega a un Rebe



El Alter Rebe una vez envió un mensajero para transmitir un mensaje a dos de sus jasidim, que vivían cerca el uno del otro en la misma ciudad. El mensajero viajó a la ciudad y visitó al primer josid, diciéndole: "El Rebe me envió a decirte que está necesitando fondos [para una de sus actividades.]"

"¿Cuánto dinero necesita el Rebe?", preguntó el josid.

"No especificó una cantidad", respondió el mensajero. "Simplemente me indicó que te diera este mensaje".

"Si ese es el caso", dijo el josid, "por favor espere unos momentos, y reuniré algo de dinero para el Rebe".

El josid buscó en su casa y reunió todo el dinero que tenía disponible. Poniéndolo en un sobre, se lo entregó al mensajero y dijo: “Este es todo el dinero que tengo en este momento. Por favor llévelo al Rebe, y veré qué más puedo hacer."

El mensajero recibió el dinero y luego se dirigió al segundo josid. Una vez más, fue recibido con el mayor respeto, y repitió el mensaje del Rebe: "El Rebe me envió para decirte que necesita fondos."

"¿Cuánto dinero necesita el Rebe?", Preguntó el josid.

"No especificó una cantidad", respondió el mensajero. "Simplemente me dio instrucciones que te diera este mensaje."

"Si ese es el caso", dijo el josid, "viajaré al Rebe mañana y le preguntaré cuánto necesita, y le daré lo que me pida."

El mensajero dejó la ciudad y regresó al Alter Rebe. Cuando llegó, le dio un único sobre, identificando al Josid que se lo había dado.

"¿Y qué del segundo individuo?", Preguntó el Alter Rebe. "¿Lo visitaste también y transmitiste el mensaje?"

"Sí, lo hice", respondió el mensajero. "Sin embargo, dijo que como no sabe cuánto dinero necesita el Rebe, vendrá aquí mañana y le preguntará él mismo al Rebe. Está preparado para dar la cantidad y monto que el Rebe especifique.

"La única pregunta es", dijo el Alter Rebe en voz baja, "¿será eso antes o después del incidente?"

Desconcertado por las crípticas palabras del Rebe, el mensajero salió de la habitación del Rebe y se fue a su casa.

A la mañana siguiente, el primer josid se despertó y viajó de inmediato al Rebe para preguntarle si había algo más para hacer. Cuando entró en la habitación del Rebe, el Rebe le dijo: "Debes mudarte de tu ciudad a una nueva ubicación."

Al escuchar estas palabras, el josid regresó de inmediato a casa y vendió o regaló gran parte de sus pertenencias. Luego cargó su carreta con algunos elementos esenciales y comenzó a viajar, sin saber a dónde ir y qué se suponía que haría. "Ciertamente recibiremos algún tipo de señal que nos mostrará dónde establecernos", dijo a su familia. "Mientras tanto, debemos obedecer las instrucciones del Rebe y marcharnos."

El segundo josid también se despertó temprano esa mañana con planes de viajar al Rebe. Sin embargo, razonando que no era apropiado viajar antes del davenen, primero fue al shul a hacer Tefilá. Después del Davenen, se fue a su casa, desayunó, instruyó a sus empleados sobre lo que debían hacer en su ausencia, tomó una cantidad considerable de dinero para el Rebe y comenzó a prepararse para partir.

Cuando estaba a punto de subir a su carreta, una tormenta repentinamente estalló y un rayo golpeó una casa cercana. En apenas breves momentos, toda el área se convirtió en un furioso infierno. El segundo josid apenas logró salvar su vida y la de su familia, mientras que el primer josid, que ya había abandonado la ciudad, permaneció completamente intacto.


El Rebe Maharash le contó esta anécdota a su hijo, el Rebe Rashab y concluyó:

“Ambos jasidim estuvieron ansiosos por cumplir con la solicitud del Alter Rebe, pero hubo una diferencia significativa entre los dos. El primer josid sabía que escuchar al Rebe es primordial, y uno debe escuchar las palabras del Rebe incluso si no las comprende y no puede entenderlas. El segundo josid también sabía que uno debe escuchar al Rebe.

Sin embargo, su escucha y acatamiento seguía a su comprensión. Una vez que supiera exactamente lo que quería el Rebe, estaba preparado para cumplir con todas sus solicitudes, pero su compromiso estaba basado en su comprensión.”

jueves, 9 de enero de 2020

Carta Semanal del Rebe: Consejo a un psicoterapeuta



Acuso el recibo de su carta del 27 de tevet, la cual me acaba de llegar. Usted pide bendición y consejo respecto de [los esfuerzos para la sanación psicológica)...
La mencionaré en plegaria y por bendición en el santo lugar de reposo de mi suegro, el Rebe, para que tenga éxito en el tratamiento del paciente mencionado así como de todos los demás pacientes a los que asiste.
Con respecto a su búsqueda de consejos: Esta es, después de todo, su profesión, y “No hay nadie más sabio que aquel con experiencia.
Es particularmente difícil ofrecer consejo desde lejos, dado que las condiciones del país, la familia, etc., guardan una relación directa con la situación. Los que observan las circunstancias de cerca están siempre más capacitados y tienen más experiencia para llegar a una forma de terapia.
No obstante, dado que usted ya me ha escrito, y todo es por providencia Divina, deseo enfatizar algo que he presenciado en numerosas oportunidades en casos parecidos:
En la mayor parte de las situaciones similares, un método decisivo y efectivo -que, para mi asombro no se emplea, al menos no tanto como debiera hacérselo-, es el de hesej hadaat, hacer que el paciente aparte la mente por completo de la consideración de aquellos pensamientos [negativos]. 
Cuanto más logre el paciente dejar de pensar y obsesionarse en aquello, que es la causa de sus problemas, mayor será la aptitud de funcionar de los poderes de sanación naturales y los otros aspectos positivos y curativos con una intensidad acrecentada y producir la curación.
Debido a las circunstancias especiales de quienes se encuentran afligidos de este modo, no siempre se puede tener éxito al hablarles abierta y directamente sobre la necesidad de librarse de estos pensamientos. No obstante, lo más importante es que real y concretamente dejen de pensar en aquellas cosas, en realidad no importa cómo llevarlo a cabo. Esto, por consiguiente, también puede lograrse haciendo que se ocupen en algo que no guarde relación alguna con su estado de salud.
A fin de producir esto en hechos concretos, es necesario hacer que lleven a cabo acciones que conduzcan a la gratificación psíquica personal, como hacerle un favor a otro (algo que en todo caso es aceptable para todos y por consiguiente no debiera ser difícil convencerlos de que lo hagan]).
Esto es particularmente así en nuestros tiempos, cuando la inestabilidad es sumamente grande y las necesidades individuales sumamente numerosas. Es relativamente sencillo encontrar un modo para que estos individuos ayuden a otros (acciones que estén en consonancia con las [necesidades del] lugar y las [necesidades del] individuo que necesita tratar).
Un aspecto adicional de este modo de conducta es el hecho de que hacerle un favor a otro no solo es bueno en si mismo, sino que lleva consigo su propia recompensa; una recompensa verdaderamente grande por una mitzvá.
[Esta recompensa es,] en las palabras de nuestros Sabios, de bendita memoria: "Más que lo que el dueño de casa hace por el pobre [proveyéndolo de sus necesidades,] el pobre hace por el dueño de casa (proveyéndolo de la oportunidad de dar Tzedaká]".
Hay más para decir sobre este asunto, pero estoy seguro de que para usted lo anterior será suficiente...
(Likutei Sijot, Vol . 26, pág. 323)



miércoles, 8 de enero de 2020

Shaarei Neguina: Los Nigunim de R' Shloime Tchasniker

Parte I

Cuando el Josid Reb Shlomo Tchasniker (llamado así por su ciudad) era un pequeño niño, perdió trágicamente la vista. Siendo que no podría aprender mucho con tal desventaja, su padre se ocupó de que estudiara música e instrumentos musicales. El joven Shlomo era muy talentoso y, además de su hermosa voz, era un compositor natural. Tomó especial interés en el violín y, a pesar de su ceguera, encontró consuelo en los sonidos celestiales que emitía su instrumento.

Aunque su padre no era un josid, había oído hablar de la grandeza del Alter Rebe y decidió entonces llevar a su hijo hacia él para recibir una brajá. Cuando el joven entró en la habitación de Yejidus, el Rebe Alter abrió un Zohar que yacía sobre la mesa y ordenó al niño ciego que lo leyera.
Al principio solo podía ver imágenes contorsionadas, pero cuando el Rebe le ordenó una vez más que leyera en voz alta, sus ojos se abrieron repentinamente y pudo ver claramente. El padre de Shlomo estaba maravillado por el milagro que acababa de presenciar abiertamente. En ese mismo momento, decidió dejar a su hijo junto al Rebe Alter para que estudiara con él y se convierta en su josid. Esta es la historia de cómo Reb Shlomo se convirtió en un devoto josid del Alter Rebe y de las sendas del jasidus.

El Alter Rebe alentaba a sus Jasidim a que aprendan nigunim, enfatizando que es una de las partes fundamentales de Jasidus. Organizó un grupo de menagnim que cantaran para él. Contando con inmensos talentos musicales, se le pidió a Reb Shlomo que se uniera a este grupo.

Hubo un cierto período de tiempo en el cual el Alter Rebe estaba encerrado en su habitación, como desanimado y cabizbajo. Los Jasidim intentaron todo tipo de métodos para animar su espíritu, sin éxito. Finalmente, Reb Shlomo se acercó a la ventana del Rebe y comenzó a tocar una hermosa melodía en su violín. Al escuchar la hermosa música que provenía del instrumento vertiéndose en su ventana, el Rebe Alter salió al balcón, cerró sus ojos y comenzó a decir Jasidus sobre el Pasuk "ויקחו לי מנגן והיה כנגן המנגן ותהי עליו יד ה' י".
Este Pasuk describe cómo el espíritu de Elisha Hanabi estaba muy apagado y desanimado y trajeron ante él un músico y cuando comenzó a tocar la Shejiná moró sobre Elisha. El Alter Rebe se estaba refiriendo a lo que Reb Shlomo acababa de lograr.

En la famosa "boda de Zhlobiner", cuando la nieta de Alter Rebe se casó con el nieto de Reb Levi Itzjak Berdichover, Reb Shlomo tocó su violín mientras los dos Tzadikim bailaban. Después del baile, Reb Levi Itzjak se le acercó y le dijo, (por el mérito haber tocado para mí) "¡mírame a los ojos y nunca más volverás a tener "Majshavot zarot!"

***


Reb Shlomo Tchasniker compuso varios nigunim que cantaba en diferentes ocasiones.

 ניגון היחידות

El más famoso de sus Nigunim es el Nigun Hayejidus.

Antes de que un Josid entre en la sala del Rebe para Yejidus, donde revelará allí lo que le molesta y perturba a su Neshama y solicitará consejo en su Avodat Hashem, debe prepararse. Esto se hace purificándose y llevando a cabo un minucioso "Jeshbon Hanefesh" a través del cual despierta sus sentimientos más profundos por Teshuvá y busca ascender a una vida más elevada y más espiritual. Es durante esta larga contemplación y reflexión que una melodía surge de sus labios, una canción llena de sentimiento que expresa la situación actual de su Neshamá.

Es con esta idea que Reb Shmuel Zalmanov, en su introducción a este Nigun en el Sefer Hanigunim, describe los sentimientos expresados ​​en esta melodía. De hecho, si prestas mucha atención, podrás escuchar y percibir cómo las notas suben más y más y luego descienden, suben y bajan, suben y bajan, acompañando la meditación previa a un Yejidus, preparándose para pararse frente a la venerada presencia del Rebe.

Una composición personal

Parece que hay muchos "Nigunei Yejidus", porque cada Josid tenía "su" Nigun que cantaba, expresando sus propios sentimientos privados mientras se preparaba para entrar en la habitación del Rebe para Yejidus. El del Sefer Hanigunim es de Reb Shlomo Tchasniker y hasta la fecha es el único que se conoce como "Nigun Ha'yejidus".

En una carta que el Maskil Shimon Ha’kofer escribió a sus superiores, los jefes del movimiento de la Haskalá, decribe allí allí los diferentes nigunim que los Jasidim cantaban, uno de ellos es el nigun Hayejidus.

Aquí para escuchar el Nigun:


Y Aquí otra versión, instrumental del Álbum Neimot Jabad