jueves, 26 de marzo de 2020

100 años (Histalkut Hilula) del Rebe Rashab




Viernes, 2 de Nisan 5780. Una fecha sin lugar a dudas para remarcar.

Qué mejor que citar las palabras textuales del Rebe al conmemorarse los 100 años del Histalkut del Tzemaj Tzedek, el 13 de Nisan del año 5726

"[...] A pesar que tuvo lugar un Histalkut-Hilula, y ya nos encontramos en el año n° 100, es sabido lo que contó el [Frierdiker] Rebe, respecto al Tzemaj Tzedek, que viajó a Peterburgo para participar en el congreso famoso, y ante todos los presentes salió con toda firmeza y resistencia contra los representantes del gobierno, expresando de ese modo una rebelión evidente y concreta. Al regresar de aquella reunión, uno de los Guedolim presentes le preguntó: "Rebe, ¿acaso es lógico ponerse así en riesgo?!" Añadiendo luego: "Aún si ud. no piensa ni se preocupa por sí mismo, tendría que considerar a sus Jasidim y a Klal Isroel?! El Tzemaj Tzedek le dio dos respuestas: 1) Tengo hijos y 2)Cuando los Jsidim se unan, Veln Zei Dos Durjgueton ('Podrán mantenerse', podrán pasarlo)."
"Por lo tanto: Al encontrarnos 100 años luego del Histalkut, y aún sin la cuestión de los hijos (que llenen el lugar del padre) los Jsidim se unen y atraviesan todo, atraviesan la oscuridad doble y redoblada del Galut, y proyectan (a través de la Alef pequeña) la revelación de "H' será para tí una luz eterna".

Años más tarde, el Rebe hizo un Fabrenguen especial en honor a la fecha del 13 de Tishrei del año 5743, al marcarse los 100 años del Histalkut del Rebe Maharash.


"Cada año se desarrolla un Iluy (progreso y ascenso) en todos los asuntos relacionados con el Yom Hilula, acorde a la regla "Maalin Bakodesh" (Aumentar en Santidad)
Más en particular si tenemos en cuenta lo explicado en el Tania, Igueret Hakodesh (Cap. 14) respecto a Rosh Hashaná, que cada año desciende una luz nueva que no existía desde la creación del mundo, Se aplica este concepto al Rosh Hashaná de cada fecha y evento en particular.
Y un ascenso más particular y especial es al llegar a los 100 años del Yom Hilula, número que indica Shleimut, integridad y plenitud. 10 es el número de plenitud y cuando 10 está incluido de 10, es la plenitud total, el nivel de Keter que no entra en la cuenta de las 10 Sefirot, donde están todas las Sefirot incluidas en su nivel más pleno, las diez Sefirot que a su vez cada una compuesta y combinada de 10.
Toda esta maravillosidad aludida en el número 100, las Sefirot en su máximo nivel, se proyecta todo esto aquí abajo, en concreto. Es decir, no queda como una elevación abstracta, incluidas en su más elevado nivel allá Arriba, sino que se revelan e irradia aquí en este mundo, "Poel Yeshuot Bekereb Haaretz". El nivel de Keter, aludido en la palabra Yeshuot, se proyecta y trae Brajá aquí en los planos terrenales y físicos.
Y al cumplirse los 100 años del Histalkut de un Nosi de Am Israel, Neshamá que incluye en sí a todos Bnei Israel, repercute por lo tanto esta fecha con todo lo que implica en cada uno de los Yehudim de esta generación, lo que nos exige "pararnos firmes" para recibir todas estas Brajot, del nivel de Keter. pero en un modo de  "Bekereb Haaretz", dentro de los planos de tiempo y espacio físicos."
Luego, el Rebe instó en aquel Farbrenguen a estudiar la Torá del Baal Hilula (ese es el modo correcto de "pararnos firmes" para recibir las Brojes, ya que todo pasa por la Torá), y citó en aquel Farbrenguen la palabras del Rebe Rashab instantes previos a su Histalkut, el 2 de Nisan: "Yo me voy al Cielo, y mis escritos los dejo con ustedes." Al estudiar de la Torá del Baal Hahilula, él mismo se encuentra con nosotros. Un estudio que lleve a la acción, etc.




miércoles, 25 de marzo de 2020

Emuná y Brajá




El rumor se extendió rápidamente entre los judíos de Georgia: un gran Tzadik se había establecido en Rostov, al sur de Rusia. Pronto, una delegación de los dignatarios de la comunidad se organizó para encontrarse con Rabi Shalom-Dobver Schneerson, el Rebe Rashab, que tuvo que abandonar la ciudad de Lubavitch, debido a su proximidad a las zonas de guerra en la Primera Guerra Mundial.

En aquel momento, en el año 1916, la comunidad judía de Georgia enfrentaba un gran desafío. La comunidad reflejaba un florecimiento y prosperidad, contando con decenas de miles y siendo bendecida con estudiantes sabios y rabínicos. Sin embargo, carecía de infraestructura educativa que asegurara el paso de la Torá a la próxima generación. La generación más joven todavía mantenía el Irat Shamaim. Pero los brotes de ignorancia ya habían dado sus señales y preocupado a los líderes de la comunidad.

La delegación en la corte del Rebe despertó un gran interés. Los judíos georgianos se vestían con ropa cosaca, y su aparición al principio despertó sospechas. El Rebe tranquilizó a la gente y dijo: "¡No son cosacos, sino judíos! ¡Abran las puertas y déjenlos entrar!"

El Rebe los recibió cálidamente y quedó impresionado de su Irat Shamaim. Besaron la mezuzá con una genuina y sincera fe, y el Rebe respondió con una sonrisa al contraste entre su apariencia externa y su comportamiento judío: "La voz es la voz de Yaakob, y las manos de Esav". El Rebe les habló en idish, y los visitantes respondieron en ruso. El hijo del Rebe, el Frierdiker Rebe, sirvió de traductor.

De esta reunión nació la primera delegación de Jasidim a Georgia, que sería el comienzo de una magnífica amistad entre ambas comunidades. Los Rabanim, que adoptaron la comunidad de Georgia, bajo la guía del Rebe, fueron las primeras semillas del universo de Shlijut mundial de Jasidut Jabad.

Uno de los "Shlujim" fue Rab Shmuel Levitin, un gran Jasid y Gaón de la Torá, quien, bajo la indicación del Rebe, se estableció en Kuthaisi y se convirtió en una figura central en la comunidad judía del país. Él y sus compañeros establecieron instituciones educativas, difundieron Torá y capacitaron a profesionales en diferentes rubros judaicos. Muchos de los judíos locales lo vieron como su maestro y rabino.

Moshe Tartor fue uno de ellos. Un judío adinerado que dirigía una rama de negocios en Kothaisi y sus alrededores. Fue bendecido con gracia y bondad y ayudaba siempre abundantemente. Se estableció una intensa amistad entre él y el rabino Levitin.

Rab Levittin era consciente del gran dolor de Moshe y su esposa. Habían pasado dieciocho años desde su matrimonio y aún no habían tenido hijos. Consideraba todo su dinero como una cáscara de ajo mientras su gran y magnífica casa permaneciera vacía de niños.

En 1919, Rab Levitin planeó visitar a su Rebe en Rostov. Antes del viaje, hizo un llamamiento a los judíos adinerados para que donaran en pos del Jatzer del Rebe, que en ese momento estaba pasando una grave crisis financiera.

Mientras estaba frente a su Rebe, Rab Levitin mencionó el dilema de Moshe y señaló su desdén por niños. Cuán contento quedó al escuchar una Brajá explícita del Rebe: "¡Que Di-s ayude que tenga un hijo varón!"

A su regreso a Khotaisi, el rabino Levittin emocionado compartió con Moshe la bendición del Rebe. El también se sumó al entusiasmo, adoptando las palabras con total fe. Efectivamente, después de un tiempo, se extendió un rumor en la ciudad de que el Rebe Rashab había bendecido a la  familia Tartur, y que esta bendición ya estaba comenzando a concretarse...

Pero pasó el tiempo y las noticias tan esperadas tardaban en llegar.

En 1920, el último de la vida del Rebe, el Rabino Levitin planeó visitar nuevamente al Rebe, y esta vez, acompañado por sus estudiantes de la yeshiva que fundó en Georgia. Antes de partir, Moshe Tartur se le acercó con el deseo de donar una considerable suma para el Rebe, 25 mil rublos - Un monto enorme en aquellos días, y durante su conversación, el rabino Leviin preguntó cuidadosamente acerca del rumor de la bendición del Rebe, si era correcto.

"Sí", admitió el hombre cabizbajo, "ya habíamos imaginado ver la salvación por fin, pero desafortunadamente hubo un problema médico y el bebé no sobrevivió" ...

El mismo rabino Levitin señaló que el Rebe prometió un hijo varón, y si es así, no es aquella bendición especial. Decidió plantear el asunto ante el Rebe en su visita.

El rabino Levitin acompañó a los estudiantes de Yeshiva cuando ingresaron a "Yejidut", una reunión personal con el Rebe y sirvió de intérprete. Como devoto jasid, la entrada a la sala del Rebe siempre era algo sumamente serio y con gran respeto, precedido por una larga preparación espiritual y búsqueda personal del alma, ya que los momentos de "Yejidut" son los más significativos en la relación entre el Rebe y el Jasid.

El rabino Levitin puso ante el Rebe el dinero de la donación de Moshe Tartur. Una mirada de asombro llegó al Rebe. "¡Es una cantidad muy grande!", Dijo, perplejo.

El rabino Levitin compartió con el Rebe  la historia del hombre. Añadió destacando lo atormentado que estaba aquel hombre y su esposa, cuando la chispa de esperanza que ya había comenzado a surgir, se apagó tal como se encendió.

Cuando terminó sus palabras, el Rebe respondió de inmediato: "¡Que sean bendecidos con Zara Jaya Vekayama!" (descendencia sana y perdurable!)

El rabino Levittin sintió un gran alivio. El Rebe dio ahora una bendición explícita, y seguramente tendría lugar. Ese mismo año, el rabino Moshe Tartor y su esposa tuvieron un hijo varón sano e íntegro.

(En honor a Bet Nisan, día del Hilula, centenario, del Rebe Rashab)

martes, 24 de marzo de 2020

Maise: Cuando el carnicero detuvo la epidemia

Una respuesta celestial reveló que Shlomo el carnicero debía rezar ante la congregación para detener la epidemia. Pero Shloime ni siquiera sabía leer bien en hebreo.


Por Tuvia Bolton para Chabad.org


Diciembre de 1700. Era un invierno frío en Polonia, y una capa de nieve cubría todo el país. Las calles de la ciudad estaban llenas de gente envuelta en abrigos de pieles, y los campesinos estaban ocupados calentando sus hogares con leños y a ellos mismos con vodka. Se acercaba la temporada de vacaciones y todos estaban de buen humor.

Pero en el gueto judío de Cracovia, la tristeza y el miedo llenaban el aire y clamaban desde todos los rincones. Perseguidos por la pobreza y el odio, los judíos de Cracovia solo tenían una fuente de alegría mundana, que también les estaba siendo quitada: los niños morían de viruela.

Era el comienzo de una epidemia. Los médicos no podían detenerlo, y los diversos remedios caseros no hacían nada. Todos los días la ciudad recibía más tragedias desgarradoras. Al único al que podían recurrir, como de costumbre, era a su Padre Celestial, y no parecía estar escuchando sus Tefilot.

El rabino de la comunidad había declarado un día de ayuno, luego otro, luego tres días de Tefilá e introspección. Pero nada parecía funcionar. Se anunció una semana de súplicas y Selijot, pero antes de que comenzara, los ancianos de la comunidad decidieron hacer una she’eilat jalom, la "consulta a través de los sueños" empleada por los maestros de la sabiduría secreta de la Cabalá.

Era este un movimiento drástico, pero sintieron que no tenían otra opción. Se purificaron, ayunaron, recitaron Tehilim todo el día, se sumergieron en una mikve y luego solicitaron al Cielo, según las antiguas fórmulas cabalistas, que se les diera algún tipo de señal esa noche mientras dormían.

Y esa noche, todos tuvieron el mismo sueño.

Apareció un anciano con una túnica blanca y diciendo: "Shlomo el carnicero debe rezar ante la congregación."

Temprano a la mañana siguiente se encontraron en el shul (sinagoga) y relataron su sueño. Estaba claro lo que tenían que hacer.

Los veinte caminaron solemnemente hasta la casa de Shlomo y llamaron a la puerta. Cuando su esposa abrió, ella casi se desmaya al verlos.

"¿S-i?" tartamudeó, empujando su cabello suelto bajo el pañuelo en su cabeza.

“Queremos hablar con su esposo. ¿Está en casa? dijo uno de ellos, sonriendo y tratando de ser lo más agradable posible. "¿Podemos entrar?" preguntó otro.

Shlomo llegó a la puerta, los invitó a todos, estrechó la mano de todos y corrió a buscar sillas. Cuando finalmente estuvieron todos sentados, uno de ellos comenzó:

"Shlomo, hicimos una sheelat jalom ayer. Preguntamos qué hacer con la epidemia, y todos tuvimos el mismo sueño. Soñamos que tienes que dirigir las Tefilot hoy.”

Shlomo estaba estupefacto. Si no fuera un asunto tan serio, habría pensado que esto era una especie de broma.

“¿Que yo dirija la Tefilá? Por qué yo . . . Ni siquiera puedo leer correctamente. No puedo . . Quiero decir, ¿qué bien lograría eso?

Shloime”, rogaron los ancianos, “solo ven y haz lo que puedas. No tienes que liderar realmente, solo reza frente a todos. Tal vez haya un milagro. Solo ven e inténtalo. Hemos convocado a todos al shul. Solo ven y di algunas palabras. Cualquier cosa es mejor que lo que tenemos ahora ".

Entonces Shlomo, sin otra opción, salió de su casa y los acompañó. Pero tan pronto como lo hicieron, entraron a la sinagoga abarrotada y cerraron la puerta trás ellos, Shlomo de repente se separó y corrió afuera y calle abajo, fuera de la vista.

¿Qué podrían hacer ellos? Había desaparecido Ni siquiera sabían dónde buscarlo. No tenían otra opción que esperar.

Unos minutos más tarde, la puerta se abrió y entró Shlomo, empujando una carretilla cubierta con un paño.

Todos los ojos estaban puestos en él cuando subió al podio, quitó la tela y levantó una vieja balanza de la carretilla. ¡Había traído la balanza de su carnicería al Shul!

La balanza con sus básculas era muy pesada. Pero Shlomo la levantó por encima de su cabeza, su rostro contorsionado por el esfuerzo, lágrimas brotando de sus ojos.

"¡Aquí!" le gritó al techo. “¡Aquí, Ribono Shel Oilom! ¡Tómala! ¡Toma la balanza! Por eso debes querer que yo dirija la Tefilá, ¿verdad? ¡Así que toma la balanza y cura a los niños! Solo sana a los niños. ¿Ok?"

A esta altura, Shlomo sollozaba ruidosamente y todo el lugar estaba en completo silencio. Unos pocos hombres se apresuraron y lo ayudaron a poner la balanza en una mesa al frente de la sala, y la congregación comenzó la Tefilá.

Esa noche, los niños ya estaban mejorando.

Puedes imaginar la alegría y las fiestas que siguieron. Incluso hicieron una bonita caja de vidrio para la balanza, y dejaron todo allí permanentemente para que todos la vieran.

Pero luego de unos días, cuando la emoción se calmó, los ancianos tuvieron que admitir que no podían entenderlo. Después de todo, había decenas de tiendas en el gueto que usaban balanza, y todas ellas eran propiedad de judíos honestos y temerosos de Di-s. ¿Qué podía tener de especial la balanza de Shlomo?

La respuesta llegó pronto. Cuando revisaron todas las otras balanzas, descubrieron que cada una de ellas, sin excepción, estaba un poco fuera de lugar. Ciertamente, nunca lo suficiente para constituir un engaño o mal negocio, pero no exacto. Al parecer, Shlomo revisaba su balanzas dos veces al día, mientras que los demás solo la revisaban ocasionalmente. "Eso es lo que Di-s quiere", explicó Shlomo.

La leyenda cuenta que aquella balanza permaneció en exhibición en esa sinagoga de Cracovia durante más de doscientos años, hasta que los alemanes destruyeron todo en la Segunda Guerra Mundial.

domingo, 22 de marzo de 2020

La mitzvá de hoy: Mantente saludable

¿Cómo entendemos los desafíos actuales de mantener Mitzvot B’hidur? ¿Qué se espera de nosotros en estos tiempos? Pensamientos del rabino Akiva Wagner.


Por el rabino Akiva Wagner - Rosh Yeshivas Lubavitch Toronto




R 'Mottel Chernobyler cierta vez se enfermó, y su padre, R' Nojum de Chernobil (quien era el mayor (en edad) y uno de los Talmidim más importantes del Maguid, así como el mejutan del Alter Rebe), le ordenó que no se sumergiera en la mikve (debido a sus problemas de salud). Más tarde, R ’Nojum escuchó que R’ Mottel se había sumergido en la mikve.

R ’Nojum confrontó a su hijo" ¿Por qué me desobedeciste? " Pero R’ Mottel se defendió:" Dijiste que no fuera por preocupaciones médicas. Pero obtuve permiso del feldsher.

[El feldsher era el médico popular de la zona. Tenía, por lo general, una formación y habilidades limitadas y básicas, pero proporcionaba la mayor parte de la atención médica para la gente rural].

R’ Nojum convocó de inmediato al feldsher. "¿Cómo permitiste que mi hijo usara la mikve, cuando esto obviamente era peligroso para él (debido a su salud)?" Pero el feldsher también tenía su argumento: "Escuché", le dijo a R 'Nojum, "que el Baal Shem Tov dijo que él se responsabiliza por una tevilá (que no cause ningún daño), y en base a eso le permití!

R ’Nojum comenzó a reír. "Yo soy el Rebe", dijo, "y tú eres el médico, y te estás basando en una declaración del Baal Shem Tov?!"

Pero el feldsher insistió. "Definitivamente, yo ya sé que en el Baal Shem Tov puede uno confiar." Y explicó. “Una vez, uno de los discípulos del Baal Shem Tov (llamado R’ Dovid) pasó Yom Kipur en nuestra comunidad. En Erev Yom Kipur, durante las seudot, lo vi consumir 36 vasos de mashke (obviamente mashke genuino...). ¡Y a pesar de eso, dirigió el davenen parado en el omud para todos nosotros, y estuvo de pie todo Yom Kipur! Así que dije (para mí mismo), si un talmid del Baal Shem Tov puede hacer eso, ¡entonces seguramente puedo apoyarme en el Baal Shem Tov mismo!

***

Lo que parece plantear una pregunta: ¿por qué, en ese caso, R ’Nojum le prohibió a su hijo usar la mikve a primera instancia? R ’Nojum conocía la declaración y promesa del Baal Shem Tov, ¿por qué para él no le era lo suficientemente bueno? Especialmente considerando el hecho de que el feldsher tenía, después de todo, una apreciación muy básica y primitiva del Baal Shem Tov (la grandeza del Baal Shem Tov, para él, estaba determinada por la capacidad de su discípulo de contener su bebida). R ’Nojum, por otro lado, tenía una verdadera apreciación de la grandeza del Baal Shem Tov. ¿Por qué, entonces, la promesa del Baal Shem Tov no fue un factor para él en su directiva a su hijo?

Creo que la respuesta es: si bien es incuestionable que la promesa del Baal Shem Tov es confiable y se puede confiar plenamente en ella (y de hecho, aparentemente, la tevilá no le hizo daño a R' Mottel), aún así no es médica y no es natural. Al realizar una mitzvá, uno debe hacerla acorde a las leyes de la naturaleza (como lo sabemos por la historia del Alter Rebe con el Kidush Levana, y de la conocida sijá del Rebe en Jelek Hey, etc.).

Esto es cierto sobre cada mitzvá y es igualmente cierto sobre la mitzvá de ונשמרתם מאד לנפשותיכם, - salvaguardar la salud de uno. Aunque R' Nojum podría haber confiado indudablemente en la promesa del Baal Shem Tov, y sin duda R' Nojum podía también haber proporcionado fácilmente su propia protección o cura sobrenatural para su hijo, incluso sin depender del Baal Shem Tov, pero eso no sería realizar la mitzvá dentro de los marcos naturales.


Esto explica una serie de historias similares, por ejemplo:

R’ Groinem, el Mashpia de Lubavitch, una vez fue a la mikve en un lago. Utilizó herramientas para romper el hielo, y luego se quitó la ropa y procedió a sumergirse rápidamente (antes de que sus pies se congelen en el suelo).

Antes de sumergirse, siendo consciente del peligro (también existía el peligro de moverse inadvertidamente levemente, mientras estaba inmerso, y encontrarse atrapado bajo el hielo j"v), se volvió hacia el lago y declaró: "Que sepas que no tienes poder de hacerme algún daño, ya que el Baal Shem Tov prometió que una tevilá no causará daño!

Los jasidim relataban la historia para ilustrar su fe pura en las palabras del Baal Shem Tov. Y sin embargo, cuando estaba enfermo, el Rebe Rashab le prohibió usar la mikve, incluso en Erev Yom Kippur (estaba devastado, e incluso envió a otros jasidim para que intercedieran en su nombre ante el Rebe).

El Rebe Rashab estaba muy consciente de la promesa del Baal Shem Tov. Sin embargo, exigió al josid que cuidara su salud de acuerdo con las leyes de la naturaleza y de acuerdo con lo que exigieran los profesionales médicos.

Para dejar claro, existen ocasiones, muchas muchas veces, cuando nuestros Rebeim, o los Tzadikim en general, eligen pasar por alto las leyes de la naturaleza, cuando ignoran el consejo médico y nos curan milagrosamente. Pero como regla general, nos exigen cumplir esta importante mitzvá de cuidar nuestra salud dentro de los parámetros de la naturaleza.

***

En este momento, el Shlijut más importante para nosotros, aparentemente, es la mitzvá de ונשמרתם מאד לנפשותיכם, - salvaguardar nuestra propia salud y la de los demás. Y necesitamos hacer lo que sea necesario para realizar esta mitzvá con el mayor hidur. En Rusia, los desafíos fueron contra el jinuj, enseñando Torá y difundiendo Idishkait, y jasidim tuvieron que mostrar mesirut nefesh para mantener estas mitzvot. Hoy, al parecer, el mayor desafío es contra nuestra salud, individual y colectivamente, y tenemos que estar listos para mostrar mesirut nefesh para mantener esta mitza adecuadamente.

R’Avrohom Zhembiner falleció en Jol Hamoked Sukot. En su último Yom Kipur, poco antes de su fallecimiento, los médicos no le permitieron ayunar. Estaba muy molesto por esto, y le preguntó a su amigo y mushpa, (el antes mencionado) Reb Groinem, qué debía hacer. Reb Groinem le dijo que debía comer, recordándole que el Maguid, debido a su salud, no pudo ayunar durante 13 (o 15) Yom Kipur's. Él le dijo: "Así como cuando ayunas, estás cumpliendo la voluntad de Hashem y te estás conectando con Él, así también, este año, al comer, estarás cumpliendo la Voluntad de Hashem y lograrás la misma conexión con Él"!

En general, al ser meticulosos con respecto a rezar con un minian y al ser cuidados de sumergirnos diariamente en la mikve (incluso hasta el punto de mesirus nefesh) nos conectamos con Elokus. En nuestra situación actual, para algunos de nosotros, el no rezar con un minian y el no utilizar la mikve (y el Maguid a menudo no pudo hacerse tebilá en una mikve debido a su salud, al igual que no pudo ayunar a Yom Kipur). estaremos haciendo la Voluntad de Hashem y alcanzar la mayor conexión con Elokut.

[Y hasta puede tener una ventaja. El Rebe dijo acerca de las personas que a veces practican tahaluja y no tienen la capacidad de hablar, que está dicho מעלה עליו הכתוב כאילו עשה. Y el Rebe dijo además que incluso tienen una ventaja sobre aquellos que concretamente hablaron. Porque cuando alguien habla, tienes que saber si habló bien, y si mezcló en sus palabras motivos ulteriores, etc. Sin embargo, cuando es מעלה עליו הכתוב וכו ’, ¡entonces sabes que se está haciendo de la mejor manera posible!]

Si puedas o no hacer Tefilá con un minian o usar la mikve, etc., es una cuestión médica. Al igual que en cualquier caso de cualquier problema de salud, el Rebe instruye a seguir los consejos de los profesionales médicos, así también, ahora, todos deben saber lo que les aconsejan sus médicos (preferiblemente un médico de cabecera amigo y, de preferencia, un jasídishe médico que pueda apreciar todos los ángulos de la cuestión). Pero, una vez que sepa cuál es ese consejo, ¡seguirlo se convierte en tu mayor llamado!

Seguramente todos hemos visto Shlujim que están ocupados con un gran evento, un evento enorme, el mayor evento del año. En tales casos, el Shliaj a menudo está tan ocupado, preocupado y presionado que ni siquiera tiene la capacidad de rezar con minian (algunos de nosotros incluso podemos conocer a shlujim que experimentan esto más de una vez al año e incluso más de dos veces... ) Y no se siente mal ni culpable. ¡Él no está eludiendo ningún deber, por el contrario, está preocupado con su shlijus y העוסק במצוה פטור מן המצוה!

En este momento, todos tenemos que estar ocupados con el shlijus más importante y la mitzvá más importante: mantenernos seguros y saludables. El mayor shlijus ahora, mayor que el evento más grande del año, el evento más grande del siglo, es salvaguardar nuestra propia salud y la de todos los demás que puedan verse afectados por nosotros. Si minian o mikve interfieren con este shlijus, entonces tenemos que tener muy clara cuál es nuestra prioridad y dedicarnos exclusivamente a ella.

Y al igual que con cualquier mitzvá, y con cualquier shlijus, tenemos que hacerlo con la mayor simjá y el mayor entusiasmo, porque esta es la forma en que ahora podemos servir a Hashem, y nuestro עבדו את ה tiene que ser siempre con la mayor simjá!

Nuestro mesirus nefesh y nuestra sincera dedicación ahora tienen que ser para nuestra misión más importante: estar sano. ¡Y el Oibishter nos debe otorgarnos el éxito en este shlijus y darnos a cada uno de nosotros salud completa y buena salud y protección contra todos los peligros (y luego podemos regresar voluntariamente a los minianim y mikvaot y todo lo demás)!

Video: Rescate de Irán


En 1979, con el comienzo de la revolución islámica, los judíos de Irán fueron repentinamente arrastrados bajo un nuevo régimen opresivo. Bajo la dirección del Rebe, se ejecutó una misión clandestina para rescatar a miles de jóvenes (chicos y chicas) judíos de las garras de su país ahora hostil.

Octava presentación exclusiva de JEM, parte del proyecto de JEM de 70 presentaciones exclusivas a lo largo del año, en honor a los 70 años del Nesiut del Rebe.

jueves, 19 de marzo de 2020

10 cosas que estoy aprendiendo sobre la vida en medio del Coronavirus



1. No importa cuán poderosos o avanzados creemos que somos, a fin de cuentas, no tenemos el control.

2.  Di-s dirige el mundo y lo manejará exactamente de acuerdo con Su propio plan y Su propia agenda. ¡Di-s se hará cargo de nosotros!

3. Necesitamos creer en esto. El hombre repartidor que entregó los productos de almacén de mi amigo regañó: “Ustedes creen en Di-s, entonces, ¿por qué tanta ansiedad? Di-s creó a Sus hijos; ¿No crees que Él puede hacerse cargo de nosotros?

4. ”Algunas de las mejores soluciones son las más simples. Lávate las manos, mantente limpio y no propagues infecciones negativas. ¿No deberíamos seguir esta receta en todas las áreas de la vida?

5. La forma en que reaccionamos ante los demás en tiempos de angustia dice mucho sobre nosotros. Estoy viendo propuestas tan generosas de ayuda práctica para aquellas personas en situaciones difíciles. Un virus se ha extendido como un incendio forestal, cambiando por completo nuestro mundo. Si esto es cierto en el sentido negativo, imagina el poder de algo positivo, cuán contagiosa y poderosa puede ser una buena acción.

6. Muy a menudo, estamos ocupados corriendo por la loca carrera de la vida. A medida que ponemos un freno, y nos dirigimos a nuestros seres queridos, podemos reevaluar nuestras prioridades y lo que es realmente importante.

7. Nuestros niños y las personas que nos rodean buscan en nosotros orientación. Si demostramos un frenesí terrible, la bola de nieve se convierte en histeria colectiva. Si mantenemos la calma, permanecemos tranquilos y cautelosos, los demás toman nota y se comportan de la misma manera.

8. "No hay persona que no tenga su tiempo y nada que no tenga su lugar" (Avot 4:3). ¿Quién hubiera pensado que el humilde rollo de papel higiénico se convertiría en una mercancía tan preciosa? Nunca pienses en ti mismo como inútil; todos tienen su tiempo para brillar.

9. El humor recorre un largo camino. "El lenguaje de los sabios es la curación" (Mishlei 12:18). La felicidad, la positividad y el ingenio solo pueden ayudar a la situación. La preocupación es a menudo peor que la enfermedad misma. Seré honesto, este es mi mensaje personal para llevar a casa.

10. ¿Con qué frecuencia me escucho decirles a mis hijos: "Por supuesto, estoy preocupada! ¡Esa es mi labor como madre judía! " A decir verdad, nuestro mayor enemigo, quizás más debilitante que cualquier enfermedad o desafío, es sentirse sobrecargado y estresado. No ayuda, solo alimenta el frenesí, creando problemas aún más generalizados.

Necesitamos tomar medidas preventivas, pero con una actitud positiva de "puedo hacerlo" y "estará bien."


¡Deseándonos a todos salud y bendiciones!

Jana Weisberg

miércoles, 18 de marzo de 2020

¿Qué quiere Hashem de nosotros ahora?



Esta semana se conmemoró el Yortzait de Reb Elimelej de Lizhensk. ¿Qué dijeron Reb Elimelej y su hermano Reb Zushe cuando se les impidió hacer Tefilá, y cómo lo aplicamos a nuestra situación?


El rabino Shmuel Lesches de Young Yeshiva de Melbourne nos comparte un poderoso mensaje:


Queridos Anash

COVID-19. Era una mezcla de letras y números sin sentido para la mayoría de nosotros hasta hace solo un mes. Pero ahora, ha dejado nuestras vidas patas para arriba. Está comenzando a afectar nuestras rutinas de tantas y diversas maneras, y aparentemente incluyendo entre ellas nuestra conexión con Hashem, la forma en que hacemos Tefilá, esudiar y cumplir mitzvot. ¿O no?

Se cuenta la famosa historia de los dos hermanos, el famoso Rab Elimelej de Lizhensk y Rab Zushe de Anipoli, que fueron arrojados a una celda llena de delincuentes comunes, sin ninguna buena razón. Reb Elimelej comenzó a llorar cuando se dio cuenta de que no podría hacer Davenen Minjá debido a la cubeta que servía como retrete ubicada en la esquina, lo que hacía que la habitación no fuera apta para hacer Tefilá.

"¿Por qué estás llorando?" le preguntó Reb Zushe. “¿Es porque no puedes hacer davenen? ¡El mismo Creador que nos ordenó hacerle davenen también nos ordenó no hacer davenen en tal habitación! Al no rezar ahora, estamos logrando una conexión con Hashem. Es cierto, puede que no sea el vínculo que buscamos, pero si realmente buscamos la conexión divina, deberíamos estar felices de que Hashem nos haya brindado la oportunidad de obedecer Su ley en este momento, sin importar de qué manera."

"¡Tienes razón!" exclamó Rabi Elimelej. Saltando, Rabi Elimelej tomó al hermano de su brazo y comenzó a bailar con una alegría desenfrenada que solo puede derivarse de realizar una mitzvá, [la Mitzvá] de no rezar en un lugar inapropiado. Cuando los guardias se dieron cuenta de que era la cubeta en la esquina la que produjo que los dos judíos estén tan entusiasmados, se la sacaron rápidamente de la celda. Los venerados hermanos luego pudieron rezar Minjá sin ser perturbados...

La analogía es obvia. Es posible que en este momento no estemos involucrados con las Halajot de Tefilá en un lugar inapropiado, sino más bien con las Halajot de hacer nuestra parte para detener las  potencialmente graves ramificaciones de una pandemia mundial. De cualquier manera, estamos siguiendo las palabras de Hashem.

En Purim, comenzamos la Meguilá con dos capítulos que describen la juerga grosera y el vulgar desenfreno de Ajashverosh y su gente. ¿Cómo puede ser que leamos acerca de tales asuntos desde la  Bimá del Shul? De hecho, algunas opiniones en la Guemará insisten que estas secciones deben ser omitidas por completo de la mitzvá. Aún así, la Halajá requiere que lo leamos. ¿Por qué? El Rebe explica que estos capítulos contienen un mensaje eterno. Los eventos que parecen inconcebibles y absolutamente absurdos cuando suceden son en gran medida parte de un Plan Maestro mayor. A los judíos de Shushan les llevó casi una década comprender las ramificaciones; Que podamos entender nuestra situación más pronto.

Me gustaría concluir con una súplica a la comunidad, que se unan de manera significativa, incluso si esto no puede significar cercanía física. Aumentemos ayudando a otros, demos más Tzedaká y digamos más Tehillim. Si tiene alguna inquietud o crítica constructiva sobre la situación actual y nuestra respuesta, no dude en ponerse en contacto directamente conmigo al respecto.


- Rabino Shmuel Lesches

martes, 17 de marzo de 2020

Cómo el Tania en cuarentena salvó al abuelo del Rebe



Durante una epidemia de tifus en Rusia, Rab Meir Shlomo Yanovsky contrajo tifus y se le ordenó ser puesto en cuarentena. Fue el estudio de su amigo de Tanya lo que le dio la fuerza y la esperanza de superar la terrible enfermedad.

Cómo reflexionar acerca de Di-s te sacará de la desesperación.


Reb Mendel Futerfas contó la siguiente historia:

Una de las peores enfermedades durante el tiempo de la guerra en Rusia fue el tifus. Miles de personas contrajeron esta terrible enfermedad y al no haber una cura conocida, muchas murieron.

El tifus también era una enfermedad terriblemente contagiosa y las personas que habían contraído la enfermedad fueron obligadas a ser puestas en cuarentena.

El mero hecho de que muchas personas se encontraran en un confinamiento tan solitario llevó a la desesperanza de muchas personas que habían sido puestas en cuarentena.

El abuelo del Rebe, Rab Meir Shlomo Yanovsky, el Rov de Nikolayev, contrajo tifus y también se le ordenó que se quedara en cuarentena.

Cuando Reb Osher (Reb Osher Grossman era el shoijet local y el Rebe Rashab le encargó que imprimiera Tania's) se enteró de esto, llegó al lugar donde Reb Meir Shlomo estaba en cuarentena. Las autoridades no le permitieron la entrada a Reb Osher y no tuvo más remedio que quedarse afuera.

Cuando Reb Osher se dio cuenta de que no podría ver a su amigo, tomó un Tania y se acercó al lugar donde Reb Meir Shlomo estaba acostado; abrió en Igueret Hakodesh, Siman Yud Alef. Comenzó a recitar en voz alta las palabras "להשכילך בינה", con la esperanza de que las palabras llegaran a oídos de Reb Meir Shlomo.

Mientras pronunciaba cada palabra, Reb Osher decía en voz alta lo que se explica en Tania sobre todas las aflicciones de este mundo. Él desarrollaba el concepto que, en realidad, "nada malo viene de Arriba y todo es bueno", es simplemente que no se nos revela la bondad y generosidad de Hashem.

Reb Osher continuó con su voz fuerte, sus palabras cada vez más poderosas y empapadas de Emuná y Bitajón, hasta que terminó el Igueret.

Reb Osher no tenía idea si las palabras que había recitado llegaron a los oídos de su destinatario, pero estaba seguro de que las sagradas palabras de Tania ciertamente no eran inútiles y encontrarían el camino hacia donde necesitaran llegar y, de hecho, lograr lo que debían lograr.

Reb Osher repitió esto al día siguiente y al otro día. Reb Osher repitió esto durante semanas, recitando en voz alta las palabras del Alter Rebe, palabras de aliento para cualquiera que necesitara ayuda.

Unas semanas después, Reb Meir Shlomo se recuperó por completo. Fue liberado de la cuarentena y regresó a su casa y familia.

Cuando lo vio a Reb Osher, Reb Meir Shlomo lo saludó con emoción y alegría diciendo: ¡Reb Osher, me salvaste la vida! "Tu estudio de Tania sin siquiera saber si alguien lo escuchaba, me dio la fuerza y ​​la esperanza de superar la depresión que me rodeaba, me dio la fuerza y ​​me compenetró con ánimo para superar la terrible enfermedad."

***

Muchos años después, el 18 de Nisan 1902, en medio de Pesaj, había un Bris en la casa de Reb Meir Shlomo, el Bris del Rebe.

Reb Osher obviamente estuvo presente en el Bris pero no quiso comer nada. Reb Osher no comía nada fuera de su propia casa en Pesaj.

Reb Meir Shlomo estaba molesto y le dijo a Reb Osher:

"La verdad es que mereces una debida reprimenda, ¿cómo no confiar en el Kashrut del Mara D'Asra?! Pero qué puedo hacer y cómo puedo reprenderte y regañarte cuando has salvado mi vida a través de tu bikur jolim y la lectura de "להשכילך בינה"...

lunes, 16 de marzo de 2020

Un nuevo logro y satisfacción de JasidiNews!

Es justamente en estos días donde el mundo en su totalidad se encuentran presos de una incertidumbre, y los medios y la Web se ocupan de mostrar cifras y números negativos y lamentables, que aplicamos el famoso principio de MERUBE MIDÁ TOBÁ MIMIDAT PURANUT, (lo positivo y bueno prepondera y tiene una fuerza en mayores proporciones sobre lo negativo y penoso). 


La Hafatzat Hamaayanot (en nuestro caso de manera virtual), la difusión de las ideas y conceptos de Jasidut, las historias jasídicas que inspiran y fortalecen el espíritu de todo Yehudi, la conexión al Rebe y líder de la generación, son los motores que no solamente decrecen frente a un momento de tribulación sino que cobran una potencia y vigor aún mayor que antes.




En estos días JasidiNews llegó a las 100.000 visitas a su Blog. Este número sin duda dice mucho. La sed y anhelo del público de habla hispana por material jasídico e inspirador, por un jasídishe Maise o jasídishe Nigun o vivenciar algún momento con el Rebe dan su resultado y motivan a continuar en esta desinteresada labor.


Quiera H' que muy pronto veamos realmente el fruto de cada Mitzvá, de cada inspiración en concreto, cumpliéndose el objetivo y meta final de toda nuestra labor: la llegada del Mashiaj Tzidkeinu y la Era de la Gueulá verdadera y completa.


21 de Adar 5780
Equipo de Redacción de JasidiNews

Video: Solo soy el presidente



A pesar de las críticas y la presión de los medios de comunicación israelíes, en Purim del año 1971, el presidente Zalman Shazar visitó al Rebe. Después de asistir a la lectura de la Meguilá en la sinagoga principal en 770, el Rebe y el presidente se reunieron en privado en la oficina del Rebe. Con imágenes originales y reportes de primera mano.

Séptima presentación exclusiva de JEM, parte del proyecto de JEM de 70 presentaciones exclusivas a lo largo del año, en honor a los 70 años del Nesiut del Rebe.



domingo, 15 de marzo de 2020

Reb Yoel Kahn acerca del Coronavirus



"¿Qué es?", comienza R. Yoel diciendo sobre el virus, "No lo sé. Solo sé una cosa: son conocidas las palabras del Baal Shem Tob que cuando hay un bosque donde las hojas caen del árbol al piso, y el viento sopla y mueve la hoja de un lugar a otro, sobre esto dice el Baal Shem Tov: esto sucede por Hashgajá Pratit (supervisión y providencia Divina) la hoja debe estar en un lugar y moverse al otro.

"Y esto - se trata de una hoja. Pero en nuestro caso - el Corona - no se trata solo de una hoja, sino de un asunto global/mundial. No es que sucede simplemente así, hay un responsable que lo está dirigiendo. ¿Sabes quién está a cargo? Hakadosh Baruj Hu. Él lo maneja. Él crea el mundo y dirige el mundo. Y todo el comportamiento del mundo es solo a fin de que el mundo se vuelva una "morada para Él", porque "Di-s tuvo un deseo de tener para sí una morada en planos inferiores". No sé cómo, pero está claro que todo esto finalmente está conduciendo a este punto.

"¿Alguna vez has visto una fábrica de trajes? Imaginemos que entra un hombre a la fábrica y ve a diez trabajadores allí, y hay muy buena mercadería/tela en el lugar, y ellos están cortando y rasgando las telas. Él piensa para sí mismo: '¿Qué están haciendo?! Están arruinando el producto'. Más en realidad, no la están arruinando. Cortan las telas para confeccionar el traje.

"Más aún, a veces se realiza una cirugía (y que no haga falta de ningún judío algo así.) Un hombre se acuesta en la cama y los médicos le cortan la carne. Aquel que esté de espectador desde un costado piensa: 'Son asesinos'. Pero la verdad es que lo están haciendo por su bien, es su curación. No entendemos exactamente cómo es que que esto cure su salud, tal como no sabemos por qué la hoja cae del árbol y se mueve de un lugar a otro, pero sabemos que hay Alguien que dirige, y todo está manejado. No hay motivo para preocuparse. Lo que debamos hacer según las leyes de la naturaleza y lo que el Ministerio de Salud y los médicos nos indiquen debemos hacer. Cuando un médico sugiere un remedio, uno debe acatar, pero al mismo tiempo, saber que el verdadero médico es el "Médico de toda carne", Hakadosh Baruj Hu. Y es quien le otorga al médico entendimiento cómo actuar.

"Leímos hace unos días Meguilat Ester. Comienza con 'Vayehi Bimei Ajashverosh' con el banquete que realizó, luego continúa con la historia de que había dos personas que querían deshacerse del rey; Mordejai los descubre y se lo informa a Ester, quien se lo notifica al rey en nombre de Mordejai. Luego, la historia que Ajashverosh promueve de rango al malvado Hamán. Lo vemos como una secuela (continua), pero en realidad entre un suceso y otro pasaron más de diez años: la historia con el banquete fue inicialmente, luego pasaron diez años hasta la historia con Bigtan y Teresh, y luego fue el tema de Haman. Todo junto llevó a un punto: los días de Purim.

"Entonces, la preocupación y la histeria son innecesarias."

sábado, 14 de marzo de 2020

Coronavirus: ¿Cómo enfrentar la incertidumbre?


Pregunta:


Esta cosa del coronavirus realmente me impactó. Siento que perdí toda sensación de certeza. Nadie sabe lo que sucederá después. ¿Cómo nos mantenemos cuerdos cuando no sabemos lo que acecha a la vuelta de la esquina?



Respuesta:

No es que hayamos perdido nuestro sentido de certeza. Hemos perdido nuestra ilusión de certeza. Nunca lo tuvimos para empezar. Esto podría ser muy inquietante o sorprendentemente liberador.

Este pequeño virus de 125 nanómetros está llevando al mundo entero al caos. Todos nuestros planes están en el aire, los mercados se están volviendo locos, los países cierran sus fronteras y no tenemos idea de lo que depara el futuro.

El tema es que nunca sabemos lo que depara el futuro. Pensamos que lo construimos, y seguimos sorprendiéndonos cuando las cosas no salen como esperábamos. ahora la ilusión desapareció. Tenemos que admitir nuestra vulnerabilidad.

¿Qué pasará después? no lo sabemos. Nuestros expertos no lo saben, nuestros líderes no lo saben; solo Di-s lo sabe. Y ese es el punto, solo Di-s lo sabe.

Cerrá los ojos y sentí la incertidumbre; hacé las paces con ella, déjate llevar por ella. Abrazá tu desorientación; porque en toda la confusión hay una cosa que sabés con certeza: Estás en las manos de Di-s.

Mantené la calma. El pánico y el miedo también son contagiosos. Tomá todas las precauciones recomendadas por las autoridades sanitarias. Lavate bien las manos. Y cada vez que lo hagas, recuerda en qué manos estás.

Rabino Moss


Fuente: jabad.org,ar

jueves, 12 de marzo de 2020

My Story: Predicando con convicción


El rabino Jaim Ciment ha servido como emisario del Rebe en Boston durante los últimos sesenta y seis años y actualmente es el director ejecutivo de Yeshivas Ajei Temimim. Fue entrevistado en junio de 2007 y nuevamente en enero de 2008.



Desde 1954, he servido como emisario del Rebe en Boston, y aquí es donde conocí a Rab Yosef Ber Soloveitchik de cuyos labios oí la historia que estoy por contar.

El rabino Soloveitchik, que durante varios años dirigió RIETS, la escuela rabínica de la Yeshiva University, había estudiado en la Universidad de Berlín a fines de la década de 1920 y principios de la década de 1930 junto con el Rebe. Pero en 1932, emigró a América y se estableció en Boston. Incluso después de convertirse en el Rosh Yeshiva de RIETS, continuó participando en la comunidad judía de Boston, y por eso, lo invité a participar en una celebración local de Jabad en 1983.

Ese año, el Rebe estaba haciendo campaña para que se escribieran Sifrei Torá comunitarios en nombre del pueblo judío, y la yeshivá que administraba, Yeshivas Ajei Temimim, se inscribió para participar. Lancé una campaña publicitaria para que la comunidad tomara conciencia del proyecto y para que la mayor cantidad posible de judíos patrocinaran sus letras en el Sefer Torá. Cuando se terminó la escritura, planeamos una gran celebración, reservando un salón en el Hotel Statler, uno de los hoteles más grandes de Boston, en anticipación de una gran multitud, e incluso conseguimos que The Boston Globe cubriera el evento.

Esperaba que el rabino Soloveitchik se uniera al evento, así que fui, junto con nuestro Rosh Yeshiva, Rab Jaim Wolosow, a invitarlo, y aproveché la oportunidad para preguntarle sobre sus años en Berlín con el Rebe.

“Te digo algo”, dijo, “los jasidim de Jabad piensan que conocen a su Rebe, porque escuchan sus conferencias (disertaciones) de Torá y ven su grandeza. Pero por mucho que piensen que lo conocen, no lo hacen. Era un nistar en Berlín, y sigue siendo un nistar. Su Tzidkut estaba escondido en Berlín, y continúa escondido. Los jasidim creen que lo conocen, pero hay mucho más en su grandeza."

Esas fueron las palabras textuales que usó. Y me gustaría señalar que el Rab Soloveitchik no era propenso a la exageración. No era una persona exaltada, hablaba con calma, de manera directa y franco, así que así era claramente como lo veía.

El rabino Soloveitchik luego pasó a describir al Rebe en Berlín cuando era joven y nadie sospechaba que dentro de veinte años se convertiría en el Rebe. "Lo único que tenía en mente era Torá", dijo el rabino Soloveitchik, "y también era muy escrupuloso respecto a sumergirse diariamente en la mikve. De alguna manera logró conseguir la llave del edificio para poder sumergirse todas las mañanas. Hacer esto era muy inusual en Berlín, donde nadie observaba esta costumbre."

"Donde quiera que fuera, tenía un libro de Torá con él", continuó el rabino Soloveitchik. “E incluso cuando estaba en clase, durante una lección impartida por un profesor, a veces abría el libro y estudiaba.

"En una ocasión, el profesor vio lo que estaba haciendo y asumió que no estaba escuchando. Entonces el profesor decidió llamarlo y avergonzarlo delante de la clase: "Schneerson, ¿tal vez podría repetirme lo que acabo de decir?"

“El Rebe se levantó y comenzó a repetir la clase, palabra por palabra. Y, a partir de ese momento, el profesor nunca volvió a molestarlo."

El rabino Soloveitchik luego relató un incidente particularmente fascinante que ocurrió en Purim. Después de participar en la comida festiva, el Rebe salió y notó que muchos estudiantes estaban dando vueltas, así que se paró en una silla y comenzó a hablar sobre el significado de Purim. Sin lugar a dudas, estaba tratando de llegar a los estudiantes judíos presentes, de los cuales había muchos, explicando la historia de Purim y las mitzvot del día.

Pero Berlín no era el lugar para hacer esto. Berlín era un lugar que tenía muchas leyes, una de las cuales prohibía predicar en público sin un permiso (licencia). Mientras el Rebe estaba parado en una silla y hablando, la policía llegó y lo arrestó.

Como el rabino Soloveitchik era conocido como el colega del Rebe, fue convocado a la estación de policía para responder por él. Se presentó y le explicó a la policía que el Rebe estaba celebrando la festividad judía de Purim y que no significaba ningún daño. La policía aceptó su explicación y dejó ir al Rebe.

Cuando salieron de la comisaría, el rabino Soloveitchik me dijo que le dijo al Rebe, que en aquel entonces era el yerno del Rebe y todavía no, como mencioné, un Rebe: "Sabes, un día vas a ser Rebe ... Tu antepasado [el Alter Rebe y fundador del Movimiento Jabad] estuvo en prisión, y tu suegro estuvo en prisión, y ahora tú estuviste en prisión. Es una señal."

Al final, el rabino Soloveitchik nunca llegó a la celebración, pero la historia que me contó permaneció conmigo mucho después de que ese recuerdo se desvaneciera.


Rab Yosef Dov Soloveitchik

domingo, 8 de marzo de 2020

Video: Mivtza Purim - La Campaña Purim


Purim es un día de alegría y celebración para toda la comunidad judía. Sin embargo, el Rebe nos enseñó que la única forma correcta de celebrar es asegurarse de que todos estén incluidos. Una visión general de la campaña de Purim del Rebe.


Una sexta presentación exclusiva de JEM, parte del proyecto de JEM de 70 presentaciones exclusivas a lo largo del año, en honor a los 70 años del Nesiut del Rebe.

viernes, 6 de marzo de 2020

Carta Semanal del Rebe: Enseñanzas de Purim



Con la ayuda de Di-s
7 de Adar, 5740
Brooklyn, New York.
[24 de febrero de 1980]

Saludo y bendición:
Esto es para confirmar la recepción de tu correspondencia. Que Di-s conceda la realización de los deseos de tu corazón para bien en los asuntos sobre los que escribes.
Dado que esta carta está siendo escrita cerca de Purim, es oportuno recordar sus enseñanzas eternas, especialmente como la Meguilá declara expresamente: "Estos días son recordados e implementados". Y aunque se ha dicho y escrito mucho sobre el tema de Purim, cada año en este momento estos días se renuevan con nuevas dimensiones y significados que deben implementarse en la vida cotidiana.
Recordemos aquí al menos una de las enseñanzas básicas de Purim:
Tal como en los días de Mordejai y Ester, nuestro pueblo judío todavía está "disperso y diseminado entre las naciones del mundo." Sin embargo, como siempre, somos "Am Ejad" ("una nación"). Y lo que unifica a nuestro pueblo y lo hace único son "sus leyes que son diferentes de las de cualquier otra nación": nuestra Torá y Mitzvot y nuestra forma de vida, la fuente misma de nuestra fuerza eterna.
Purim nos enseña que en momento de crisis, frente a un enemigo despiadado como Hamán, debemos recurrir aún más tenazmente a nuestra fuente de fortaleza, y demostrar que somos "el pueblo de Mordejai, que no se arrodilla ni se prosterna" a todo lo que sea contrario a Idishkait. Es esta posición firme y decidida la que provocó la caída de Hamán, de modo que "para los judíos hubo luz, alegría, júbilo y honor", tanto en el sentido literal como en el sentido más profundo de "Luz - esto es la Torá... Honor - este es el Tefilin." Y siguiendo sus pasos, podemos estar seguros de que "así será para nosotros."
Dado que Purim es también una preparación y preludio para Pesaj, la implementación de dicho mensaje de Purim, particularmente oportuno en estos días, seguramente acelerará el cumplimiento de la Promesa Divina: "Como en los días de tu salida de la tierra de Egipto, te mostraré maravillas”- con la llegada de Moshiaj Tzidkeinu, rápidamente en nuestros días.
Con bendición para Hatzlajá y buenas noticias, y deseándote a ti y a los tuyos un Purim alegre e inspirador.
M. Schneerson

jueves, 5 de marzo de 2020

Maamar en español - Balaila Hahu, Purim 5744


miércoles, 4 de marzo de 2020

9 de Adar: Arribo del Frierdiker Rebe a América - Videos













martes, 3 de marzo de 2020

Snapshots - Anécdotas cortas con el Rebe - Desafiando el Status Quo #14

Reb Mijoel estará allí

Número 14 

Reb Volf Greenglass contó:
Durante los primeros años, el grupo de Anash que había venido de Rusia celebraba melaveh malke's semanalmente. El Rebe mostró un gran interés por ellos.
Un Motzaei Shabat, la melaveh malka tuvo lugar en la casa de un josid que se había 'americanizado' un poco. En la pared de su comedor tenía colgada una enorme foto de sí mismo con su esposa.
A medida que avanzó el farbrenguen, Reb Mijoel Teitelboim, quien había dicho algunos lejaim's, se levantó y quitó la foto.
La próxima vez que se llevó a cabo una melaveh malka en la casa de alguien con inclinaciones similares, el Rebe sugirió que se quitaran los cuadros con anticipación...

(Likutei Sipurei Hitaaduyot, página 341)

domingo, 1 de marzo de 2020

Video: Una visita histórica

Antes de que el Primer Ministro Begin se reuniera con el Presidente Carter por primera vez, se detuvo en Nueva York para una reunión con el Rebe. Con imágenes de la visita de Begin y relatos de primera mano de sus asesores y asociados.

Una quinta presentación exclusiva de JEM, parte del proyecto de JEM de 70 presentaciones exclusivas a lo largo del año, en honor a los 70 años del Nesiut del Rebe.



Un Sheliaj debe tener momentos fijos para estudiar


En un yejidus con un Shliaj en 5737, el Rebe habló enérgicamente sobre sus estudios. Los siguientes son algunos extractos:

"... El hecho de que no tengas establecido horarios (fijos) para estudiar pone en tela de juicio todo tu activismo... La prueba de si eres un verdadero  עסקן ציבורי (activista comunitario) es si no perturba (de) tu propio estudio de Torá y Avodat Hashem. Si no tienes ningún horario de estudio, eso es una vilde hanhogue, un comportamiento "salvaje".
“Todo esto respecto de ti mismo. Pero la realidad es que si no estudias, daña (y perjudica en) tu activismo. Vemos que cuanto más Torá estudia un Shliaj o un activista, más exitoso es, y lo contrario también es cierto."
“Lo peor es que me estás arrastrando a mí en esto. Tu justificación para no estudiar es el estar involucrado en mis asuntos, ¡y [por lo tanto] tengo la culpa de todo!"
“De ahora en adelante, al menos, esto debe corregirse. Debes tomar una firme decisión, azoi un nit andersh, de que no pasará un día sin un momento establecido para estudiar. Mientras más agregues en Torá, más Hashem te dará un enorme éxito en tu activismo comunitario, y en bonei, jayei, umezoinei (salud, sustento e hijos) en tu vida personal."

A Chassidisher Derher

viernes, 28 de febrero de 2020

Snapshots - Anécdotas cortas con el Rebe - Desafiando el Status Quo #13

Elevando los estándares de AnashNúmero 13

Durante los primeros años del Nesiut, el Rebe libró una batalla con el fin de elevar los estándares entre los yehudim estadounidenses. Incluso entre las distinguidas personas, (habían miembros de) Anash, dejaban mucho que desear; el Rebe abordó el asunto.
El legendario mashpia de Montreal, Reb Volf Greenglass a”h, contó:
El concepto de tener una estricta Mejitzá en Jatunot era todavía en aquel entonces un nisayon para varios. El Rebe habló públicamente en farbrenguens, en privado en yejidut, y a través de extensas correspondencias, hasta que las cosas mejoraron.
Hubo cierta vez una Jatuná donde el Rebe designó a alguien para que vigilara la mejitzá para asegurarse de que no fuera manipulada. Uno de los invitados intentó cambiar (alterar) la mejitzá, pero fue detenido.
Al día siguiente, el Rebe pidió recibir el nombre y el nombre de la madre de esa persona.
La fuerte postura del Rebe hizo olas entre Anash. A partir de ese incidente, todos se volvieron más particulares con el decoro (y recato) en las Jatunot.

martes, 25 de febrero de 2020

Cuando Husni Mubarak preguntó por el Rebe - De Brooklyn al Cairo - My Encounter


A principios de la década de 1970, yo viajaba a Nueva York varias veces al año, como corresponsal extranjero de los periódicos Hamodia y Algemeiner. Mientras estuve en Nueva York, aprendí mucho del Rebe, y recibí orientación de él: cómo comunicar mejor los asuntos que cubría como periodista, principalmente en el terreno de la seguridad. También llevé mensajes del Rebe a oficiales militares de alto rango en Israel.

La amplitud de análisis del Rebe era asombrosa. Cuando el Primer Ministro, el Jefe de Gabinete o los oficiales de las FDI acudían a él, y sé que docenas lo hicieron, les brindaba información que los dejaba sorprendidos. A menudo les mostraba la imagen más grande, que nunca habían considerado. Fue esta reputación la que trajo a estos líderes militares a su puerta.

El Rebe no solo era la cabeza y hombros por encima del resto, sino que era un experto en mi campo, defensa y seguridad. Veía la imagen más amplia, y la veía en gran profundidad. Muchas veces, en realidad, en todo momento, tuvo una gran previsión.

En varias ocasiones un oficial militar de alto rango me dijo: “¡Este hombre me sorprende! No soy una persona religiosa, pero cuando me encuentro con él, siento que estoy sentado frente a alguien que pasó toda su vida en el ejército, que entiende de armamento, conoce estrategia militar y comprende la inteligencia."

El legendario Meir Amit, la única persona que ocupó los cargos de director del Mossad y de Inteligencia Militar al mismo tiempo, una vez compartió conmigo un episodio que ilustra la posición que el Rebe tenía ante los ojos de las Fuerzas de Defensa de Israel:

A principios de la década de 1960, Amit se reunió una vez con el Rebe, y tenía programado volar de regreso a Israel más tarde esa noche. Su audiencia con el Rebe transcurrió más de lo esperado, y tan pronto como concluyó, Amit llamó a El Al al aeropuerto Kennedy y le preguntó quién era el piloto. Resultó que el piloto, un ex militar, conocía a Amit. Amit conocía a todos.

Le dijo al piloto: "Sé que llego tarde, pero te diré la verdad. Acabo de salir de una reunión con el Rebe de Lubavitch que duró más de lo esperado. Estoy en camino a JFK."

A lo que el piloto respondió: "No te preocupes. Yo también acabo de visitar al Rebe. Mantendremos el vuelo por ti."

Amit me contó que él y el piloto se pasaron todo el vuelo debatiendo y analizando sus encuentros con el Rebe.

Visité Egipto once veces. En muchas de esas ocasiones, cuando acompañé al Primer Ministro o al Ministro de Defensa de Israel, también me reuní con el presidente egipcio Hosni Mubarak. Él llevaba a los periodistas a una habitación lateral, donde se sentaba con nosotros y mantenía conversaciones muy interesantes y abiertas con nosotros.

Recuerdo una reunión en particular. Éramos cinco o seis periodistas. Por alguna razón, Mubarak apresuró la conversación y la terminó. Luego me llamó y me dijo: "Por favor, ven a mi oficina."

Lo seguí, y me dijo: “Sé lo que escribes. Conozco tus puntos de vista. Y tengo una pregunta para ti. ¿Puedes decirme qué quiere el Rebe de Lubavitch de mí?"

Me quedé impactado. Le dije: "¿A qué se refiere, Sr. Presidente?"

Él dijo: “El Rebe habla en contra de nuestros acuerdos con Israel. Nos ve como una amenaza continua. ¿Por qué lo hace? ¿Qué tiene él contra mí?"

Respondí: “Estoy seguro de que la próxima vez que el Sr. Presidente visite los Estados Unidos, el Rebe estará encantado de reunirse con usted y explicarle sus puntos de vista. Solo puedo presentar mi comprensión... " Y durante media hora, escuchó mientras yo le contaba sobre el Rebe: quién era el Rebe, cuál era su enfoque, cuál era la historia de Jabad, sobre su trabajo y activismo en todo el mundo.

A mi opinión, lo impresionó. Vi una confirmación de esto varios años después.

En 1984, el Rebe lanzó una campaña para que todos los judíos estudien el Código de la Ley judía de Maimónides. En 1985, cuando llegó el momento de celebrar la finalización del primer ciclo de estudios, los organizadores del evento en Israel decidieron celebrar la ceremonia en la antigua sinagoga de Maimónides en El Cairo.

Les preocupaba que a la luz de las declaraciones del Rebe sobre Egipto, no se otorgara el permiso. Así que me pidieron ayuda.

Hablé con el embajador egipcio en Israel y le dije: "Los jasidim de Jabad quieren organizar un evento en El Cairo". Les expliqué que querían celebrar el estudio del libro de Maimónides. Que no había nada político al respecto, solo algo cultural, de estudio.

El embajador acordó pasar mi solicitud.

Le dije: "No sé con quién planea hablar, pero solicito que lleve este asunto a la cima. No tengo dudas de que su presidente lo autorizará."

Prometió hacerlo.

Hasta el día de hoy no sé si realmente se lo llevó a Mubarak, pero no tardó mucho en recibir una respuesta. Dos días después regresó y dijo: “Fui a la cima. No hay problema para que Jabad venga a celebrar el evento en El Cairo."

La ceremonia tuvo lugar y los egipcios trataron muy bien a los Jasidim.

Esto demuestra que incluso en Egipto, la posición del Rebe era fuerte y que tomaban en cuenta su opinión. Lo mismo se aplica a otros países árabes y a muchos otros lugares del mundo.

Israel Katzover con el Presidente de Egipto Hosni Mubarak




***

Isroel Katzover es un periodista israelí de alto rango que cubrió las Fuerzas de Defensa de Israel y cuestiones de seguridad israelíes durante varias décadas para Hamodia, Algemeiner Journal, Kol Israel y otros medios de comunicación. Fue entrevistado por JEM para My Encounter en su casa en Jerusalén en marzo de 2010. Su entrevista apareció en Faithful and Fortified, Volumen II: Periodistas de Israel.



lunes, 24 de febrero de 2020

Carta Semanal del Rebe: La alegría como un conducto para la Berajá





B”H, 9 de Jeshvan, 5711
Shalom Ubrajá!
En respuesta a su carta expresa: le he pedido y advertido ya varias veces que no esté triste ni deprimido [Mará Shjorá].
Y le expliqué [mi] justificación; que mi venerado suegro, el Rebe, הכ"מ, lo bendijo en varias ocasiones y, "un Tzadik decreta, y el Santo, bendito sea, cumple [ese decreto]", como lo dictamina el Talmud.
Di-s libre de poner algo en duda de esto [esta declaración] o que debilite su confianza, ya que además de todas las declaraciones de nuestros Sabios que explican cómo [el estar deprimido] es indeseable, [también] estropea los canales de influencia. El Zohar, en Parshat Tetzavé, p. 184b escribe lo siguiente:
"Ven y observa: El Mundo Inferior siempre está dispuesto (preparado) para recibir. Es  llamado "la joya". El Mundo Superior otorga su influencia solo en respuesta recíproca al enfoque [del Mundo Inferior]. Si el enfoque desde abajo es con un rostro brillante, la influencia transmitida desde arriba será de la misma manera. Pero si su enfoque es con tristeza, se le otorga Din (juicio/severidad) en respuesta. En este sentido, [es que dice el Tehilim Cap. 100]:  “Sirvan a Di-s con alegría”, y la felicidad de la persona atrae [y proyecta] la felicidad sublime y Superior, de otras características.
Ya es hora de que comience a obedecer esto.
Con bendiciones para todo tipo de bien y, en particular, para una pronta recuperación,
Menachem Schneerson

sábado, 22 de febrero de 2020

Video: El entrenador del Rebe

Abe Sacks se hizo conocido en 770 como "El entrenador." Una Neshamá preciosa que descubrió el judaísmo tarde en su vida, se convirtió en un elemento fijo (una figura) de los Farbrenguens del Rebe. Desarrolló una afinidad especial por el Rebe, que el Rebe a su vez respondió recíprocamente desarrollándose una relación encantadora.

Video imperdible.

jueves, 20 de febrero de 2020

¿Cuál es mi aporte en honor a los Shibim Shaná, 70 años?

Dos pequeñas anécdotas


El año 5749 (1989), el Rebe lo declaró Shnat Habinyan, y declaró que se haría partícipe con todos los que construyan durante ese año. Obviamente, esto inspiró a varias instituciones a comenzar nuevas campañas de construcción. Sin embargo, para la mayoría de las personas, construir un nuevo edificio no era algo práctico ni factible. Pero como fieles jasidim, querían cumplir con la Horaá (instrucción) del Rebe. Algunas personas construyeron una adición/anexo en su casa, un balcón o patio. Otros remodelaron su cocina u otra habitación, mientras que algunos simplemente erigieron una nueva biblioteca en su hogar.
Cada uno de ellos recibió cien dólares del Rebe. El tamaño del "nuevo edificio" no fue el factor importante. Lo importante era que participaras, seas parte, en la llamada y convocatoria del Rebe.
Lo mismo ocurrió en Shnat Hashivim, cuando el Rebe pidió setenta y un nuevos mosdot. Algunos de ellos fueron Mosdot completamente nuevos (a estrenar) de una envergadura tremenda, mientras que otros fueron mucho más modestos, un nuevo Shiur impartido a unos pocos Yehudim.
Vemos entonces que lo que el Rebe quiere es acción. Acción en el cumplimiento y ejecución de sus Horaot y peticiones. Por lo tanto, lo que sea que hagas es apreciado.


Una segunda historia:

Todos los que conocieron a Reb Reuven Dunin, sabían que tenía una relación especial con el Rebe. Durante un yejidut, el Rebe le pidió que le informara besorot tovot, buenas noticias. A partir de entonces, todos los días, Reb Reuven le escribía al Rebe algo positivo, un logro que hizo. Puede ser que haya colocado Tefilín con una cierta cantidad de judíos o el haber tenido una conversación con alguien sobre judaísmo.
Sin embargo, un día sintió que no tenía nada que escribir, había sido simplemente un día normal y regular. Pero el Rebe le pidió que escribiera; y algo tenía que escribir. Después de un repaso honesto del transcurso del día, vio que era un día normal, nada especial. Hasta que recordó que, a pesar de no haber hecho nada especial, si le sucedió en ese día algo positivo, ese día había recibido una bonificación en su sueldo. Entonces escribió eso.
En esa carta (a diferencia de algunas de sus otras cartas que describían sus logros), recibió una respuesta del Rebe. Era solo una palabra; "החייתני" Hejiyisani: 'me has revivido.'
Así que, hagamos algo positivo en nuestra vida, en la vida de nuestra familia o en la vida de un vecino/conocido. ¡No hay nada positivo que sea insignificante! Cada acción positiva, incluso una aparentemente "pequeña" es una revelación más de Elokut (la Divinidad), acercando la Gueulá cada vez más. ¡Que tengamos el mérito de vivenciarla AHORA MISMO!

miércoles, 19 de febrero de 2020

24 de Shvat - Yortzait Rebetzn Menuja Rojel



24 de Shvat es el Yortzait de la Rebetzn Menuja Rojel Slonim, hija del Miteler Rebe y matriarca de la familia Slonim. זי"ע.

Rebetzn Menuja Rojel, la hija del Miteler Rebe, nació Yud-Tes Kislev del año 5559/1798, el mismo día en que el Alter Rebe era liberado de prisión.

Se casó con R. Yaakov Kuli Slonim y luego se mudó a Jebrón en Eretz Israel. Era una mujer santa a quien se le atribuyen muchos mofsim, y muchas personas acudieron a su casa para buscar su brajá y consejo. Falleció el 24 de Shvat 5648/1888 y está enterrada en Jebron.

* *

Rebetzn Menuja Rojel era meticulosa en no tirar ninguna alimento de Shabat, y en cambio, lo ofrecía a los miembros de su familia e invitados. Ella atribuyó esta práctica a una tradición del Alter Rebe:

Un Leil Shabat (viernes por la noche), un invitado se unió a la Seudá del Alter Rebe. Cuando se sirvió la sopa, el invitado tomó una cucharada pero inmediatamente dejó de comer debido a lo salada que estaba. El Rebe Alter estaba sumido en dveikut, y cuando volvió en sí, le preguntó al huésped por qué no estaba comiendo. Antes de que el invitado tuviera la oportunidad de responder, el Alter Rebe lo asistió agregándole un poco de sal a su tazón... y nuevamente cayó en dveikut. Esto se repitió varias veces.

Finalmente, el invitado logró decirle al Alter Rebe que la sopa estaba demasiado salada e incomible. El Alter Rebe inmediatamente tomó su sopa, se la bebió y le dijo al invitado: "No hay comida de Shabat que no sea buena, o que sea dañina para la salud. ¡No se debe tirar la comida de Shabat!"

* *

La Rebetzin Menuja Rojel atribuyó suma importancia a la limpieza y pureza; la palabra "pureza" era la palabra más frecuente llevada en sus labios. Nunca se vio una mancha en su ropa. Incluso en sus últimos años, cuando ya estaba bastante anciana y postrada en cama, mantuvo una presencia prístina (e impecable).

Así también educó a sus hijos y descendientes; cada vez que se encontraba con ellos, traía esta importante virtud como prioridad en sus mentes.

Decía en nombre de su padre, el Miteler Rebe y su abuelo, el Alter Rebe, que "donde hay limpieza y pureza, hay kashrut e Idishkait."

* *

Mientras se preparaba para viajar a Eretz Israel, la Rebetzn Menuja Rojel fue al Tzemaj Tzedek y expresó su miedo al viaje, ya que era invierno y podría caer enferma por las lluvias. El Rebe respondió: "¡No te preocupes! ¡Viajarás entre las gotas de lluvia!"

Por el resto de su vida, literalmente ni una gota de lluvia cayó sobre ella.

* *

Había un grupo de bandidos en Jebron llamado "La Mano Negra" que irrumpían en hogares judíos, robando y saqueando, maldiciendo y amenazando todo el tiempo. Causaron estragos hasta que un día la esposa del líder del grupo estaba teniendo dificultades para dar a luz y tanto ella como el bebé estaban en grave peligro.

Al no tener otra opción, el jefe de los bandidos envió un mensaje a la casa de la Rebetzn Menuja Rojel pidiendo una bendición. Ella respondió transmitiendo el mensaje de que si él dejaba sus malvadas actividades contra los Yehudim, todo estaría bien. El goi juró que se detendría y se apresuró a su casa, donde afortunadamente descubrió que su esposa había dado a luz (sanos y salvos). Los Yehudim de Jebron pudieron así vivir sin miedo.


La distinguida familia Slonim de Jebron (en el centro, Rab Mordejai Slonim, hijo de la Rebetzn Menuja Rojel