lunes, 17 de febrero de 2020

10 Hechos acerca de la Rabanit Jaya Mushka



Por R. Sh. Jazan, para Beis Moshiaj


1. Su nacimiento, cerca de Lubavitch. La Rabanit Hatzikdankit Jaya Mushka Schneorshan nació un Shabat Kodesh, 25 de Adar 5661, en el pueblo de Binovitch, cerca de Lubavitch, en la Rusia Blanca.

2. El abuelo escoge el nombre. Inusualmente (y de forma excepcional), el Rebe Rashab expresó su opinión respecto al nombre que se le debía dar a la hija recién nacida, y en un telegrama a su hijo, el Rebe Rayatz, escribió: "... si aún no se le ha dado un nombre, llámala Jaya Mushka, porque es lo correcto en mi opinión."

3. Serie de telegramas. El Rebe Rashaba, que estaba permaneciendo en el extranjero (fuera de Lubavitch) envió una serie de telegramas y cartas durante la primera semana de su nacimiento, donde dejó indicios del futuro de la niña, llamada así por su abuela, la esposa del Rebe Tzemaj Tzedek, y bendiciéndola: "Que seas una mujer verdaderamente temerosa de Dios, y que seas en todos los detalles tal como mi justa y Tzidkanit abuela Z"L, por quien llevas el nombre..."

4. El aviso del arresto. En el momento del arresto del Rebe Rayatz, fue la Rabanit quien transmitió la noticia. Ella había regresado de una Peguishá (cita) con el Rebe, quien era entonces su novio, y luego de haber ingresado a la casa y ver a los agentes policiales, se acercó a una ventana y le dijo al Rebe: "Tenemos invitados." Fue gracias a esta notificación, que el Rebe se apresuró a advertirle a los secretarios del Rebe Rayatz de lo sucedido y que eliminen todos los documentos sospechosos, e inmediatamente comenzaron las operaciones e intentos de rescate.

5. Junto a su padre, en el exilio. El 3 de Tamuz 1927, cuando el Rebe fue exiliado a Kastrama, llevó consigo a su hija, la Rabanit Jaya Mushka. Ella se quedó con él hasta la liberación, y fue quie telefoneó a la casa del Rebe en Leningrado para notificar las noticias de la liberación y Gueulá.

6. El Shiduj y la boda. El Shiduj del Rebe y la Rabanit comenzó en el verano de 1926. El 6 de Kislev 1926, se celebraron los Tnoim en la ciudad de Riga, y el 14 de Kislev 1929 la Rabanit contrae matrimonio con el Rebe en la Yeshiva Tomjei Tmimim en Varsovia.

7. El testimonio decisivo. Durante el juicio por los libros, se (la interrogó y se) le preguntó a la Rabanit a quién pertenecían los libros de la biblioteca. La Rabanit respondió: "Pertenecían a los jasidim, ya que mi padre pertenecía a los jasidim." Más tarde, el Rebe dijo en una sijá que este testimonio tuvo un peso decisivo en el veredicto del juez de que la biblioteca pertenece a la Asociación Agudat Jasidei Jabad.

8. Mesirut Nefesh por los Jasidim. Dos días antes de su fallecimiento (Histalkut), su médico personal pidió llevar a cabo una reunión de médicos para decidir el tratamiento. A pesar de su difícil condición médica, la Rabanit solicitó posponer la reunión por un día, para no interferir (perturbar) con el "Yejidut Klalí" que había sido fijado para ese día. En aquella reunión aplazada, los médicos decidieron que debía ser trasladada a un hospital, pero ya era demasiado tarde, y ella falleció pocas horas después de su llegada al centro médico.

9. Un vaso de agua antes del Histalkut. Se cuenta acerca de varias de las Rebetzn's de Lubavitch que, antes de irse, pidieron un vaso de agua para beber. La Rebetzin también pidió un vaso de agua, bendijo la Brajá de 'Shehakolo' y bebió el agua, y luego de unos instantes se fue. Que su mérito nos nos proteja.

10. Comienzo de una nueva era. El Rebe señaló que el día 22 de Shvat 5748, día del Histalkut de la Rabanit, comenzó una nueva era en lo que respecta al Nesiut del Nasi Hador, "que nos encontramos ya en la culminación de la Avodá de todos los Birurim, e incluso ya han 'pulido todos los botones', y solo debemos estar listos para recibir a Mashiaj Tzidkeinu."

domingo, 16 de febrero de 2020

22 Shvat - Video Presentación: La compañera (socia) adecuada - La Rebetzn

En momentos cruciales en la historia de Lubavitch, la Rebetzn Jaya Mushka Schneerson, esposa del Rebe durante sesenta años, jugó un papel clave. Al dedicar su vida a su esposo, ella la dedicó a sus jasidim también.

Una tercera presentación exclusiva de JEM, parte del proyecto de JEM de 70 presentaciones exclusivas a lo largo del año, en honor a los 70 años del Nesiut del Rebe.


viernes, 14 de febrero de 2020

Video: La obligación (y capacidad de cada uno) de innovar en el estudio de Torá

El Rebe instó a todas las personas a darse cuenta de su potencial dado por Di-s de cualquier manera posible, y cuando se trataba de estudiantes de Yeshiva, no era diferente.
Esta presentación destaca los esfuerzos y aportes del Rebe por alentar a los estudiantes de Yeshiva a publicar revistas y fascículos de Torá con debates, preguntas y explicaciones acerca de sus estudios.

Una segunda presentación exclusiva de JEM, parte del proyecto de JEM de 70 presentaciones exclusivas a lo largo del año, en honor a los 70 años del Nesiut del Rebe.


lunes, 3 de febrero de 2020

Capítulo 10 del Bati Legani del Rebe Anterior en Español


domingo, 2 de febrero de 2020

Carta Semanal del Rebe: El progreso y ascenso cada año en la fecha que asume un Rebe, un Nasi

Yud Shvat - Y se puso el sol...Y salió el sol


El día tan especial de Yud Shvat contiene dos elementos. En primer lugar es un Yom Histalkut, pero al mismo tiempo implica el comienzo del Nesiut de nuestro Rebe.


En esta carta escrita por el Rebe para la fecha del 2 de Nisan (Yom Hilula del Rebe Rashab y comienzo del Nesiut del Frierdiker Rebe) el Rebe aclara que no es un suceso que ocurrió una sola vez sino que continúa fortaleciéndose más cada Yud Shvat, y por eso, cada año es este un día muy oportuno para fortalecer y reforzar nuestro Hiskashrus al Rebe:


B"H

La fecha Beis Nisan comprende dos elementos:
A) El aniversario del fallecimiento (Hilula) del Rebe Rashab (que la memoria de un Tzadik sea para bendición); Y, como corolario, 
B) El día en que su único hijo - mi reverenciado suegro el Rebe, הכ"מ - se convirtió en el Nasi y líder de nuestra generación.
Año tras año, los modos de energía espiritual [evocados por estos eventos] se vuelven a despertar en sus respectivas épocas y fechas. Por lo tanto, se puede entender fácilmente que en el transcurso de los treinta años que han transcurrido hasta ahora, treinta veces Beis Nisan, 5680-5709 [1920-1949] - [el Rebe Rashab] ha ​​ascendido continuamente, paso tras paso, treinta niveles de elevación. Esto se vuelve evidente a la luz de las palabras de nuestros Sabios que, incluso después de su fallecimiento, Tzadikim "proceden de fortaleza en fortaleza", y asimismo, a la luz de la enseñanza de que "cuando se marcha un Tzadik, se encuentra en todos los mundos más que durante su vida...; incluso en este mundo de acción... se lo encontrará más [que durante su vida]". Por esta razón, la influencia ('Hashpaot') que imparte a todos los que comparten un vínculo con él proviene de fuentes cada vez más elevadas. Y para que esas influencias se reciban y se integren interiormente en las almas de aquellos receptores, sus "recipientes" (es decir, sus capacidades receptivas espirituales) necesitan estar cada vez más afinadas.
Especialmente cuando se acerca esta época del año, cuando se acerca el Beis Nisan, cada uno de los que comparten un vínculo con mi reverenciado suegro, el Rebe, הכ"מ, debe fortalecer su conexión con él, con mayor intensidad, por medio de los caminos que nos enseñó en sus cartas, charlas (Sijot) y enseñanzas. Asimismo, cada persona debe reflexionar y fijar firmemente en su mente y corazón, que el pastor - a saber, mi reverenciado suegro, el Rebe , הכ"מ - no ha (Di-s libre) abandonado a su rebaño. Ahora, también, permanece en sus tareas sagradas, para proteger a sus ovejas y dotarlas de lo que sea que necesiten en lo material y en lo espiritual.
Menachem Schneerson

25 Adar, 5710, Brooklyn, N.Y.


***

Cabe señalar que esta carta fue impresa como introducción al Kuntres de Beis Nisan que contenía el último Maamar de la serie de Maamarim del Rebe Anterior, comenzando con "Bosi LeGani".

viernes, 31 de enero de 2020

Maamar Bati Legani 5720 en Español


En ocasión de cumplirse este año, el 10 de Shvat, 70 años del Histalkut Hilulá del Rebe anterior, Rabi Iosef Itzjak, Jabad Lubavitch Argentina (bajo la dirección de Rab Tzvi Grunblatt) pone a disposición del público hispano parlante el Discurso Jasidico “Bati Leganí 5720” del Rebe.


Este discurso fue pronunciado por el Rebe el 10 de Shvat de 5720 (1950), al cumplirse el 10º aniversario del fallecimiento del anterior Rebe, su venerado suegro.
El Rebe Rabi Iosef Itzjak editó en ocasión del 10 de Shvat de 5710 (1950) un discurso jasídico, sobre el texto del Cantar de los Cantares, que recita “Bati Legani” – He venido a mi jardín. La fecha era el aniversario del fallecimiento de su abuela, la Rebetzn Rivka r'p (esposa del Rebe Maharash).
Por Providencia Divina, el propio Rebe Rabi Iosef Itzjak falleció ese día (en Nueva York), y el Rebe, líder de nuestra generación, tomó a este discurso –que contiene muchas coincidencias con ese momento- como el testamento del Rebe Iosef Itzjak y el mandato para la 7º generación de Jabad que se iniciaba en ese momento. [Nótese la acotación, en el principio del discurso del Rebe Rabi Iosef Itzjak: “Los séptimos son preciados”, y cuál fue la función del séptimo, Moshé, en momentos de hacerse el traspaso a la séptima generación de Rebes de Jabad].
El Rebe Rabi Iosef Itzjak había dispuesto entonces editar veinte capítulos en una secuencia de cuatro discursos. Los dos primeros fueron editados para el día de su fallecimiento. Los dos siguientes fueron editados a continuación, por el nuevo Rebe.
A partir de 5711, el primer aniversario del Rebe Rabi Iosef Itzjak, nuestro Rebe pronunció durante todos los años hasta 5748 (1988) un discurso elaborado sobre el discurso Bati Legani de Rabi Iosef Itzjak, centrándose cada año en otro capítulo. El primer aniversario, se centró principalmente en el primer capítulo, en el segundo, en el segundo capítulo, y así sucesivamente. En 5730 (1970), concluyó el análisis del vigésimo capítulo, y la secuencia total del discurso del Rebe
Rabi Iosef Itzjak. Al año siguiente, 5731 (1971) comenzó un nuevo análisis sobre el capítulo 1º, y así sucesivamente. Para 5751 (1991), se comenzó el estudio por tercera vez, concluyendo la 3º secuencia en 5770 (2010).
Este año, 5780 (2020), corresponde principalmente al 10º capítulo del discurso –por cuarta vez consecutiva-.
Sugerimos estudiar este maamar en preparación al día Iud Shvat, 10 de Shvat (y en los días subsiguientes), día de la Hilulá del Rebe Rabi Iosef Itzjak, y a su vez día del comienzo del liderazgo de nuestro Rebe, cuya luz nos iluminará hasta la próxima e inmediata llegada del Mashiaj.
Más aún, tomando en cuenta que es el 70º aniversario del Nesiut del Rebe, cuando todos los temas adquieren un vigor y una perfección extraordinaria como está en las sijot.

jueves, 30 de enero de 2020

4 de Shvat - Yortzait Baba Sali



Rab Israel Abujatzira
, conocido como el Baba Sali, un Ish Kadosh de la famosa y distinguida familia Abujatzira. Experto en todas las áreas de la Torá (en todo su PaRDeS). Experto en Bedikat Sakin de Shejitá y Bedikat Panim, experto Mohel y Sofer Sta"m; un Mekubal y Gaón en Nigle y Nistar y altamente estimado por todos los grandes de su generación.


Luego del fallecimiento de su padre, Rabi Mas'ud, tomó su lugar y luego de varios años emigró a Eretz Israel, estableciéndose en Netivot. Su casa fue centro de (testimonios de) milagros y maravillas presenciadas de forma cotidiana por aquellos que lo visitaban pidiendo su Brajá.

Cierta vez vinieron los padres de un niño que de nacimiento tenía una discapacidad motriz en sus pies, lamentándose de su situación. Cuando ingresaron al pequeño en la habitación del Tzadik, le indicó que se levante (de su silla de ruedas) y que se acerque. El pequeño intentó disculparse explicándole que no le era posible, más el Rab insistió. Finalmente, se levantó el joven y comenzó a caminar hacia el Rab, mientras todos los presentes presenciaban estupefactos el milagro evidente que acababa de suceder.

***

Una mujer vino cierta vez a lo del Baba Sali junto con su hijo que últimamente se había descarriado y alejado del camino de Torá y Mitzvot. Por su apariencia y aspecto aparentaba estar bien distante de todo lo que sea Irat Shamaim, y se notaba además, que su presencia allí, en lo del Tzadik era muy a su pesar y contra su voluntad. Cuando llegó su turno de entrar a la sala del Baba Sali, la madre presentó su hoja de pedido donde volcaba su dolor por su hijo y que no la respetaba ni estimaba como corresponde, despreciándola, etc. Mientras el Tzadik leía la carta, se notaba en su rostro un dolor y pesar y se dijo, como a sí mismo: "Si mi madre estuviera viva, la alzaría sobre mis hombros y bailaría de la tremenda alegría", y mientras pronunciaba estas palabras sus ojos se llenaron de lágrimas de emoción. Las palabras surtieron un efecto muy conmovedor sobre el muchacho, su corazón se quebró en el instante, estalló en llantos y le dijo allí a su madre: "Mamá! Te pido que me perdones por todo el sufrimiento que te causé!" El rostro del Tzadik volvió a brillar y le indicó a partir de ahora como rectificar su camino, y respetar a sus padres como lo ordena la Torá.

lunes, 27 de enero de 2020

2 de Shvat - Yortzait R' Zushe de Anipoli

Un Maise Lijbod Yortzait Hatzadik




Rab Zushe de Anipoli solía curar enfermos mediante la fuerza de la Mezuzá. Una vez quiso entrar a cierta casa, pero al colocar su mano sobre la Mezuzá para darle un beso, percibió de inmediato que dentro de aquella casa yacía una persona enferma (Lo Aleinu). Enseguida quitó su mano de la Mezuzá y exclamó: "Mezuzá, Mezuzá! Te tengo que decir que vengo con reclamos hacia ti. Has sido colocada sobre el marco de la puerta, a la entrada del hogar, para que lo protejas. El Roshei Tebot del nombre de Hashem, ש-ד-י , Sha-dai, escrito sobre ti, es un acrónimo de las palabras Shomer Daltot Israel ('Cuida las puertas de Israel'). ¿Cómo puede ser, entonces, que dejaste y permitiste que entre la enfermedad a la casa?!

Luego de decir tales palabras, hizo silencio por un momento y luego continuó: "Tengo, de hecho, un reclamo contra ti, pero qué puedo hacer que debo reconciliarme contigo (con la Mitzvá), por lo que pongo como condición, de ahora en más, que debes [y de hecho lo tendrás que hacer, de] proteger y cuidar este hogar, y no dejarás que ninguna enfermedad se meta aquí dentro." Al culminar sus palabras, Rab Zushe besó la Mezuzá e ingresó a la casa. Para asombro de todos los presentes, el enfermo fue recuperándose rápidamente, y de forma milagrosa.

Rabi Abraham Yaakob de Sadigura, hijo del 'Saba Kadisha' de Ruzhin dijo que es una buena Segulá contar este relato en lo de cualquier enfermo, y la Segulá consiste en que el enfermo mismo sea quien lo cuente a aquellos que vienen a visitarlo, y beez"H se recuperará y curará en mérito de los Tzadikim. Si el enfermo no conoce la historia, entonces aquel quien lo visita debe contársela, pero luego el enfermo debe volver a relatarla él mismo.

Maise: El carretero ('Baal Agole') y el extraño


Cuando el Tzemaj Tzedek le pidió a un simple carretero que se uniera a él para una comida especial, no podía entender la razón de semejante atención especial.


Por Blumah Wineberg para Chabad.org


Había una vez un adinerado hombre de negocios que era un jasid del Tzemaj Tzedek. Antes de embarcarse en cualquier emprendimiento, se aseguraba de ir al Rebe para su aprobación y bendición. Con la experiencia, había aprendido a escuchar y acatar atentamente lo que el Rebe le dijera, y así se libró de numerosas transacciones comerciales que podrían haber parecido prometedoras, pero que se habrían agriado si las hubiera tomado.

Una vez, al final de una visita, el Rebe le dijo: "La próxima vez que vengas, trae a tu 'Baal Agole' (tu conductor, tu carretero)", mencionando a la persona en particular que quería ver.

Esta solicitud tomó al visitante por sorpresa. Hasta entonces, el Rebe nunca se había entrometido en tales cosas, como quién debería ser su carretero. Y, de hecho, nunca había notado nada notable sobre aquel hombre que el Rebe ahora deseaba ver. Sin embargo, sabía que no debía cuestionar al Rebe.

Pasaron los meses y el empresario regresó a lo del Rebe. Tal como se lo instruyó, viajó con el carretero específico que el Rebe había solicitado.

"Por favor, invítalo al carretero a que venga a verme", dijo el Rebe al enterarse de que el hombre estaba en la ciudad.

El empresario se apresuró a la casa de huéspedes donde se alojaba el carretero y le contó su buena fortuna.

"¿Quién soy yo para ver a tu Rebe?", objetó el sencillo hombre, que se sentía más cómodo en el establo que en un estudio repleto de libros. La invitación lo asustó e intentó excusarse de ir.

Cuando el cliente vio que el carretero no planeaba ir con él, amenazó con no contratarlo para que lo llevara de regreso. Esto obligó al carretero a cambiar de opinión; accedió a ir.

"¡Shalom Aleijem! ¡Shalom Aleijem!", El Rebe saludó al carretero con una amplia sonrisa.

El carretero, sorprendido por el cálido saludo, quedó estupefacto cuando el venerado Rabi lo invitó a regresar al día siguiente para cenar personalmente con él.

Cuando el carretero salió de la casa, el Rebe se volvió hacia su esposa, Rebetzin Jaya Mushka, y le pidió que preparara manjares especiales y alimentos reservados únicamente para las fiestas y Jol Hamoed para que sean servidos a su invitado al día siguiente.

Mientras tanto,  la noticia se difundió sobre el simple carretero que tuvo el mérito de ser recibido como la realeza en la casa del Rebe. Muchos intentaron encontrarle una explicación a este fenómeno. Pronto, un grupo de jóvenes jasidim rodeó al carretero, exigiéndole que se les revelara.

"No tengo idea de por qué fui invitado a la casa del Rebe", dijo. “No soy ni erudito de la Torá ni Tzadik; Soy un simple carretero.

El grupo no lo soltó tan fácilmente.

"Quizás puedas recordar algún incidente especial que te ocurrió", preguntaron.

El conductor se rascó la cabeza, tratando de pensar.

"Oh, tal vez algo...", murmuró.

Los ojos de los jóvenes jasidim se iluminaron.

"¡Cuéntanos, cuéntanos!", exclamaron.

Y así, el carretero comenzó a contar su historia.

“Durante mis tantos viajes, llego a pueblos y aldeas distantes donde a veces puede haber solo una familia judía viviendo entre muchos no judíos. Más de una vez, sucedió que los judíos me preguntaban si conocía un Mohel dado que les había nacido un bebé, y en toda la zona no había Mohelim para realizar el Bris al bebé al octavo día.

“Por lo tanto”, continuó el carretero, “aprendí las leyes de Brit Milá y me entrené con un Mohel experto. Cuando viajo, llevo conmigo mi kit de brit milá. Boruj Hashem, he tenido el privilegio de hacer bastantes circuncisiones en muchas de estas comunidades remotas.

“Hace algunos meses, viajaba por un bosque y me perdí. De repente, escuché un fuerte y lastimoso llanto que me rompía el corazón. Seguí el llanto y llegué a una choza que pertenecía a un guardabosques judío. El llanto venía de su esposa. Ella me dijo que su esposo se enfermó hace ya un tiempo y estaba acostado en la cama, incapaz de moverse. Y hoy era el octavo día del nacimiento de su hijo. Su esposo se suponía que debía viajar a la gran ciudad para traer un Mohel.

"‘Ahora, sin embargo, él no puede ni moverse, ¡y no sé qué hacer!", Ella estalló en llantos nuevamente.

"‘ ¡No se preocupe, buena mujer, soy un Mohel!", Le dije. “Calmé a la mujer sorprendida. Pero ahora tenía que encontrar un Sandak para que sostenga al bebé, ya que el padre estaba demasiado débil como para sentarse y sostener a su hijo recién nacido. Salí a la ruta principal, esperando contra toda esperanza que pasara algún judío.

“De repente, poco antes de que se ponga el sol, veo a un judío caminando hacia mí.
“Salté sobre él como si hubiera encontrado un tesoro. Le conté sobre el gran honor que tendría el privilegio de tener. Al principio, se negó a venir. Pero le supliqué: ‘Un niño judío está esperando entrar en el pacto de Abraham Avinu; el padre ya está con un pie en el otro mundo; y la madre está llorando ¿Cómo puede ser tan insensible y seguir su camino?"

“Estas palabras dieron en el blanco y accedió a venir conmigo.

“Después del bris, le sugerí al invitado que se uniera a mí para la Seudá (comida festiva) para celebrar la ocasión. Sin embargo, no había un bocado de comida en la casa. Saqué mi mochila, que contenía pan y algo de queso. Nos lavamos las manos y nos sentamos a comer la Seudá Mitzvá, que compartimos con la madre.

“Luego, el invitado sugirió que llamemos al padre del niño para completar el Zimun [un quórum de tres]. Lo miré con incredulidad. "¿No puedes ver que está casi del otro lado..?" Pero este extraño invitado se acercó al padre y, en un minuto, el hombre estaba de pie, siendo conducido a la mesa por el invitado. ¡No podía creer lo que veía!

“Cuando terminamos el Birkat Hamazón, salí por un minuto para sacar algo de mi carreta. Cuando volví a la casa, no vi al huésped por ningún lado. ¡Había desaparecido por completo!

"Y esa es mi historia", dijo el carretero.

Al día siguiente, el carretero llegó a la casa del Rebe y comió una comida festiva. Uno de los hijos del Rebe compartió con su padre el sorprendente episodio que había escuchado. Al concluir la comida, el Rebe le dijo a los reunidos: "Un Yehudi que tuvo el mérito de comer en la misma mesa con Abraham Abinu, quería tener el mérito yo también de comer con él..."


Historia traducida de Bein HaDagim L’Zemirot por el rabino Zalman Ruderman, pág. 58-61

domingo, 26 de enero de 2020

Carta Semanal del Rebe: Superando desacuerdos y trabajando en conjunto

Con la ayuda de Di-s
19 Tevet, 5725 [24 de diciembre de 1964]
Brooklyn, New York.
Saludo y bendición:
La importancia y la necesidad de relaciones pacíficas y armoniosas han sido explicadas ampliamente en muchas de nuestras fuentes sagradas. Esto toma particular importancia cuando [se trata de] un grupo de personas [que] debe realizar una Mitzvá, y más aún del hecho que la Torá dice que "Sus caminos son placenteros, y todas sus sendas son paz."
Si esto es cierto en todo momento y en todas partes, cuánto más en un lugar y en un momento donde hay muy pocos observantes de la Torá. Porque en un lugar así, y en un momento así, todos los que son Shomer Torá y Mitzvot tienen una responsabilidad infinitamente mayor como uno de los pilares de la Torá, y también deben servir como un ejemplo viviente para los demás.
Por lo tanto, le escribo esta carta, como también les escribo a los demás que, junto con usted, están involucrados en los esfuerzos por difundir la Torá y las Mitzvot. Soy consciente de que cada uno de ustedes ha estado activo en esta área hasta cierto punto, pero no a la medida que podría haberse logrado si todos ustedes estuvieran unidos en una amistad más cercana, y cooperaran y coordinaran sus actividades. Soy consciente, por supuesto, de que donde hay un grupo de personas involucradas, no siempre coinciden en todo, pero esto no es nada inusual, como nuestros Sabios de la Mishná ya nos han dicho: "Las personas difieren en sus pensamientos tal como difieren en su fisonomía." Sin embargo, siempre es posible conversar y resolver las diferencias de una manera amigable, ya que todos están imbuidos de los mismos ideales y tienen el mismo objetivo en mente, de modo que tales ideales y metas puedan alcanzarse con un esfuerzo verdaderamente concertado y concentrado.
Desde la distancia me es difícil entrar en detalles; ni es necesario, ya que los detalles y las circunstancias a menudo van cambiando. Pero el objetivo sigue siendo el mismo, y considerando lo importante y vital que es tener la bendición de Di-s en estos esfuerzos, teniendo en cuenta que "la paz es el recipiente que contiene la bendición de Di-s", confío en que cada uno de ustedes abordará este asunto de todo corazón [sincera y plenamente]. Seguramente podrán entonces encontrar una manera de aunar sus recursos en su máxima capacidad y eficiencia, mientras que al mismo tiempo cada uno tendrá la oportunidad de utilizar sus capacidades particulares en la medida máxima, cada uno en su área particular, y también en aquellas áreas donde la acción conjunta es necesaria por dos o tres, etc. Como se mencionó anteriormente, debo dejarle los detalles y pormenores para que se resuelvan localmente, tal como aparecen. Lo importante, sin embargo, es la actitud. Además, se nos ha asegurado que "una persona se santifica un poco aquí en la tierra, y es santificado mucho desde Arriba." Su resolución de actuar en consonancia le abrirá inmediatamente nuevos conocimientos, y verá cuán fácilmente se puede lograr.
Estaré encantado de recibir buenas noticias sobre todo lo anterior.
Le envío mis fervientes deseos, especialmente al encontrarnos próximos al auspicioso día del 24 de Tevet, el Yortzait-Hilula del Alter Rebe. Es bien sabido, y se destaca particularmente en sus discursos Heijoltzu, publicado en el Likutei Torá, cuánto enfatizó la importancia vital de la amistad, la cooperación y el Shalom.
Con bendición,
M. Shneerson


jueves, 23 de enero de 2020

Snapshots - Anécdotas cortas con el Rebe - Desafiando el Status Quo #12

Su Rabino ya es conservador...

Número 12


Entre las tantas batallas del Rebe por la judería estadounidense, mantuvo un combate por estrictas mejitzot. Como replicó el Rebe durante el farbrenguen de Yud Beis Tamuz de 5724 (1964): “No se erige una mejitzá para dividir rebaños de cabras, para lo cual la Guemará dice que bastarían tres tefajim (puños, 18 cm.); su propósito es [más bien] separar personas, para que no se vean... "
En el verano de 5735 (1975), el presidente de un prominente Shul Sefaradi en Norte-América comenzó a insistir en que se modificara el aumento previsto de la mejitzá. El rabino se excusó ante el Rebe de que si insistía con una mejitzá válida, la comunidad podría reemplazarlo con un rabino conservador.
El Rebe respondió por escrito: "Si tú cedes jas veshalom, entonces ya están teniendo un rabino conservador..."
El rabino también sugirió que, dado que está en juego el ajdut de los asistentes, tal vez sería aconsejable aceptar las demandas del presidente.
A esto, el Rebe respondió: "Si eriges la mejitzá, habrá ajdut entonces entre ese Shul y el Rambam, el Beit Yosef, etc..."

(Lahak Weekly Sicha, Mishpotim 5773)

martes, 21 de enero de 2020

Snapshots - Anécdotas cortas con el Rebe - Desafiando el Status Quo #11

¿Dónde hacer un Bar Mitzva?

Número 11


"Se suponía que mi bar mitzvá iba a ser un evento lujoso", relata el rabino Yojanan Gurary. "Mi padre era un reconocido gvir, y si todos mis amigos pudieron pagar una cena con catering en un salón, no podía quedarme atrás.
“Al acercarse el día de mi bar mitzvá en Kislev 5725 (1964), mi padre le preguntó al Rebe qué salón alquilar. Para su sorpresa, el Rebe respondió: "Un bar mitzvá debe celebrarse en casa o en el shul."
“Obviamente, mis padres siguieron la directiva del Rebe y mi bar mitzva tuvo lugar en la Yeshiva de Bedford Avenue. A mi madre le resultó difícil 'de tragar' (resignarse a eso), así que [al menos] trajo a un pintor para que pinte la yeshiva de antemano.
“Efectivamente, la diferencia se sintió de inmediato. El ambiente fue el de un fabrenguen, con divrei Torá y nigunim. Como resultado, mis compañeros de clase siguieron el ejemplo, y todos recordamos con cariño nuestros bar mitzva's como cálidos, jasídishe fabrenguens."

lunes, 20 de enero de 2020

24 de Tevet: Maise del Alter Rebe - El Josid y Mashpia Carretero



Un ilustre y prestigioso Talmid Jajam era Reb Yosef de Bishenkovitz, toda su vida la dedicó al estudio diligente de la Torá, mientras su suegro se ocupó de ayudarlo con su sustento. Luego de quedarse viudo de su primera esposa, se dedicó a la enseñanza, como Melamed. Cuando entró a lo del Alter Rebe para pedirle una Brajá, el Rebe le indicó que se volviera a casar y lo bendijo con un hijo varón y con larga vida. Antes de retirarse, el Rebe le indicó un último mensaje: "Por el bien de tu Neshamá, es mejor que seas un Baal Agole (un carretero) que un Rab."

Salió Reb Yoisef algo aturdido, y al regresar a su ciudad le fue ofrecido un Shiduj con una mujer de una importante familia, con la cual contrajo matrimonio. Siguió dedicándose al estudio de Torá, mientras su esposa dirigía un pequeño almacén y poco tiempo después tuvieron un hijo. La felicidad de la pareja no tenía límites.

El 24 de Tevet 5573 fue el Histalkut del Alter Rebe (durante su escape de la invasión francesa, liderada por Napoleón) y fue enterrado en Haditch. Un año después, llegó una comitiva a la casa de Reb Yoisef con una invitación y solicitud de tomar el cargo de Rob de la comunidad en la ciudad de Lípoli. Mientras escuchaba a los dirigentes, resonaban en sus oídos las palabras tajantes de su Rebe  "Por el bien de tu Neshamá, es mejor que te dediques a ser un Baal Agole (un carretero) que un Rab," por lo que rechazó inmediatamente la oferta. Sin embargo, la decisión ahora le costaba muchísimo: ya siendo una persona adulta y reconocida por su propia comunidad, volverse ahora un carretero?! Sería la burla del pueblo...Pero como fiel Jasid, se dirigió a la plaza de la ciudad para comenzar a aprender acerca del oficio, de caballos...Cuando oyeron los carreteros su petición pensaron que estaba bromeando, pero el insistió en que le enseñen los gajes del oficio. Su esposa, tan recta y piadosa como él, lo apoyó en todo e incluso vendió sus joyas para poder comprarse un caballo y una carreta. Rápidamente Reb Yoisef aprendió y comenzó su trabajo, aprovechando cada momento libre para estudiar.

Pasaron dos años así. Reb Yoisef estaba haciendo uno de sus viajes cuando paró en una posada para pasar la noche. En aquella posada estaban también hospedándose una comitiva importante de uno de los Poritzim más distinguidos de toda la zona, y entre ellos, su consejero personal, un yehudi completamente asimilado llamado Salomon. Esa noche Salomon oye unos llantos proviniendo de su habitación próxima, y preocupado comenzó a revisar a ver quien necesitaba ayuda. Por el cerrojo de la puerta es que vio la escena: Reb Yoisef sentado en el piso, diciendo Tikun Jatzot a la luz de una vela. Los llantos al pronunciar las palabras de Tehilim penetraron su corazón y le trajeron en aquel preciso instante los recuerdos de su infancia: se veía a sí mismo,  Shloime Leib, cómo sus padres le dedicaron tanto en pro de su Jinuj, sus hermosos años en el Shule y el Jeider, y luego en la Yeshive, y cómo lentamente fue dejándose llevar por la corriente de los vientos de la época, abandonando a su propia familia y terminando como el consejero y secretario de un Poritz, y formando familia con una no-judía, R"L. Salomón vuelve a su habitación, más no logra recobrar el sueño. Todo lo que intentó quitarse de su cabeza durante tantos años, está ahora latente frente a sus ojos y acompañado de un fuerte sentimiento de remordimiento y arrepentimiento. A la mañana siguiente, la dulce Tefilá de Reb Yoisef llega a oídos de Salomon y minutos después pide prestado un Talis y un Tfilin, para volcar su corazón en un Davenen que se extendería por un largo rato...

Esa noche Salomon se enfermó y, bajo una fiebre muy alta, comenzaba a desvanecerse y debilitarse. Reb Yoisef fue llamado a su habitación y este le contó todo lo que pasó por su vida, y terminó diciéndole que había decidido volver por completo en Teshubá. Los médicos que vinieron a tratarlo no veían remedio ni diagnóstico positivo para su estado de salud, e incluso cuando llegó el médico personal del Poritz, que para entonces la situación había empeorado, y lo examinó, dejó claro que no quedaba esperanza alguna...

Al salir de su habitación, donde estaban allí el Poritz y demás, simplementó soltó el comentario "Pobre y desdichado Salomon. Me acabo de enterar la terrible noticia que también de su esposa escuché una tragedia, mientras estaban en un barco, se hundieron sus pasajeros y no quedaron ni rastros...." El Poritz adviritió que ni le informen al desafortunado Salomon de la noticia, pero Reb Yoisef sabía que sí era importante que lo sepa, podría reconfortarlo y fortalecerlo! Se acercó y le susurró en el oído que su Teshubá había sido recibida en el Shamaim, contándole lo sucedido... No pasaron ni un par de minutos y el enfermo terminal abrió levemente sus ojos. Desde allí comenzó una mejoría sorprendente, siendo trasladado a Vitevsk para ser atendido allí, mientras Reb Yoisef siguió su camino.

Un tiempo después, Reb Yoisef viajó a Lubavitch para encontrarse con el sucesor del Alter Rebe, su hijo el Miteler Rebe, y allí es que se encuentra con alguien que le resulta familiar... "Shloime Leib!" lo saludó con emoción, y este le contó que el Poritz le había dado un tiempo de descanso luego de lo sucedido por lo que aprovechó a escapar y venir a Lubavitch para recibir guía y orientación en su nueva vida, volviéndose un verdadero y sincero Baal Teshuba.

Cuando Reb Yoisef luego entró a Yejidut, el Rebe le dijo: "Por un acto de bien individual y particular, salvar una Neshamá, mi padre hizo de un Talmid Jojom como vos que te vuelvas un carretero. Ahora, por el bien general, de toda la comunidad, haré de este carretero un Mashpia." A partir de ahí, Reb Yoisef, "el carretero", volvió a su ciudad natal para dirigir a los Jsidim locales y su comunidad en las sendas de Jasidut y Avodat Hashem.


viernes, 17 de enero de 2020

Carta Semanal del Rebe: Vacaciones de verano





Con la ayuda de Di-s
Sivan, 5712
[Mayo de 1952]
Brooklyn, Nueva York.
Para los estudiantes y alumnos escolares judíos, de todas partes!
Di-s los bendiga a todos!
Saludo y bendición:
Se acerca el tiempo de vacaciones, donde se liberan jóvenes y chicos, niños y niñas de las Yeshivot, Talmud Tora's, colegios, Day-Schools, etc., para un largo receso de verano.
La importancia de unas tranquilas vacaciones es obvia. Sin embargo, ciertos aspectos del tiempo de vacaciones deben ser analizados cuidadosamente. ¿Es el tiempo de vacaciones una interrupción del estudio, o es una transición de una forma de actividad a otra?
En todas las formas de vida, no existe la interrupción de la vida, seguida [luego] por un comienzo completamente nuevo, ya que la interrupción de la vida es la muerte y no puede servir como un período de descanso temporal. [Sí] Puede haber una transición de una forma de actividad a otra, pero no una interrupción o suspensión.
Por ejemplo: los dos órganos más vitales de nuestro cuerpo son el corazón y el cerebro. El corazón es la sede principal de la vida "física"; el cerebro es el centro principal de la vida "intelectual". Dado que el corazón y el cerebro [son los que] tienen el control supremo del cuerpo, se los llama "los Soberanos del Cuerpo". Ahora, estos órganos no solo no dejan de funcionar en un cuerpo vivo, sino que ni siquiera experimentan un cambio radical en su modo de actividad. Y dado que las acciones de los otros órganos son dirigidas por la actividad del corazón y el cerebro, se deduce que los demás órganos del cuerpo, aunque parezcan estar en un estado de inactividad, como en el caso del sueño [al dormir], en realidad no dejan de trabajar.
Esto es aún más obvio en el caso de la respiración. Encontramos que durante el sueño la respiración disminuye [se ralentiza] considerablemente, pero nunca se detiene, ya que el "aliento de vida" siempre debe estar allí.
Del mismo modo, en el caso de estudiantes, niños y niñas, estudiando nuestra Torá, Torat-Jaim: "La Ley de Vida", unas plácidas vacaciones no significan la interrupción y el cese de Torá y Mitzvot, Di-s libre. Significa sólo otra forma de avanzar en su curso de estudio, un período durante el cual renuevan sus habilidades mentales y aumentan sus capacidades para un estudio más intensivo más adelante.
Por lo tanto, amigos míos, traigan luz y santidad a su tiempo de vacaciones, recordando siempre que es un momento de preparación a fin de mejorar la calidad y la cantidad de sus estudios durante el tiempo lectivo [de estudio] por venir. Pero que no permanezca así solo en sus pensamientos e intenciones; estén siempre unidos a nuestra sagrada Torá en sus acciones y conductas cotidianas. Que no pase un solo día sin el "aliento de vida" provisto por la "Torá de Vida". Que todos tengan designado tiempos fijos para el estudio de Jumash, Mishná, Guemará, y así sucesivamente, cada uno de acuerdo con su estándar de educación de la Torá.
En este momento, deseo que todos los que estén decididos a utilizar sus vacaciones de esta manera productiva "viva", tengan mucho éxito, tanto durante las vacaciones, como al regresar al estudio normal más adelante.
 Con bendición,
M. Schneerson

jueves, 16 de enero de 2020

Snapshots - Anécdotas cortas con el Rebe - Desafiando el Status Quo #10

Comodidades materialistas 

Número 10


En el verano de 5720 (1960), un Josid le escribió al Rebe para compartir las buenas noticias que había comprado y se había mudado a una nueva casa en Newark, NJ.
En una carta del 5 de Elul, luego de dar su Brajá por la mudanza, el Rebe le advirtió que tenga cuidado con, lo que el Rebe denominó, "balebatishe hanojes" (hábitos o costumbres materialistas) que tiran abajo a una persona.
“Me han llegado las pruebas más que dolorosas, que tú, tu cuñado y otros han alcanzado esta escala: estás contento con tus estudios de nigle y jasidus y tu Avodat Hatefilá. También encuentras tus hafatzat hamayanot llevándose a cabo satisfactoriamente.
Es solo que, dado que una persona debe naturalmente avanzar, te has asegurado de progresar en toda y cada una de las áreas de lujos corporales, incluyendo una agradable siesta por la tarde..."
El Rebe concluyó sin rodeos: "¿Es realmente el propósito del descenso de tu Neshamá a este cuerpo para semejante "ascenso?"

miércoles, 15 de enero de 2020

Shiur Rab Osher Farkash Shemot y 70 años de Yud Shvat


Shiur Parashat Shemot: Gueulat Mitzraim y Gueulat Mashiaj - ¡70 años!"

lunes, 13 de enero de 2020

Snapshots - Anécdotas cortas con el Rebe - Desafiando el Status Quo #9

Una Jásene Americana 

Número 9

En 5719 (1959), el Rebe le dijo a Reb Nisan Nemenov lo siguiente en yejidus, y le pidió que lo publicara:
“No estoy contento con el estilo de vida de los jasidim [aquí] en América [Estados Unidos]. Una jasune solía ser un evento pequeño y cálido, donde todos contribuían en algo, haciendo algo de comida, etc. por lo que todos se sentían parte de la simja. Aquí, sin embargo, la jasune debe celebrarse en un salón, lo que agrega también tensión financiera sobre el anfitrión.
“Luego, existe la presión sobre los invitados de traer un regalo, lo que deja en compromiso a un amigo que no puede pagarlo, ya sea si asistir sin un regalo o el pedir prestado dinero. Incluso si un josid está dispuesto a tragarse su orgullo y venir sin un regalo, su esposa no lo aceptará. Y entonces él se endeudará...
“Finalmente, está la disposición de las mesas. Aquí, el anfitrión debe ubicar a todos de acuerdo con su estatus social, sin ofender a nadie. Esto también agrega tensión adicional sobre el Baal Hasimje. Uno puede imaginarse qué tipo de jasidishe farbrenguen puede tener lugar en semejante entorno.
“Obviamente no puedo decirle a nadie que actúe de manera diferente; que sea él el extraño... "

domingo, 12 de enero de 2020

Maise: Verdadera sumisión y entrega a un Rebe



El Alter Rebe una vez envió un mensajero para transmitir un mensaje a dos de sus jasidim, que vivían cerca el uno del otro en la misma ciudad. El mensajero viajó a la ciudad y visitó al primer josid, diciéndole: "El Rebe me envió a decirte que está necesitando fondos [para una de sus actividades.]"

"¿Cuánto dinero necesita el Rebe?", preguntó el josid.

"No especificó una cantidad", respondió el mensajero. "Simplemente me indicó que te diera este mensaje".

"Si ese es el caso", dijo el josid, "por favor espere unos momentos, y reuniré algo de dinero para el Rebe".

El josid buscó en su casa y reunió todo el dinero que tenía disponible. Poniéndolo en un sobre, se lo entregó al mensajero y dijo: “Este es todo el dinero que tengo en este momento. Por favor llévelo al Rebe, y veré qué más puedo hacer."

El mensajero recibió el dinero y luego se dirigió al segundo josid. Una vez más, fue recibido con el mayor respeto, y repitió el mensaje del Rebe: "El Rebe me envió para decirte que necesita fondos."

"¿Cuánto dinero necesita el Rebe?", Preguntó el josid.

"No especificó una cantidad", respondió el mensajero. "Simplemente me dio instrucciones que te diera este mensaje."

"Si ese es el caso", dijo el josid, "viajaré al Rebe mañana y le preguntaré cuánto necesita, y le daré lo que me pida."

El mensajero dejó la ciudad y regresó al Alter Rebe. Cuando llegó, le dio un único sobre, identificando al Josid que se lo había dado.

"¿Y qué del segundo individuo?", Preguntó el Alter Rebe. "¿Lo visitaste también y transmitiste el mensaje?"

"Sí, lo hice", respondió el mensajero. "Sin embargo, dijo que como no sabe cuánto dinero necesita el Rebe, vendrá aquí mañana y le preguntará él mismo al Rebe. Está preparado para dar la cantidad y monto que el Rebe especifique.

"La única pregunta es", dijo el Alter Rebe en voz baja, "¿será eso antes o después del incidente?"

Desconcertado por las crípticas palabras del Rebe, el mensajero salió de la habitación del Rebe y se fue a su casa.

A la mañana siguiente, el primer josid se despertó y viajó de inmediato al Rebe para preguntarle si había algo más para hacer. Cuando entró en la habitación del Rebe, el Rebe le dijo: "Debes mudarte de tu ciudad a una nueva ubicación."

Al escuchar estas palabras, el josid regresó de inmediato a casa y vendió o regaló gran parte de sus pertenencias. Luego cargó su carreta con algunos elementos esenciales y comenzó a viajar, sin saber a dónde ir y qué se suponía que haría. "Ciertamente recibiremos algún tipo de señal que nos mostrará dónde establecernos", dijo a su familia. "Mientras tanto, debemos obedecer las instrucciones del Rebe y marcharnos."

El segundo josid también se despertó temprano esa mañana con planes de viajar al Rebe. Sin embargo, razonando que no era apropiado viajar antes del davenen, primero fue al shul a hacer Tefilá. Después del Davenen, se fue a su casa, desayunó, instruyó a sus empleados sobre lo que debían hacer en su ausencia, tomó una cantidad considerable de dinero para el Rebe y comenzó a prepararse para partir.

Cuando estaba a punto de subir a su carreta, una tormenta repentinamente estalló y un rayo golpeó una casa cercana. En apenas breves momentos, toda el área se convirtió en un furioso infierno. El segundo josid apenas logró salvar su vida y la de su familia, mientras que el primer josid, que ya había abandonado la ciudad, permaneció completamente intacto.


El Rebe Maharash le contó esta anécdota a su hijo, el Rebe Rashab y concluyó:

“Ambos jasidim estuvieron ansiosos por cumplir con la solicitud del Alter Rebe, pero hubo una diferencia significativa entre los dos. El primer josid sabía que escuchar al Rebe es primordial, y uno debe escuchar las palabras del Rebe incluso si no las comprende y no puede entenderlas. El segundo josid también sabía que uno debe escuchar al Rebe.

Sin embargo, su escucha y acatamiento seguía a su comprensión. Una vez que supiera exactamente lo que quería el Rebe, estaba preparado para cumplir con todas sus solicitudes, pero su compromiso estaba basado en su comprensión.”

jueves, 9 de enero de 2020

Carta Semanal del Rebe: Consejo a un psicoterapeuta



Acuso el recibo de su carta del 27 de tevet, la cual me acaba de llegar. Usted pide bendición y consejo respecto de [los esfuerzos para la sanación psicológica)...
La mencionaré en plegaria y por bendición en el santo lugar de reposo de mi suegro, el Rebe, para que tenga éxito en el tratamiento del paciente mencionado así como de todos los demás pacientes a los que asiste.
Con respecto a su búsqueda de consejos: Esta es, después de todo, su profesión, y “No hay nadie más sabio que aquel con experiencia.
Es particularmente difícil ofrecer consejo desde lejos, dado que las condiciones del país, la familia, etc., guardan una relación directa con la situación. Los que observan las circunstancias de cerca están siempre más capacitados y tienen más experiencia para llegar a una forma de terapia.
No obstante, dado que usted ya me ha escrito, y todo es por providencia Divina, deseo enfatizar algo que he presenciado en numerosas oportunidades en casos parecidos:
En la mayor parte de las situaciones similares, un método decisivo y efectivo -que, para mi asombro no se emplea, al menos no tanto como debiera hacérselo-, es el de hesej hadaat, hacer que el paciente aparte la mente por completo de la consideración de aquellos pensamientos [negativos]. 
Cuanto más logre el paciente dejar de pensar y obsesionarse en aquello, que es la causa de sus problemas, mayor será la aptitud de funcionar de los poderes de sanación naturales y los otros aspectos positivos y curativos con una intensidad acrecentada y producir la curación.
Debido a las circunstancias especiales de quienes se encuentran afligidos de este modo, no siempre se puede tener éxito al hablarles abierta y directamente sobre la necesidad de librarse de estos pensamientos. No obstante, lo más importante es que real y concretamente dejen de pensar en aquellas cosas, en realidad no importa cómo llevarlo a cabo. Esto, por consiguiente, también puede lograrse haciendo que se ocupen en algo que no guarde relación alguna con su estado de salud.
A fin de producir esto en hechos concretos, es necesario hacer que lleven a cabo acciones que conduzcan a la gratificación psíquica personal, como hacerle un favor a otro (algo que en todo caso es aceptable para todos y por consiguiente no debiera ser difícil convencerlos de que lo hagan]).
Esto es particularmente así en nuestros tiempos, cuando la inestabilidad es sumamente grande y las necesidades individuales sumamente numerosas. Es relativamente sencillo encontrar un modo para que estos individuos ayuden a otros (acciones que estén en consonancia con las [necesidades del] lugar y las [necesidades del] individuo que necesita tratar).
Un aspecto adicional de este modo de conducta es el hecho de que hacerle un favor a otro no solo es bueno en si mismo, sino que lleva consigo su propia recompensa; una recompensa verdaderamente grande por una mitzvá.
[Esta recompensa es,] en las palabras de nuestros Sabios, de bendita memoria: "Más que lo que el dueño de casa hace por el pobre [proveyéndolo de sus necesidades,] el pobre hace por el dueño de casa (proveyéndolo de la oportunidad de dar Tzedaká]".
Hay más para decir sobre este asunto, pero estoy seguro de que para usted lo anterior será suficiente...
(Likutei Sijot, Vol . 26, pág. 323)



miércoles, 8 de enero de 2020

Shaarei Neguina: Los Nigunim de R' Shloime Tchasniker

Parte I

Cuando el Josid Reb Shlomo Tchasniker (llamado así por su ciudad) era un pequeño niño, perdió trágicamente la vista. Siendo que no podría aprender mucho con tal desventaja, su padre se ocupó de que estudiara música e instrumentos musicales. El joven Shlomo era muy talentoso y, además de su hermosa voz, era un compositor natural. Tomó especial interés en el violín y, a pesar de su ceguera, encontró consuelo en los sonidos celestiales que emitía su instrumento.

Aunque su padre no era un josid, había oído hablar de la grandeza del Alter Rebe y decidió entonces llevar a su hijo hacia él para recibir una brajá. Cuando el joven entró en la habitación de Yejidus, el Rebe Alter abrió un Zohar que yacía sobre la mesa y ordenó al niño ciego que lo leyera.
Al principio solo podía ver imágenes contorsionadas, pero cuando el Rebe le ordenó una vez más que leyera en voz alta, sus ojos se abrieron repentinamente y pudo ver claramente. El padre de Shlomo estaba maravillado por el milagro que acababa de presenciar abiertamente. En ese mismo momento, decidió dejar a su hijo junto al Rebe Alter para que estudiara con él y se convierta en su josid. Esta es la historia de cómo Reb Shlomo se convirtió en un devoto josid del Alter Rebe y de las sendas del jasidus.

El Alter Rebe alentaba a sus Jasidim a que aprendan nigunim, enfatizando que es una de las partes fundamentales de Jasidus. Organizó un grupo de menagnim que cantaran para él. Contando con inmensos talentos musicales, se le pidió a Reb Shlomo que se uniera a este grupo.

Hubo un cierto período de tiempo en el cual el Alter Rebe estaba encerrado en su habitación, como desanimado y cabizbajo. Los Jasidim intentaron todo tipo de métodos para animar su espíritu, sin éxito. Finalmente, Reb Shlomo se acercó a la ventana del Rebe y comenzó a tocar una hermosa melodía en su violín. Al escuchar la hermosa música que provenía del instrumento vertiéndose en su ventana, el Rebe Alter salió al balcón, cerró sus ojos y comenzó a decir Jasidus sobre el Pasuk "ויקחו לי מנגן והיה כנגן המנגן ותהי עליו יד ה' י".
Este Pasuk describe cómo el espíritu de Elisha Hanabi estaba muy apagado y desanimado y trajeron ante él un músico y cuando comenzó a tocar la Shejiná moró sobre Elisha. El Alter Rebe se estaba refiriendo a lo que Reb Shlomo acababa de lograr.

En la famosa "boda de Zhlobiner", cuando la nieta de Alter Rebe se casó con el nieto de Reb Levi Itzjak Berdichover, Reb Shlomo tocó su violín mientras los dos Tzadikim bailaban. Después del baile, Reb Levi Itzjak se le acercó y le dijo, (por el mérito haber tocado para mí) "¡mírame a los ojos y nunca más volverás a tener "Majshavot zarot!"

***


Reb Shlomo Tchasniker compuso varios nigunim que cantaba en diferentes ocasiones.

 ניגון היחידות

El más famoso de sus Nigunim es el Nigun Hayejidus.

Antes de que un Josid entre en la sala del Rebe para Yejidus, donde revelará allí lo que le molesta y perturba a su Neshama y solicitará consejo en su Avodat Hashem, debe prepararse. Esto se hace purificándose y llevando a cabo un minucioso "Jeshbon Hanefesh" a través del cual despierta sus sentimientos más profundos por Teshuvá y busca ascender a una vida más elevada y más espiritual. Es durante esta larga contemplación y reflexión que una melodía surge de sus labios, una canción llena de sentimiento que expresa la situación actual de su Neshamá.

Es con esta idea que Reb Shmuel Zalmanov, en su introducción a este Nigun en el Sefer Hanigunim, describe los sentimientos expresados ​​en esta melodía. De hecho, si prestas mucha atención, podrás escuchar y percibir cómo las notas suben más y más y luego descienden, suben y bajan, suben y bajan, acompañando la meditación previa a un Yejidus, preparándose para pararse frente a la venerada presencia del Rebe.

Una composición personal

Parece que hay muchos "Nigunei Yejidus", porque cada Josid tenía "su" Nigun que cantaba, expresando sus propios sentimientos privados mientras se preparaba para entrar en la habitación del Rebe para Yejidus. El del Sefer Hanigunim es de Reb Shlomo Tchasniker y hasta la fecha es el único que se conoce como "Nigun Ha'yejidus".

En una carta que el Maskil Shimon Ha’kofer escribió a sus superiores, los jefes del movimiento de la Haskalá, decribe allí allí los diferentes nigunim que los Jasidim cantaban, uno de ellos es el nigun Hayejidus.

Aquí para escuchar el Nigun:


Y Aquí otra versión, instrumental del Álbum Neimot Jabad

viernes, 3 de enero de 2020

Anécdota de Hey Tevet - ¿Tienes una relación directa con Di-s?






En Hei Teives 5747 llegó la noticia de que "Didan Notzaj", el Rebe y los Jasidim habían ganado: los Sforim serían devueltos a 770. Al día siguiente, el Rebe declaró una asombrosa sijá en la cual alentaba a los Jasidim a que escriban cartas y las envíen a la secretaría del Rebe, prometiendo que las  llevaría al Ohel. En cuanto a los que vivían lejos, el Rebe indicó que lleven sus cartas a las tumbas de Tzadikim enterrados cerca.

En aquella Sijá el Rebe utilizó un lenguaje extraordinario, y el Rebe le dijo a la gente que "pidan lo que deseen, ya que le están escribiendo a Hashem, a través del Nosi Doreinu". La respuesta fue enorme; La máquina de fax de 770 recibía ininterrumpidamente cartas y pedidos de todo el mundo. Independientemente de si te considerabas un Josid, o incluso religioso, no querrías perder esta oportunidad excepcional.

Después de escuchar la sijá en Sidney, Australia, el rabino Mordejai (Motty) Hasofer regresó a su casa entusiasmado e inmediatamente compartió la noticia con su esposa Devorah. Percatándose de que esta era una oportunidad única, ambos decidieron pasar la voz a todos sus familiares y conocidos, alentándolos a sumarse y escribir al Rebe.

A medida que pasaba el día, un montón de cartas, sobresalían en la mesa del comedor de los Hasofer's. Los miembros de su familia junto con amigos y mekurovim habían seguido a su llamado de escribir al Rebe. Sin embargo, la señora Hasofer estaba bastante molesta, que a pesar de que habían convencido a muchos de que escribieran al Rebe, incluyendo escépticos y cínicos, a su propio padre esto le parecía demasiado extraño y no veía necesidad de ser parte.

El Sr. Peter Dyce, junto con sus padres, llegó a Australia desde la Europa de antes de la guerra salvándose del Holocausto. Luego de observar el avance del movimiento fascista, su padre predijo los tiempos difíciles que les esperaba a los judíos, y decidió que no tenía más remedio que escaparse. Desafortunadamente, no pudo convencer al resto de su extensa familia, de la cual muchos perecieron a manos de los nazis. Un terrible sentimiento quedó en el corazón de sus padres, y ese sentimiento fue transmitido a su hijo.

Como resultado - a pesar del gran respeto que le tiene a su hija y más tarde a su hijo de haberse vueltos religiosos - siempre que el tema del judaísmo y la fe en Di-s surgía en su casa, escuchabas su frase: "¿Pero dónde estuvo Di-s en el Holocausto?"

Insistiendo por que su padre amerite esta oferta única, la señora Hasofer fue a la casa de su padre para convencerlo de que escribiera. Se negó rotundamente. Después de mucho tiempo, con el sol ya empezando a ponerse, llegaron a un acuerdo; él le diría su deseo y ella lo escribiría por él.

Siendo su pasatiempo y hobby, el señor Dyce iba a pescar al día siguiente y decidió pedir una salida de pesca exitosa. "Querido Di-s", le dictó. "Mañana, a las cuatro de la mañana estoy yendo a pescar y quiero tener más éxito que nunca".

Esperando que su padre pida por asuntos más elevados, la señora Hasofer estaba decepcionada por lo que quería. Sin embargo, ella respetó su solicitud e incluyó su carta con las otras que habían juntado.

Hacia la medianoche, cuando los últimos invitados abandonaron su hogar, el rabino Hasofer y su hermano Naji (Menajem) fueron al cementerio de Sidney para dejar el paquete de cartas en la tumba del Rab Asher Abramson, quien fue un gran Jasid y Av Beis Din; luego de una sincera tefilá de que los pedidos fueran aceptados favorablemente, se fueron a casa.

Alrededor de las seis de la mañana, mientras todos dormían, siguiendo el agotador día anterior, se escucharon golpes en la puerta de la casa Hasofer. Corriendo hacia la puerta, asumiendo que esto debía ser una emergencia, se sorprendieron al descubrir que era el padre (de la Sra. Hasofer), allí parado presentando un aspecto sumamente emocionado.

Lo recibieron y se sentaron en la mesa de la cocina, esperando con curiosidad que hablara. Después de calmarse un poco, dijo: "Les diré algo asombroso que, si no lo hubiera experimentado en carne propia, no creería que cosas como estas podrían suceder."

“Como siempre, Richard y yo salimos a pescar durante la semana. En el camino hacia el mar, vimos un gran barco italiano con una gran tripulación y redes tendidas en el agua y los saludamos con la mano. Encontramos un lugar para detenernos y ambos tomamos posiciones en lados opuestos del bote, luego sucedió algo asombroso. Pesqué un pez grande y gordo, que nunca antes había pescado algo así. Mi amigo no atrapó nada. Esto sucedió una y otra vez. Arrojaba mi caña al agua y poco después salía un pez gordo, ¡mientras mi amigo no atrapaba nada!

“Al principio solo reímos y bromeamos, pero cuando pasó más tiempo y Richard todavía estaba sin haber agarrado un solo pez, algo me dijo que esto no era suerte.

"Comenzó a enojarse. Su ego estaba siendo herido. Decidimos cambiar de lugar y, sorprendentemente,  pescaba uno tras otro, y de los grandes, mientras que la suerte de Richard no cambió. En cierto momento conecté esto con el pedido que había hecho la noche anterior."

"Traté de explicarle a Richard que no hay razón para que esté celoso, ya que mi suerte era en realidad una bendición que le había pedido a Di-s, pero él no me creía y pensaba que solo estaba tratando de consolarlo por su mala suerte. Después de sólo dos horas nuestro barco ya quedó lleno y listo para regresar.

“En el camino de regreso vimos el barco italiano acercándose hacia nosotros rápidamente. Tratamos de evitarlo, pero el barco era mucho más rápido y nos alcanzó. Cuando estaban a una cierta distancia de audición, el capitán italiano nos gritó: "¿Cómo hicieron para atrapar tantos peces?! ¿Tienes una línea directa con Di-s? Hemos estado tratando de pescar algunos peces ya hace varias horas y apenas atrapamos algo. Ahora regresamos a la costa sin nada.”

"Miré a Richard y, de repente, me invadió un miedo interno al que no estaba acostumbrado. Estaba repentinamente shockeado de la idea de que hay un Di-s en el mundo y mi asombroso éxito estaba relacionado con la carta que había escrito el día anterior."

Después de escuchar su increíble experiencia y sintiéndose igualmente sorprendidos, el Rabino y la Sra. Hasofer lo siguieron al Sr. Dyce hasta su bote. Al mirar allí, vieron un bote lleno y cargado de pescados enormes, ¡todos notablemente kosher!

Con tanta carnada, el Sr. Dyce compartió su pesca con familiares y amigos, compartiendo con cada uno de ellos la historia de su increíble experiencia.

Unos pocos Shabatot más tarde, el Sr. Dyce relataba a su familia que había escuchado niños lubavitchers conversando entre ellos diciendo: "Hay un hombre que podría haber pedido lo que sea y todo lo que pidió fue pescado..."

***

Recibido vía WhatsApp por el propio nieto del Sr. Dyce.

***

Aquí un breve video (en inglés) de la Sijá en la cual el Rebe dice que es un momento oportuno, Et Ratzón, y luego el Rebe llevando todo un pilón de cartas y metiendo en el auto las cartas de todo el mundo: 




jueves, 2 de enero de 2020

DIDAN NOTZAJ! - Videos [completo]















miércoles, 1 de enero de 2020

La historia de Hey Tevet - Un Yud Tet Kislev contemporáneo - Parte 2


JasidiNews se complace en presentar una reseña de lo que fue e implica la grandiosa fecha de Hei Tevet para el Jasid contemporáneo. Segunda Parte.


Fuente: A Chassidisher Derher, Tevet 5775.



En conclusión

De todas las palabras del Rebe durante Jánuca, discernimos claramente que el Rebe veía el caso de los Sforim como un asunto celestial similar a Yud Tes Kislev.

El Rebe continuamente citó la historia del Alter Rebe, aplicando sus enseñanzas a la situación actual, llamando a un aumento considerable y notorio en la hafatzat hamaayanot y un incremento en todas las actividades de Jabad y en los Batei Jabad. Así como se le dijo al Alter Rebe que aumentara exponencialmente su enseñanza y difusión de Jasidut, el Rebe emitió repetidamente un llamado para utilizar este asunto como una indicación y oportunidad de expandir las actividades de Jabad, y de llevarlas a las mas grandes escalas.

En lo que parecía ser una batalla espiritual contra el mal, el Rebe mencionó continuamente que, debido a la densa oscuridad del galut y las dolorosos sucesos negativas del pasado reciente, debemos aumentar en alegría; porque la alegría rompe los límites y traerá salvación.
Claramente, el Rebe estaba orquestando una serie de “batalla” espiritual que lleve a un buen final.

Hei Tevet

Hei Tevet 5747. ¡Didan Notzaj! La noticia se extendió como un fuego forestal por todo el mundo Lubavitch y corrientes de Jasidim dirigiéndose a Nueva York para estar con el Rebe en esta ocasión tan especial.

El mismo Rebe se sumó a la celebración, llevando a cabo la Tefilá de Minjá en el gran Shul abajo y diciendo una sijá en cada uno de los siete días que siguieron.

Curiosamente, en la primer sijá después de minjá en Hei Tevet, el Rebe volvió a mencionar la historia del encarcelamiento de Alter Rebe, aplicando su lección a la historia de Hei Tevet también.
Al igual que el Alter Rebe entendió dónde mejorar y acrecentar basándose en las acusaciones en su contra, nosotros también debemos sacar una conclusión similar. Se nos ha acusado de estar "inactivos" y de no usar los sforim y manuscritos de Jasidut. Esta afirmación obviamente no tiene ningún sentido; como se ve de lo tanto que hemos logrado en estas áreas en las últimas décadas. Desde que el Frierdiker Rebe llegó a los Estados Unidos, la hafatzat hamaayanot y difusión de Idishkait alcanzaron mayores escalas. Sin embargo, se nos presentaron estos reclamos be'hashgaja pratit, para que incrementemos nuestras actividades incluso más que hasta ahora.

Hablando del incremento en hafatzat hamaayanot que se espera de nosotros ahora, después de la victoria, el Rebe usó términos como שלא בערך מערער -- incomparablemente más y de mayores dimensiones que antes.
Así como la enseñanza y difusión de Jasidut del Alter Rebe cambió y creció dramáticamente después de su liberación, marcando el comienzo de una nueva era conocida como "נאך פעטערבורג", el Rebe no sólo convocaba a un aumento en la hafatzat hamaayanot después de la victoria, sino al inicio de un período completamente nuevo en este sentido.


Que todas las naciones vean

Un factor clave en la historia de la victoria de Hei Tevet fueron las famosas palabras dichas por la Rebetzn en su testimonio; que su padre, el Frierdiker Rebe, y todo lo que poseía, pertenecía a los Jasidim.
Poco después de la shivá por la Rebetzin en el año 5748, el Rebe habló de su colaboración a la victoria del caso judicial. En una sijá del 2 de Adar 5748 el Rebe dijo:
"Con respecto a la historia de Yud Tes Kislev, el Alter Rebe enfatizó en su carta que su liberación fue grandiosa y maravillosa a los ojos de las naciones del mundo...
De manera similar, la nifteres [la Rebetzn] respondió de una manera que impresionó incluso a los no judíos, diciendo que su padre, el [Frierdiker] Rebe, junto con todos sus sforim, pertenecen a los Jasidim. Esto provocó que los no judíos lo afirmaran en su veredicto también...”

Este sentimiento también tiene un paralelo con un factor clave en la historia de Yud Tes Kislev:
En la carta a la que hace referencia en aquella sijá, escrita poco después de su liberación, el Alter Rebe destacó que la grandeza del milagro fue justamente el hecho de que ocurrió ante los ojos de los ministros de las naciones, trayendo así un gran kidush Hashem.

Un Yom Tob establecido 

Como fuera mencionado, todo lo anterior culminó con el establecimiento de Hei Tevet como un Yom Tov por parte del Rebe; un yom segula y un et ratzon.
De hecho, al hablar sobre Hei Tevet en los años siguientes, el Rebe incluso afirmó que este Yom Tov tiene un 'mandamiento' especial: comprar y reparar sforim.

Teniendo en cuenta todas las palabras del Rebe durante el caso judicial, especialmente durante Jánuca 5746, y cómo el Rebe comparó constantemente esta historia con Yud Tes Kislev, y que continuó hablando de esta manera incluso después de la victoria en Hei Tevet, como así también el llamado a la acción incitado a su paso, concentramos ahora un nuevo aprecio por el verdadero significado del Yom Tov de Hei Teves.
En pocas palabras, Hei Tevet es el Yud Tes Kislev del dor hashvii.

A Gut Yom Tob!!